Covid no solo daña los pulmones, tu corazón también podría ser afectado.

La covid-19 afecta más que al sistema respiratorio. En un grado severo, puede causar diversos problemas en el corazón, como miocarditis (hinchazón del músculo cardiaco). De acuerdo con información del Hospital Metodista de Houston, este padecimiento también es capaz de ocasionar inflamación en el revestimiento de los vasos sanguíneos, los cuales transportan la sangre y los nutrimentos a todo el cuerpo.

Pero hay otras formas en que la afección puede dañar a este órgano. A través de dos estudios realizados por especialistas del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, se descubrió que las personas con neumonía severa, provocada por covid, llegan a desarrollar (aunque no es una regla) tres condiciones: hipertensión pulmonar, disfunción del ventrículo derecho y alteración del acoplamiento del ventrículo-arterial derecho, mismas que elevan su riesgo de mortalidad.

Afectación a pulmones

Una de las alteraciones causadas por neumonía severa, debido a la  covid-19, es la hipertensión pulmonar. “Esta condición, que se caracteriza por una elevación en la presión de las arterias pulmonares, suele causar mucha dificultad respiratoria. Por lo tanto, la capacidad funcional de las personas se limita mucho.

“Entre sus síntomas están la falta de aire, fatiga, mareos, dolor de pecho ocasional, y labios y dedos azules”, explica Enrique Gómez Álvarez, académico de la división de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y jefe de la División de Cardiocirugía del Centro Médico Nacional ‘20 de Noviembre’, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

De acuerdo con el especialista, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 produce un estado inflamatorio grave que aumenta la dificultad de intercambio de oxígeno en pacientes con hipertensión pulmonar. Por ende, estos tienen mayores necesidades de dicho gas para mantenerse estables.

“La mortalidad de una persona con hipertensión arterial pulmonar y covid-19 que requiere hospitalización es mucho más alta que aquellas con este último padecimiento pero que no manifiestan hipertensión arterial pulmonar”, subraya Guillermo Cueto Robledo, médico internista y jefe del departamento de Urgencias Cardioneumológicas del Hospital General de México.

Indirecto al corazón

La parte derecha del corazón guarda un vínculo muy estrecho con los pulmones. El ventrículo derecho se encarga de bombear sangre a la arteria pulmonar, la cual llega a los órganos de la respiración. Ahí, esta sustancia se oxigena y regresa hacia la aurícula izquierda y, posteriormente, al ventrículo izquierdo. Después, todo ese líquido oxigenado se conduce al cerebro, pulmones, riñones, entre otros órganos.

Es por ello que, cuando se enferman los pulmones, hay una repercusión en esta cavidad con el paso del tiempo. “Hasta hoy, se sabe que el tercer órgano más afectado por la covid es el corazón. Además, se tiene registro de que daña más al ventrículo derecho que al izquierdo.

“En específico, produce dos problemas en el ventrículo derecho: uno es la dilatación y otro, su disfunción, la cual debe entenderse como una contracción anormal, de manera más débil”, detalla Cueto Robledo, intensivista con alta especialidad en Cardioneumología.

Al respecto, el especialista asegura que la presencia de estas dos alteraciones (tanto la dilatación como la disfunción del ventrículo derecho) en un paciente con covid-19, implica 20% más probabilidades de morir que en aquellos que no reportan ambas características.

“Cuando hay una afectación en los pulmones, como sucede en el caso de la  covid-19, aparecen diferentes síntomas como dificultad para respirar, exceso de tos, fiebre, así como deterioro en la saturación de oxígeno. Obviamente, esto repercute en el corazón derecho y se presenta una disfunción de esta cavidad como consecuencia del daño que provoca el virus”, dice Enrique Gómez Álvarez, especialista en enfermedades cardiometabólicas.

Más efectos secundarios

La tercera posible alteración ocasionada por la neumonía severa, a causa de la  covid-19, es la del acoplamiento del ventrículo-arterial derecho.

“La manera de analizar éste fue a través de un parámetro que valora la función del ventrículo derecho, conocido como TAPSE, además de medir la presión sistólica de la arteria pulmonar mediante la variable PSAP.

“Si, al obtener la relación de estas dos, el resultado era menor a 0.32, esto nos indicaba que el ventrículo derecho no se estaba acoplando a la poscarga alta que le generaba la arteria pulmonar, debido al daño severo asociado a la covid-19 a nivel respiratorio”, dice García Cruz.

Las complicaciones en los diferentes órganos, derivadas de esta alteración, afectaban directamente la sobrevida del paciente. De ahí la importancia de analizar las variables dentro del estudio efectuado por especialistas del Instituto Nacional de Cardiología ‘Ignacio Chávez’.

Como parte del seguimiento a los pacientes estudiados, se detectó que entre 15 y 20% de quienes desarrollaron neumonía grave tuvieron como consecuencia una alta probabilidad de hipertensión pulmonar. Para establecer las secuelas a largo plazo y lograr un diagnóstico certero, se debe hacer un cateterismo cardiaco derecho. Además, las personas pueden presentar disautonomía (falla del sistema nervioso central autónomo), daño miocárdico y, en menor frecuencia, derrame pericárdico.

MÁS ALLÁ DE LA COVID-19

Tanto la hipertensión pulmonar como la disfunción del ventrículo derecho pueden presentarse en personas no contagiadas con esta enfermedad. Por ello, es importante conocer sus causas comunes, además de las señales de alerta para acudir con el especialista a realizarse una valoración.

Un mayor riesgo de disfunción del ventrículo derecho se asocia a pacientes con: Neumopatía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema o fibrosis pulmonar. Tabaquismo intenso, el cual va a ocasionar daño pulmonar. Obesidad mórbida, la cual produce apnea obstructiva del sueño. Antecedentes de tromboembolia pulmonar. Cardiopatías congénitas, que son una causa frecuente de disfunción ventricular derecha e hipertensión pulmonar.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s