Salamanca: violencia, inseguridad y pandemia impiden el comercio en el bulevar Faja de Oro.

La situación económica y la inseguridad no dejan que los negocios que se instalan sobre el bulevar Faja de Oro sigan funcionando. Responsables de negocios actuales o que en algún momento se instalaron en la zona, sobre todo de giros de antros y bares, consideran que los hechos de inseguridad han sido decisivos para dejar de trabajar.

En tanto, el presidente del consejo coordinador empresarial, Raymundo Gómez García, dijo que hechos como el ocurrido el domingo, la pandemia, la situación económica y la inseguridad inciden en que esta zona no se desarrolle comercialmente. En tanto, el presidente de la Canaco, Oscar Macías Jasso, dijo que esta zona no crece comerciante debido a: “la situación económica, las bajas ventas no permiten cubrir los gastos de operación”.

La zona

En el tramo donde se ubica el restaurante Barra 1604, entre la vía del tren y la salida a Irapuato, se ha querido desarrollar una zona de bares y antros. Sin embargo, duran poco: “no sabemos que sea, pero la gente la apuesta a los negocios de este giro, pero en promedio antes del año dejan de funcionar y la verdad no sabemos por qué, solo de manera repentina cierras y ya no sabemos más”, dijo el encargado de un negocio en la zona.

A pesar de que es una zona de excelente ubicación, los negocios solo van y vienen, pues no subsisten. Los que se mantienen son las agencias de vehículos, la gasolinera, así como dos hoteles. De locales viejos, solo una taberna, un restaurante de carnes asadas y el casino permanecen.

“Quieren hacerle como en la avenida Guerrero de Irapuato, poner restaurantes de varios tipos, que la gente tenga opción, pero a gente de aquí no viene, son pocos, prefieren irse a otros municipios, corren a Irapuato, por eso los negocios de aquí no levantan, aunado a la inseguridad que detiene a las personas para que acudan a este tipo de negocios”, comentó un vecino de la zona.

Hasta este miércoles, Barra 1604 se mantenía cerrada y trascendió que, tras el ataque con explosivos, se decidió cerrar de manera definitiva, liquidar al personal, debido a que sin su principal impulsor ya no se puede seguir.

Afecta a la economía, lamentan empresarios

“Este tipo de eventos si pegan en la economía. El tema de la seguridad es importante y claro que también la pandemia que ha afectado a la economía. Nos íbamos recuperando, pero éste tipo de eventos han impactado, se genera una psicosis de miedo y en este caso concreto fue muy impactante, es un compañero, un amigo y si nos pegó a los salmantinos”, comentó Raymundo Gómez García, presidente del CCE.

Por su parte, el presidente de la Canaco, Oscar Macías Jasso, señaló que lo que detiene el desarrollo comercial de la zona es principalmente la inseguridad, además de que en Salamanca no se consume local.

Sobre el cierre de restaurantes desde hace tiempo, incluso antes de la pandemia, destacó que tiene oportunidad de conocer a los dueños de dos restaurantes de mariscos: “cerraron, pero por la situación económica, las bajas ventas no les salían para hacer frente a los gastos que conlleva tener un restaurante de ese nivel. Los gastos fijos son muy altos y las bajas ventas no los cubrían”, comentó.

Macías Jasso dijo que en el caso de los antros y bares que se han instalado, funcionado y cerrado por la misma acera por donde se localiza Barra 1604, es por la misma situación las bajas ventas, consumir local para que estos negocios puedan seguir funcionando.

La tragedia de Barra 1604

En un ataque directo con explosivos, perdieron la vida uno de los dueños del restaurante Barra 1604 y el gerente. Los explosivos habrían sido entregados en una caja a través de un servicio de moto envío. El mensajero resultó lesionado, al igual que tres comensales que iban saliendo en ese momento.

El hecho generó la indignación tanto del Gobierno del Estado, así como de la alcaldesa Beatriz Hernández. De igual manera, la Fiscalía pidió a la ciudadanía mantener la calma y reportar situaciones sospechosas o emergencias al teléfono 911, las fuerzas de seguridad están atentas y preparadas para velar por su tranquilidad.

El restaurante Barra 1604 compartió el pésame por el fallecimiento de sus compañeros y amigos, Maricio Salvador Romero Morales, quien fuera uno de los dueños y Mario Alberto Hernández Cárdenas, quien trabajaba como gerente del establecimiento.

Al pésame se unió también el restaurante La Sonorita a las condolencias y compartió su pésame por el terrible hecho.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Salamanca, Raymundo Gómez García, condenó el atentado que cobró la vida de dos restauranteros al explotarles un paquete bomba, por lo que urgió a que las autoridades de los 3 niveles de gobierno atiendan el tema.

El presidente López Obrador comentó que la Fiscalía General de la República podría atraer el caso del explosivo. Declaró que se tiene el antecedente de que en Guanajuato, más que en otras partes del país han utilizado explosivos para cometer crímenes.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s