Ejército cuidará caminos que van a Aguililla.

El Ejército acordó vigilar las carreteras en Aguililla ante los embates de grupos delincuenciales, luego de que habitantes del municipio presionaron a los militares a quienes enfrentaron y les bloquearon la llegada de suministros desde la semana pasada.

Desde el lunes, pobladores de Aguililla se reunieron con autoridades federales y estatales, defensores de Derechos Humanos y mandos militares a quienes les entregaron un pliego petitorio sobre las necesidades de la población para recuperar la paz, confirmó el párroco Gilberto Vergara García.

La principal petición era restablecer el libre tránsito en la carretera Aguililla-Apatzingán que es frecuentemente bloqueada por células criminales.

Las autoridades federales respondieron que no es aceptable que grupos de cualquier tipo coarten el derecho de libre tránsito, por lo que fortalecerán la vigilancia de esa carretera e intensificarán los patrullajes en la región para que los habitantes circulen con seguridad.

El párroco dijo que las autoridades también se comprometieron .

Otra de las demandas fue investigar los hechos ocurridos los días 27 de junio y 1 de julio, cuando civiles fueron presuntamente agredidos por elementos del 51 Batallón de Infantería que tiene su base en ese municipio, a lo que las autoridades respondieron que el caso se canalizó a los mandos competentes para su investigación.

En los últimos meses, la región de Tierra Caliente ha registrado cortes carreteros y de luz eléctrica, causados presuntamente por grupos de la delincuencia organizada que impide a los pobladores trasladarse a otras comunidades en busca de alimentos u otros servicios básicos. Incluso, algunos pobladores han solicitado asilo político en Estados Unidos, debido a la ola de violencia.

Ayer, durante su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los pobladores de Aguililla no tomar el camino de la violencia con y no caer en la manipulación de grupos criminales, luego de la agresión a elementos del Ejército el fin de semana pasado.

Insistió que su política de seguridad sigue siendo la de “abrazos, no balazos” y añadió que por ahora no tiene previsto visitar la comunidad para “no hacerle el caldo gordo a la prensa amarillista” y sus adversarios”.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s