Panorama gris para regreso a Escuelas Públicas.

Los contagios de COVID-19 en la Ciudad de México muestran una tendencia a la baja y las actividades productivas se han reabierto de manera gradual. Sin embargo, las escuelas públicas se enfrentan a un panorama gris.

Apenas el pasado 19 de marzo, las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México dieron a conocer que la ocupación hospitalaria se redujo de 85 por ciento de saturación en enero, a 43 por ciento en esa fecha. Además, los bares, teatros y cines reabrieron después de estar cerrados desde diciembre tras la declaratoria del segundo semáforo rojo.

En este contexto, especialistas consideran que en dos o tres meses podrían haber condiciones para regresar a clases, por lo que las autoridades deben de empezar a tomar medidas ante la falta de agua en la ciudad, que complica el panorama.

Según las recomendaciones sanitarias de la Secretaría de Salud (SSA) del Gobierno de México, el agua es la principal herramienta para combatir al COVID-19 y llevar a cabo el lavado continuo de manos y la desinfección de superficies.

No obstante, acatar dicha recomendación se dificulta por la carencia de agua en la Ciudad de México, lo que ha obligado a las autoridades locales a reducir el bombeo para su distribución.

El pasado 17 de marzo, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que racionará durante mayo el abastecimiento de agua del Sistema Cutzamala a la Ciudad de México y al Estado de México (Edomex) por la falta de lluvia registrada en 2020 y la época de estiaje en 2021.

Por ello, especialistas llaman a elaborar un plan urgente de acondicionamiento de la infraestructura educativa para que, ante un próximo regreso a clases, la CDMX Jueves 25 de marzo de 2021 Disminución de la ocupación hospitalaria gris falta de agua no sea un detonante de contagios que empeore la crisis sanitaria.

Plan urgente para las escuelas públicas

La Ciudad de México podría reiniciar las clases presenciales en los niveles básicos en dos o tres meses, por lo que preocupa que aún no exista un plan para garantizar un regreso seguro a clases ante la falta de agua, dice Heliane Rosas Balán, especialista en temas de salud pública y consultora legislativa en políticas de salud.

“No tenemos información sobre si la Secretaría de Salud (Sedesa) local y la Secretaría de Educación Pública (SEP) están llevando a cabo medidas para acondicionar las escuelas, porque si continúa la tendencia a la baja en contagios y ocupación hospitalaria, en dos o tres meses se podría regresar a clases pero no existe aún un plan o programa para que sea seguro”, dice.

Señala que principalmente se deben atender las carencias de agua de las escuelas públicas.

Deben hacer un plan para, por lo menos, las escuelas que están en colonias donde el abasto de agua es irregular y empeorará en los próximos meses, Heliane Rosas Balán Especialista en temas de salud pública.}

La Gaceta Oficial de la Ciudad de México del 20 de abril de 2020 detalla que en la capital existen 277 colonias, de un total aproximado de mil, que carecen de suministro constante de agua y están bajo el esquema de distribución de tandeo, es decir, se les proporciona en determinados horarios por la falta de presión en la red.

Aprovechar recursos no ejercidos

La especialista en temas de salud, Heliane Rosas Balán, menciona que en la Ciudad de México, la Ley de Infraestructura Educativa estipula que los recursos que las alcaldías reciban por parte del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), de origen federal, deben ser usados en el mejoramiento de la infraestructura educativa.

En 2020, según el Presupuesto Federal de Egresos de ese año, los municipios del país recibieron 9 mil 539 millones 63 mil 767 pesos por parte del FAM para la mejora de la infraestructura educativa.

Además, dice Rosas Balán, la Secretaría de Educación Pública al año ejecuta programas que ejercen recursos como los desayunos escolares y escuelas de tiempo completo que por la pandemia en 2020 no operaron.

Entonces, tanto los recursos no ejercidos del FAM como los de los programas escolares se podrían utilizar en mejorar la infraestructura de las escuelas públicas ante la pandemia.

“Esos recursos no ejercidos se podrían usar en sanitarios ahorradores de agua, programas en escuelas de cosecha de lluvia y la construcción de los domos en los patios de las escuelas, para que los alumnos no tomen clases en los salones cerrados con poca ventilación”, explica.

La crisis del agua en 2021

El 17 de marzo pasado, Conagua informó que el primer semestre del año será complicado en temas de abasto de agua.

El órgano federal informó que habrá un corte total en el abastecimiento de agua a finales de mayo, debido a trabajos de interconexión de las líneas del Sistema Cutzamala que afectará a 11 alcaldías.

Dio a conocer que disminuirá el caudal en toda la capital del país y en el municipio de Toluca, porque la época de lluvias de 2020 no fue suficiente para llenar las presas del sistema Cutzamala y por la época de estiaje del 2021.

Por ello, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) dispondrá de 230 pipas para atender la carencia de agua en las zonas más afectadas.

Mientras que las alcaldías tendrán en servicio a más de 570.

Las pipas distribuirán el agua que se extraiga de los pozos de la ciudad.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s