Viven sin agua habitantes de la colonia Pirules de Trojes.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Agua, habitantes de la colonia Pirules de Trojes, puntualizan que no hay nada que celebrar, puesto que ellos viven día a día sin este vital líquido.

Juana Nely Martínez Moreno, habitante de la zona, comentó que cuando no pueden comprar agua o no pasa el señor de la pipa se ven en la necesidad de ir a la casa de un primo, localizada a una distancia considerable para acarrear dos garrafones de agua en una carretilla, que es únicamente lo que puede trasladar.

El agua que logra llevar a casa en los dos garrafones es ocupada tanto para preparar alimentos, como para beber y bañarse dos de los cinco miembros de la familia, porque solamente le dura un día.

Ocasionalmente pueden tomar agua de un pozo cercano, pero esto es solamente mientras riegan los sembradíos. Cuando pueden comprar agua, llenan una tina y dos botes y la hacen rendir para una semana.

OCHO AÑOS BATALLANDO POR AGUA

Por otro lado, la señora Teresa Martínez dijo no tener nada que celebrar, puesto que a ocho años de vivir en la zona es un reto cada día, pero más en estos tiempos de calor. “Nosotros no festejamos este día, nosotros batallamos mucho con el agua”.

Agregó que ella almacena el agua en tres botes que tiene al aire libre y la que va usar para alimentos y beber la cubre; mientras que los restantes son para lavar los trastes, bañarse y lavar la ropa; pero solo dura el líquido una semana.

Cuando no tienen dinero para comprar el agua, va a Trojes con su hijo para que le llene dos garrafas de agua.

Asimismo, la señora Ivette vecina de la zona externó que, a ocho años de vivir en el lugar, y a un año de la emergencia sanitaria no pueden seguir las recomendaciones como el lavado continúo de manos “sí se dificulta porque es gastar o comprar más agua”.

Destacó que para llenar los dos tinacos que tiene en casa gasta 120 pesos cada ocho días y cuando la pueden hacer rendir más, son 15 días.

BUSCAN CÓMO REUTILIZAR

Algunas estrategias que ha utilizado para reciclar este vital líquido, es bañarse dentro de una tina para utilizarla en el sanitario, con la que usa para lavar la ropa la reúne en botes y tina para el sanitario, la que utiliza para lavar los trastes la reúne en una cubeta de igual manera para usarla en el mismo fin.

Pese a que tiene una tiendita de abarrotes en la colonia puntualizó: “la gente pensará que por tener el negocio es más fácil, pero a veces solamente sale para volver a invertir. Cuando no hay, le pido a mi suegra que me pasé, aunque sea dos botes de agua”.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s