Campesinos ven difícil cultivo de la marihuana.

Productores del campo de San Francisco y San Bernardo, afirman que independientemente de cómo se definan las reglas y requisitos para producir marihuana, según las nuevas aprobaciones legislativas, dudan que aquí lo puedan generalizar. Esa inversión sólo podrá hacerla quien tenga suficiente capital, o donde sí haya agua limpia, aquí sólo se produce con mezcla de agua de pozo y contaminada del río.

Coincidieron en estas apreciaciones dos ejidatarios entrevistados, respecto de la aprobación de dictamen en días pasados por la Cámara de Diputados.

Daniel Ríos, de la comunidad de San Roque de Torres en San Francisco del Rincón, quien tiene sus tierras de cultivo en el ejido de San Bernardo en Purísima, dijo desconocer dónde se venda la semilla, quién la vaya a comercializar, ni siquiera conoce contactos que le puedan decir los detalles, además desconoce cuáles sean los requisitos para producir la planta.

Igualmente considera que para el campo sigue habiendo problema, pues aunque aparentemente el diésel está en 20 pesos, saliendo en 21 pesos en realidad, porque no se distribuyen los litros correctos, y porque el costo sigue subiendo, estos factores no ayudan mucho al campo y eso hace complicado producir la tierra. De la comunidad de San Bernardo, un ejidatario expusoque muy difícilmente se podrá producir cannabis en tierras de la zona del Rincón, porque para empezar el agua de aquí es una mezcla de agua limpia de pozo, con el agua contaminada del río que viene con mezcla de drenaje y sucia en términos generales.

“Este tipo de agua local quema la planta de cannabis, no es buena para esa producción, por eso aquí se acostumbran los granos. Independiente de si el agua es buena o no, para qué andamos fomentando esa producción, eso nada más es generar vicios, para qué queremos más vicios, de por sí ya estamos como estamos”, concluyó.

Lo considera riesgoso

Jorge Gómez, quien es agricultor en la zona de Santa Ana del Conde y tiene una parcela de 20 hectáreas donde siembra chile, cebollas y jitomates, comentó que no cambiaría sus cultivos por sembrar marihuana, porque se corre más riesgo de lo que se podría ganar.

A una semana de que la Cámara de Diputados aprobó la legislación de la marihuana y se dará permisos para campesinos y financiamiento, hay mucha incertidumbre y desinformación respecto al tema, agricultores como Jorge prefieren mantener sus cosechas de hortalizas a arriesgarse por querer ganar más dinero. Jorge tiene un invernadero donde produce el jitomate que le permite tener tres cosechas al año, aunque es poco lo que gana con la venta, es dinero seguro y sabe que no le van a robar las plantas y tampoco se metería en problemas.

Tan solo la caja de 30 kilos de jitomate se la compran entre los 120 y 130 pesos, es decir, que el kilo de tomate lo compran entre 4 pesos y 4.30 pesos, o el caso de la cebolla que se la compran a 80 centavos por kilo, que aunque es muy poco lo que les pagan, sale dinero para comer y volver a sembrar.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s