Hoyo negro en Benito Juárez por Complejo Olímpico.

El Gimnasio Juan de la Barrera y la alberca Francisco Montes de Oca del Complejo Olímpico México 68, en la alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México, son un hoyo negro donde al año se pierden millones de pesos y que las autoridades fiscalizadores de la capital recientemente evidenciaron.

En los últimos años se le ha asignado millones de pesos a la rehabilitación del complejo pero, según vecinos, las obras no concluyen ni mejoran las condiciones del lugar.

De acuerdo con el más reciente Informe General de la Revisión de la Cuenta Pública 2019 de la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM), publicado el pasado 22 de febrero, en dicho ejercicio hubo diversas irregularidades que van desde incumplimiento en los plazos en los procesos de contratación, hasta pagos a sobrecosto por conceptos de obras.

Pese a las irregularidades que han sido denunciadas por habitantes y a las encontradas por el máximo órgano fiscalizador, en 2020 y 2021 se le volvieron a asignar altas cantidades de recursos a las instalaciones deportivas: más de 60 millones de pesos.

Irregularidades en 2019

La última revisión a la Cuenta Pública de la ASCM exhibe diversas anomalías que hubo en 2019 en los trabajos del Complejo Olímpico México 68, las cuales incluso podrían derivar en sanciones administrativas o penales.

Tanto el informe general, como los individuales de la ASCM, señalan que las anomalías se revelaron a través de la auditoría ASCM/181/19 realizada al capítulo 6000 de gasto.

Según la investigación, en noviembre de 2019, la alcaldía Benito Juárez adjudicó a una empresa a través del contrato ABJ-LP-031-19 —firmado por un proceso de licitación pública— los trabajos de “Mantenimiento y rehabilitación al complejo olímpico México 68, obra exterior que comprende gimnasio Juan de la Barrera y alberca olímpica en la alcaldía Benito Juárez”, por un monto de 34 millones de pesos.

La primera irregularidad detectada por el máximo órgano fiscalizador de la ciudad, es que la Dirección General de Obras, Desarrollo y Servicios Urbanos de la alcaldía Benito Juárez no respetó los plazos estipulados por la ley en el proceso de licitación pública por el que se otorgó el contrato.

“La alcaldía Benito Juárez llevó a cabo los actos relativos a la visita al sitio de los trabajos y la Junta de Aclaraciones, el 12 de noviembre del 2019, sin tomar en cuenta que los plazos mínimos establecidos para estos actos no podrán ser menores de tres días hábiles entre cada acto”, señala la investigación.

La segunda irregularidad es que el mismo departamento de la administración de Benito Juárez no incluyó en el contrato una cláusula o mecanismo para la resolución de controversias entre el contratista y la alcaldía.

“No incluyó dentro de las declaraciones o cláusulas los procedimientos mediante los cuales las partes entre sí, resolverán controversias futuras que pudieran versar sobre problemas específicos de carácter técnico o administrativo”, específica la investigación.

Mientras que la tercera anomalía hallada es que el contratista, cuya razón social no se determina en la indagatoria, no presentó un Estudio de Impacto Ambiental ni un plan para el manejo de residuos sólidos.

Por último, la ASCM halló que la alcaldía, a cargo de Santiago Taboada, pagó dos conceptos de obra a sobreprecio.

“En la visita de verificación física al sitio de ejecución de los trabajos, llevada a cabo por personal comisionado por esta ASCM y servidores públicos encargados de la supervisión, control y ejecución de la obra pública, realizada el 8 de octubre de 2020, de conformidad con lo establecido en la minuta de verificación física RT-7/01 de la misma fecha, mediante la cual se verificó físicamente la cantidad señalada en los generadores de las estimaciones que respaldan el pago correspondiente, se encontraron diferencias en las cantidades de dos conceptos de catálogo”, menciona la auditoría.

Las últimas dos recomendaciones, según la ASCM, podrían tener consecuencias administrativas o penales que deben ser investigadas por la Contraloría General de la Ciudad de México.

Historial de anomalías en el Complejo Olímpico México 68

El pasado 6 de febrero de 2020, Reporte Índigo publicó que entre el 2015 y 2019, la alcaldía había invertido 156 millones 719 mil 452 pesos en trabajos para el espacio deportivo según los contratos disponibles en diversos mecanismos de transparencia.

Dicho monto incluye el pago del contrato investigado por parte de la ASCM y cuyo resultado fue dado a conocer en febrero pasado.

Sin embargo, vecinos del recinto deportivo, consultados por este medio en 2020, acusaron que el complejo olímpico tiene problemas como filtraciones, instalaciones eléctricas en mal estado y espacios invadidos por desechos.

Cabe destacar que pese a las irregularidades denunciadas por habitantes y las encontradas por la auditoría local, Benito Juárez sigue destinando grandes cantidades de recursos.

Según los contratos firmados por la alcaldía Benito Juárez que están disponibles en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), el año pasado se asignaron y gastaron 35 millones de pesos 242 mil 389 pesos en obras del complejo olímpico.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s