Boris Johnson contra la pandemia en Inglaterra.

Directo y sin rodeos, el primer ministro de Inglaterra, Boris Johnson, busca darle una buena batalla a la pandemia por coronavirus, o al menos eso es lo que pretende hacer al frente del gobierno británico.

Como cada representante gubernamental, Boris Johnson desea terminar lo más pronto posible con la crisis sanitaria que ha golpeado tanto al sector económico y de salud en todo el mundo. Sin embargo, y a diferencia del resto, él se ha fijado metas específicas, alcances que otros desearían poder cumplir.

El pasado 22 de febrero, el primer ministro declaró que su gobierno aspira a que todas las personas mayores de 50 años y gente con alto riesgo de contagio debido a problemas de salud, reciba la vacuna contra el COVID-19 antes del 15 de abril.

Asimismo, se espera a que el resto de los adultos hayan recibido la dosis pertinente antes del 31 de julio, adelantándose un mes al plan que su administración tenía inicialmente.

“Algunos de los retos de Johnson frente a su programa de vacunación podrían ser las fake news y los grupos antivacunas

De acuerdo con datos del gobierno británico, desde que comenzó el programa de vacunación el 8 de diciembre de 2020, hasta este 25 de febrero se han vacunado con la primera dosis a 18 millones 691 mil 835 personas, y a 700 mil 718 con la segunda.

“La vacuna lo protege a usted, a sus seres queridos, y nos ayuda a nosotros a vencer el virus. Cuando se le invite a recibir la vacuna, por favor pase al frente”, ha señalado Johnson desde sus redes sociales.

Respecto a su arriesgado plan, comprometiéndose a avanzar en el proceso de vacunación antes de que termine el año, la doctora Marta Ochman, profesora e investigadora del Tecnológico de Monterrey, comparte que el gobierno británico efectivamente tiene la capacidad de alcanzar esas fechas.

Para ella, esta promesa podrá cumplirse debido a que, uno, la administración de Boris Johnson fue una de las primeras que compró vacunas con anticipación, lo cual aseguró la disponibilidad de las dosis; y, dos, a que su estrategia ha sido bastante ordenada.

En ese sentido, según datos del Duke Global Health Innovation Center´s Lauch and Sacale Speedometer -que ha estado recogiendo datos disponibles públicamente sobre contratos de adquisición de vacunas por país-, las primeras compras de las dosis contra el SARS-CoV-2 fueron, efectivamente, realizadas por Reino Unido en mayo de 2020.

Asimismo, se registró que a finales del verano del año pasado, Reino Unido, junto a otros países de la Unión Europea y Canadá, había comprado las vacunas suficientes a través de compromisos de mercado anticipados para cubrir a su población.

“Digamos que en la primera etapa (Boris Johnson) fue sumamente inefectivo, minimizó lo que es la pandemia; sin embargo, él fue uno de los primeros jefes de gobierno en enfermarse y a partir de ahí ha presentado una estrategia mucho más consistente en cuanto al confinamiento. A partir de ese momento podemos decir que la estrategia ha sido más ordenada, y particularmente en las vacunas el gobierno ha tenido una estrategia positiva”, asume Ochman.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s