Ulises Indio crea tatuajes en honor a víctimas del covid.

Para Ulises Indio, artista visual mexicano de 26 años, empezó todo en la colonia Jardines de Casa Nueva en Ecatepec, Estado de México, el barrio que lo vio crecer y donde desarrolló parte de su pasión por el tatuaje que lo llevó hasta Europa.

La pandemia por covid-19, como a millones, también lo afectó en su ritmo de trabajo, ya que le entró miedo al principio y después los “ahorros se acabaron”, sin embargo, tuvo que volver y con el “home office” llegaron clientes que no esperaba, había más tiempo y dinero para tatuarse.

Sin embargo, algunos de esos clientes le han pedido tatuajes en honor o como un homenaje a familiares y amigos que han perdido la vida a causa del nuevo coronavirus.

“Me han pedido algunos tatuajes que tienen que ver con la pandemia, pero no precisamente alguna imagen sobre salud, sino más bien de nombres, imágenes u objetos que les recuerdan a personas que murieron por el covid”, explicó.

Para Ulises Indio el tema de los protocolos sanitarios no es algo nuevo, ya los aplicaba desde antes de la pandemia en su trabajo y ahora los ha intensificado en su propio estudio llamado “Amor Indio”, el cual está ubicado al lado del Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, donde proyecta todo un concepto cultural que abarque no solo el tatuaje.

De Ecatepec a Europa…

Con apenas 16 años Ulises compró su primera máquina para tatuar, sin embargo, su carrera como tatuador profesional la inició apenas en el año 2016.

“A los 16 años me empezó a gustar todo lo de los tatuajes, tenía revistas del tema y a esa edad me compré mi primera máquina con mil pesos que me dieron mis padres, luego me acerqué con una amiga que tatuaba”, relató.

A pesar de que un principio no contó con el apoyo total de sus padres, quienes al igual que muchos mexicanos aún consideran el tatuaje como un tema tabú, ya que lo relacionan con delincuencia y pandillerismo, Ulises siguió adelante.  

“Mi papá como trabajaba en seguridad, pues lo relacionaba con la delincuencia y no veía que yo tuviera un buen futuro con eso, que fuera como un malora” 

Sin embargo, todo lo que viví con mi familia en Ecatepec de chico me inspiró, mis tías se dedicaban a leer las cartas, hacer limpias, todo ese mundo de misticismo me sirvió para el arte que plasmo”, comentó el artista, quien estudió la carrera de Artes Plásticas y Visuales en Bellas Artes.

A la par de que estudiaba, Ulises emprendió otra aventura, mudarse a la Ciudad de México, donde junto a su pareja logró ir detallando la técnica en su arte y acelerando su gusto por el tatuaje.       

Al poco tiempo le llegó una muy mala noticia, la muerte de su hermano, que luego de pasar por el duelo normal ante una situación así, decidió emprender camino a Europa, donde visitó estudios de tatuaje en Inglaterra, España, Suiza y Francia.

A pesar de ser Europa me di cuenta que en México la gente es más abierta en cuanto al tatuaje, hay más diversidad, gustos, estilos, allá son más cerrados los tatuadores”, comentó sobre su periplo en el viejo continente.  

Misticismo, arte colonial y su estilo blackwork

El nombre de Ulises Indio es un trazo a la no discriminación y en contra de todo racismo.

Sus intereses por la historia, sobre todo el arte de la época colonial, el misticismo y la cultura de México, se ven reflejados en los dibujos, gráficas y tatuajes que hace, enmarcados dentro del estilo blackwork.

“El estilo blackwork solamente utiliza tinta negra para plasmar un dibujo sobre la piel. Esto significa que se crean piezas con un alto contraste”, explicó el artista.  

Ulises ha expuesto su trabajo en espacios como el Centro Nacional de las Artes, La Biblioteca José Vasconcelos y espacios independientes.

Para Ulises el tatuaje de hoy en día es más refinado, debido a las técnicas que se utilizan y las herramientas con las que cuentan los tatuadores, a quienes recomendó “mucha actitud con los clientes para llegar a un consenso”.

“Yo les recomiendo también a las personas que se quieren dedicar al tatuaje a primero acercarse con un tatuador, como su aprendiz y de ahí ir agarrando experiencia”, agregó.

En cuanto a costos de su trabajo, refirió que “dependiendo del sapo es la pedrada”, pero a través de sus redes sociales, las cuales considera esenciales hoy en día no solo para él sino para todos los artistas, lo pueden contactar, en Facebook como ulisesgnostico y en Instagram como ulises_indio, así como en su página electrónica https://www.ulisesindio.com/

Melquiades Herrera y “Doctor Lacra”, sus referentes

Uno de los grandes referentes de Ulises Indio es Melquiades Herrera, quien fue un pionero del arte del performance en México y apasionado de los objetos de consumo como testimonios de una sociedad.

Otro de sus referentes fue “Doctor Lacra”, porque “tiene un trabajo del tatuaje de cárcel, yo llegué a él por la cuestión artística, conocí primero su obra de pinturas y luego conocí sus tatuajes”.   

Información. Periódico Excélsior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s