Delta, un monstruo que pega a Quintana Roo.

Los principales supermercados y tiendas de abarrotes en Cancún y otros municipios de Quintana Roo se vieron saturados ante la alerta roja generada por el huracán Delta, que alcanzó categoría 4 y se esperaba que tocara tierra quintanarroense la madrugada de hoy. El Centro de Convenciones fue habilitado como refugio para turistas y residentes locales.

“Se espera que sea un huracán peligroso, como no se había visto en los últimos 15 años”, advirtió Juan Gabriel Espinoza, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Quintana Roo.

Como usualmente ocurre cuando se aproxima un fenómeno meteorológico, los ciudadanos de Quintana Roo realizaron compras en el último momento de manera masiva, para pasar las inclemencias, incluso las gasolineras se vieron abarrotadas ante el posible desabasto.

La ciudadanía tomó estas medidas debido a la experiencia que tuvieron en 2005 con el huracán Wilma, cuando por varios días no se pudieron abastecer los supermercados y las despachadoras de combustible, por lo que la gente ahora realizó compras en cada uno de esos establecimientos.

Por la tarde-noche de ayer también se agotaron las tablas, así como la famosa cinta canela, material que usan para proteger puertas y ventanas.

El Centro de Convenciones de Cancún, ubicado en el kilómetro 9.5 del bulevar Kukulcán, fue habilitado como refugio anticiclónico temporal y recibe tanto a turistas como a algunos residentes de la zona hotelera.

Autoridades de gobierno ordenaron ayer la evacuación de la zona hotelera de Cancún, lo que aplica para todos los hoteles que no estén certificados para resistir un huracán categoría 4. Sólo 11 centros de hospedaje son catalogados como autorrefugios, debiendo los demás trasladar a sus huéspedes al Centro de Convenciones.

También llegaron al refugio turistas que estaban en esquema de renta vacacional, así como residentes de la zona. Todos llegaron con provisiones y otros artículos de primera necesidad.

Por primera vez autoridades debieron tomar medidas especiales para reducir el riesgo de contagio de Covid-19, lo que incluyó acciones de saneamiento, así como de sana distancia.

El gobernador Carlos Joaquín alertó que el fenómeno es de gran tamaño: “No es por asustar, pero lo que debemos hacer es tomar las consideraciones para enfrentar un fenómeno de esta potencia; mide más de mil metros de diámetro”.

En Yucatán implementaron un operativo para trasladar a las familias que viven en zonas vulnerables a refugios temporales ante el paso del huracán Delta.

AUMENTAN LOS AFECTADOS EN TABASCO

El frente frío 4, la tormenta tropical Gamma y ahora el huracán Delta han ocasionado constantes lluvias en el estado de Tabasco y ya dejaron daños en 14 municipios y han afectado a más de 623 mil personas, cuatro de ellas perdieron la vida: tres en el municipio de Jalapa y una en Nacajuca.

En Tabasco se tienen abiertos 74 refugios temporales en los que son atendidas cuatro mil 744 personas, a las que se brinda alimentación, cobijo, agua potable y atención médica.

Autoridades advierten que para hoy se esperan lluvias fuertes en Centro, Centla y en las zonas de la Sierra y Costa, así como precipitaciones menores en el resto del estado.

Respecto al nivel de los ríos, los afluentes que se encuentran arriba de su nivel de aguas máximas ordinarias son La Sierra, Grijalva (Gaviotas), Porvenir, Tulijá, Puxcatán y San Pedro.

El desbordamiento del río Usumacinta, en las zonas bajas del municipio de Jonuta, obligó a ganaderos a movilizar sus hatos a tierras altas de Chiapas y Campeche.

Más de 60 mil ejemplares fueron movidas, de acuerdo a Horacio Hernández, presidente de la Unión Ganadera Ejidal.

Indicó que las comunidades que resultan más afectadas son los ejidos Bajo Amatitán, Chinal, Torno Largo, Federico Álvarez y Los Pájaros, en donde el agua ya está afectando los pastizales.

Durante la rueda de prensa mañanera de ayer, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló que visitará Tabasco para inspeccionar la presa Peñitas.

El jefe del Ejecutivo puntualizó que harán propuestas para que nunca más se vuelva a inundar la planicie de Tabasco y señaló que las inundaciones que se presentan en la entidad tabasqueña no se deben sólo de las lluvias fuertes y huracanes que se dan en la región, sino de un mal manejo de las presas.

El Presidente de la República precisó que no turbinan de manera eficiente para no hacerle la competencia a las particulares, por lo que se llenan las presas de agua y cuando llueve las tienen que desfogar, sueltan el agua e inundan. Puntualizó que en las modificaciones que se han hecho a las leyes, las hidroeléctricas no están consideradas como estratégicas y no les permiten subir energía a las líneas.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s