Dibujos Revelan Trauma En Los Niños Migrantes.

Para la Academia de Pediatras de EE. UU. (AAP), los centros de detención en la frontera “no son lugar para niños” y, para demostrarlo, publicaron lienzos supuestamente pintados por menores migrantes indocumentados, de 10 y 11 años, en los que se reflejan a ellos mismos y a sus compañeros en cárceles.

Los dibujos habrían sido enviados por un trabajador social de los centros. Se hicieron públicos tres, de trazos simples y monocolores: uno en el que media docena de niños están tumbados en el suelo cubiertos con mantas térmicas y vigilados por agentes; otro de una celda en forma de jaula, custodiada por policías con sombrero y pistolas al cinto. El tercero es una jaula vacía, con un par de retretes al fondo.

La presidenta de la AAP, SaraGoza, dijo que “los niños no pertenecen” a estos lugares. “Cualquier tiempo pasado en estas instalaciones no es seguro para niños”, resumió. Goza relató a la cadena CBS que, en una reciente visita a uno de los centros, vio los lugares donde están hacinados los menores. Describió esas zonas como “jaulas para perros con personas dentro” con un “silencio difícil de ver”.

“Cuando abrieron la puerta, lo primero que nos golpeó fue el olor a sudor, orina y heces”, explicó. Señaló el “mar de plata” que vio, en referencia al color de las mantas térmicas que dan a los retenidos en esas instalaciones. “Hay chicos jóvenes y niños. Sin compañía. Y no tienen expresión en su cara, no había risas, no había bromas, nadie hablaba”, añadió.

Los dibujos son la última prueba de las horribles condiciones en las que los migrantes detenidos son mantenidos cautivos.  En las últimas semanas, el escrutinio a las condiciones de detención ha sido cada vez más criticado; las pinturas de los menores salieron a la luz el día después del informe interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) en el que se publicaban imágenes de celdas superpobladas de migrantes que pedían ayuda.

Congresistas demócratas que visitaron centros aseguran que lo que se vive es prueba del “patrón sistemático de crueldad”.

Dos días más tarde del documento de ‘Propublica’, sobre un grupo en Facebook de agentes de la Patrulla Fronteriza que denigraban a migrantes, el secretario de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, dijo que ha iniciado una “investigación inmediata” de los sucesos “inexcusables” y “alarmantes”. Prometió consecuencias.

Los agentes excusan su comportamiento porque el aumento exponencial de la llegada de migrantes los ha obligado a hacer tareas para los que no tienen recursos ni tiempo, ni están capacitados.

El comité de supervisión de la Cámara Baja anunció una audiencia extraordinaria el próximo viernes para exigir responsabilidades y explicaciones.

El mandatario Donald Trump rechazó las informaciones de hacinamiento, y señaló que México está haciendo un trabajo mucho mejor que los demócratas en la frontera. “¡Gracias México!”, tuiteó.

4 de Julio, el Día del Ego.

Trump quiere convertir la festividad del Día de la Independencia, el famoso 4 de Julio, en una oda a él mismo y una reivindicación del poderío militar del país, un giro radical de la razón de existir de esta conmemoración.

“Guárdense el día”, tuiteó hace unos meses, impaciente por conmemorar los 243 años de independencia, con una festividad en la que rompiendo todas las tradiciones dará un discurso frente a uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, el memorial a Abraham Lincoln, justo antes de los fuegos artificiales. “Será un espectáculo para la historia”, prometió ayer.

Lo que más le entusiasmaba es la posibilidad de tener un desfile del Ejército por las calles, un autorregalo propio de países con gran tradición en este tipo de celebraciones o dictadores que tienen que mostrar su poderío al resto del mundo.

Trump quiere ser el gran protagonista del 4 de julio, que ha bautizado como el ‘Saludo a Estados Unidos’, e incluso anunció hace un tiempo que el programa incluirá un discurso del “presidente favorito”, él mismo.

No hay presupuesto estimado conocido de lo que costará todo, sólo la promesa de Trump. Dijo que será “muy poco en comparación a su valor”. En Washington ven eso con escepticismo: no han podido calcular cuánto tendrán que poner de su bolsillo para pagar el despliegue extraordinario de Policía, no sólo para la protección de los asistentes, sino para apaciguar las protestas. Incluso ya está en la capital el globo del Bebé Trump.

El despliegue patriótico y bélico llega con los ánimos de los estadounidenses a niveles mínimos. Según la última encuesta de Gallup, el orgullo de ser estadounidense sigue en declive y se sitúa en su punto más bajo de la historia: sólo 70% se considera “orgulloso o muy orgulloso” del país, cinco puntos menos que hace dos años y 15 por debajo de 2013.

Información. Periódico Correo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s