Tras diez años, retomarán obras de la avenida Insurgentes en Salamanca.

Pedro Ramírez Conejo, director de Gestión Financiera de Salamanca, aseguró que se retomarán las obras de la avenida Insurgentes, para lo que incluso ya se tiene un presupuesto de 1.5 millones de pesos. Precisó que el tramo que se retomará es para habilitar de la calle Emeteria Valencia a Emilio Carranza, atrás de la plaza Xidoo.

“Estamos trabajando con Obra Pública para que se actualicen los costos de ese tramo, que era parte del proyecto integral de la avenida Insurgentes, solo que quedó inconclusa esa obra. Es donde estaban los cines Leo, y que es la parte de atrás del Ministerio Público. Ese tramo es el que se va a abrir para ligar desde Héroes de Cananea hasta Obregón para apoyar el flujo vehicular de Faja de Oro. Sobre todo a la salida a los trabajadores de la central termoeléctrica y de la refinería de PEMEX. Ayudará mucho a desfogar ese tráfico y permitirá llegar a la zona centro más rápido”, dijo.

Los recursos que se tienen serán para la realización de la obra, porque hay que acondicionar la fachada del edificio y realizar la vialidad.

Recordó que esas obras se detuvieron debido a que hubo gente que se amparó en las calles Tomasa Esteves y 5 de mayo. Por ello se está esperando darle fin legal a ese tema. Se tuvo una reunión en Ordenamiento Territorial, que es el área jurídica de esa dependencia precisamente para trabajar en ello, dijo.

“Las instrucciones del alcalde es que se terminen todas las acciones que están inconclusas para de una vez acabarlas. Son tramos viales que no tienen ningún sentido que estén sin operar. Ya está el recurso y ahora hay que resolverlo, afortunadamente tenemos apoyo del equipo de área legal, del equipo de abogados del Ordenamiento Territorial y se está avanzando en el tema”, aseguró.

Proyecto tenía diez años abandonado

Hace diez años, en el 2012, el entonces gobierno municipal inauguró una primera etapa de este proyecto. Las obras consistían en vialidades a los costados de las vías ferroviarias. Sin embargo, en tramos de oriente a poniente vecinos que invadieron el derecho de vía se opusieron y bloquearon algunas cuadras.

Lo mismo ocurrió frente a la antigua estación del ferrocarril. Familias que habían vivido en la zona federal por años, se negaron a ser reubicados. Esto hasta que hace dos años, cuando se llegó a una negociación.

En años recientes parte de las familias que estaban en derecho de vía accedieron a dejar el lugar, sin embargo el proyecto no continuó por la falta de recursos; incluso mientras todo lo que se tenía avanzado se ha deteriorado.

El principal problema es el robo de malla metálica que delimita las vías del ferrocarril, el vandalismo, graffiti y la basura que abunda en algunas zonas.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s