Ex jefe del Tesoro y canciller pelean el mayor cargo de GB.

El exminis­tro de Finanzas de Rei­no Unido, Rishi Sunak, y la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, son los dos candidatos entre quienes, en las próximas semanas, los afiliados del Partido Conservador bri­tánico deberán elegir a su nuevo líder y próximo primer ministro, para suceder a Bo­ris Johnson.

En una quinta jornada de votación, los diputados con­servadores votaron entre los numerosos aspirantes en su­cesivas rondas eliminatorias, hasta quedarse con sólo dos.

Sunak registró 137 de los 357 votos, mientras que Truss sumó 113.

Entre ellos tendrán aho­ra que elegir los cerca de 200 mil afiliados del Partido Conservador.

El ganador se anunciará el 5 de septiembre.

Medios británicos reporta­ron que Truss es la favorita de Johnson, quien dejó su cargo el 7 de julio pasado.

En tanto, Sunak, es uno de los 50 funcionarios que re­nunciaron en una ola masi­va que precipitó la salida de Boris.

Reino Unido podría tener su primer jefe de gobierno de origen asiático, pues los abuelos de Sunak eran in­migrantes indios, o bien o la tercera primera ministra en la historia del país.

Los dos finalistas debe­rán ahora hacer campa­ña ante los electores y pese a su fuerte respaldo entre los diputados, Sunak no tie­ne en absoluto asegurada la victoria.

De hecho, las últimas en­cuestas realizadas entre los afiliados del partido vatici­naban que podría perder por amplio margen.

Los diputados votaron después de que Johnson hizo su última aparición en la Cámara de los Comunes para responder a las pregun­tas semanales al primer mi­nistro antes del receso del Parlamento.

CAMPAÑA SUBE DE TONO

Truss, representante del ala más derechista, y Sunak, partidario de la ortodoxia presupuestaria, se atacaron muy arduamente en los últi­mos debates.

La ministra de Relaciones Exteriores acusó al extitular de Finanzas de haber arras­trado al país a una “recesión” al subir impuestos y cargas sociales en un marco de in­flación descontrolada, que en junio alcanzó el récord histó­rico de 9.4% interanual.

Esta gran admiradora de la exprimera ministra con­servadora Margaret That­cher escribió en el diario conservador Daily Telegraph que su plan para reactivar la economía estaría basado en recortes de impuestos, des­regulación y duras reformas.

Liz Truss y Rishi Sunak se enfrentarán en un debate programado para la próxima semana, organizado por la cadena BBC.

Este tipo de eleccio­nes internas son habituales en un Partido Conservador, una bancada acostumbrada a deshacerse de sus líderes cuando dejan de tener atrac­tivo electoral.

El propio Boris Johnson llegó al poder en julio de 2019. Fue elegido por dipu­tados y afiliados para reem­plazar a Theresa May, antes de ganar cuatro meses des­pués la más amplia mayo­ría conservadora en 40 años en elecciones legislativas anticipadas.

“HASTA LA VISTA”: SE VA COMO TERMINATOR

El primer ministro británico, Boris Johnson, se despidió en su última comparecen­cia parlamentaria con un aplauso de su partido, abucheos de los oposito­res y una frase de salida:

«Misión ampliamente cumplida… hasta la vista, baby”.

Johnson se vio obliga­do a anunciar su dimisión a principios de este mes tras una ola de renuncias de 50 funcionarios y una serie de escándalos.

En su última inter­vención en el Prime Mi­nister’s Questions, el encuentro semanal que enfrenta al primer minis­tro con oponentes, John­son destacó su respuesta a covid-19 y su apoyo a Ucrania en su defen­sa contra Rusia.

Hemos ayudado, yo he ayudado, a sacar a este país de una pande­mia y a salvar a otro país de la barbarie. Y, franca­mente, eso es suficiente para seguir adelante”, dijo Johnson.

La frase de despedi­da, tomada de Arnold Schwarzenegger en la película de 1991 Termi­nator 2: Judgment Day, provocó aplausos y risas entre sus aliados.

De hecho, hace sólo dos semanas, algunos de los que aplaudían habían dimitido de su gobierno, criticado su liderazgo y exigido su renuncia.

Por su parte, su prede­cesora, Theresa May, no se levantó para aplaudir.

En su discurso de des­pedida dio un consejo a quien llegue a ser su su­cesor: que se mantenga cerca de Estados Unidos, apoye a Ucrania, reduz­ca los impuestos, no deje que el Ministerio de Eco­nomía limite los proyec­tos ambiciosos y preste atención al electorado.

«Recuerden, por en­cima de todo, que lo que cuenta no es Twitter, sino el pueblo que nos ha en­viado aquí”, dijo.

El líder de la oposi­ción, el laborista Keir Starmer, le interrogó so­bre la actual campa­ña para designar a su sucesor.

«Bueno, no sigo el tema con especial aten­ción”, bromeó Johnson.

Información. Periódico Excélsior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s