Fonadin cede 5,500 mdp para quedarse con el control del Tren Interurbano México-Toluca.

El Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) aportó 5,500 millones de pesos para quedarse con la operación, explotación y prestación del servicio público de transporte ferroviario de pasajeros en el Tren Interurbano México-Toluca, una obra que comenzó a edificarse en el gobierno de Enrique Peña Nieto y que pretenden terminar antes de que concluya el mandato de Andrés Manuel López Obrador.

“El gobierno federal por conducto de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transporte (SCIT) otorga en favor del Fonadin, el título de asignación con los derechos y obligaciones para la operación y explotación de la vía general del Tren Interurbano México-Toluca, mediante el uso y aprovechamiento de los bienes inmuebles”, informó Jorge Arganis Díaz Leal, titular de la SCIT.

También, dijo el funcionario, ceden los derechos y obligaciones para la prestación del Servicio Público de Transporte Ferroviario de Pasajeros en la modalidad de regular interurbano en la Ruta México-Toluca sobre la Vía Férrea México-Toluca.

El título de asignación de Tren Interurbano México-Toluca tendrá una vigencia, que inicia a partir del 25 de mayo de 2022 y concluye hasta el 8 de febrero de 2058, añadió.

Fonadin entregó los recursos económicos al gobierno federal correspondientes a la aportación Inicial por el otorgamiento del título de asignación, con la finalidad de que sean destinados para continuar con la construcción y equipamiento del Tren Interurbano México-Toluca.

“La Secretaría reconoce como parte de dicha aportación Inicial, la cantidad de 5 mil 500 millones de pesos otorgada por el Fonadin a favor de la Secretaría, para que ésta la destine en continuar con la construcción y equipamiento del Tren Interurbano México-Toluca”, informó el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El Fonadin está obligado a realizar la custodia, conservación, mantenimiento, buen uso e inspección del Derecho de Vía y de la Infraestructura Ferroviaria, así como la operación de la Infraestructura Ferroviaria para el tránsito seguro y eficiente de los trenes, de acuerdo con la información.

Otros compromisos asumidos por el organismo dirigido por Carlos Mier y Terán Ordiales es el desarrollo, implantación y mantenimiento del sistema de gestión integral de la seguridad de la vía férrea México-Toluca, así como la operación y mantenimiento de los equipos y programas que formen parte de los subsistemas ferroviarios, mencionó.

Entre los deberes del Fonadin está el uso, aprovechamiento, conservación y mantenimiento e inspección del Equipo Ferroviario en buen estado, así como la cobranza de las tarifas por la prestación del Servicio Público de Transporte Ferroviario de Pasajeros.

La operación de los trenes y la prestación del Servicio Público de Transporte Ferroviario de Pasajeros en la vía férrea México-Toluca, incluyendo las actividades inherentes al Centro de Control Operacional.

El gobierno de Enrique Peña Nieto buscó solucionar el congestionamiento vial con la construcción y puesta en marcha del tren interurbano Tren México–Toluca.

El Tren Interurbano México-Toluca tiene como objetivo mejorar y mantener dentro de niveles óptimos de servicio la movilización diaria de 700 mil pasajeros por día y servir como columna vertebral al transporte regional y urbano para ordenar y optimizar la operación de los espacios urbanos y rurales ahí contenidos.

“El proyecto en sí conecta dos áreas urbanas con un grado diferente de desarrollo y densidad urbana, a través de un tramo o corredor netamente rural con características de parque nacional”, de acuerdo con la SCIT.

El proyecto del Tren Interurbano México-Toluca contempla 30 trenes, 6 estaciones, talleres y cocheras. Su velocidad máxima será de 160 km/h y la velocidad comercial de 90 km/h.

En el Estado de México cruzará cinco municipios: Zinacantepec, Toluca, Metepec, San Mateo Atenco, Lerma y Ocoyoacac; así como en la Ciudad de México, Cuajimalpa de Morelos y Álvaro Obregón.

De las 6 estaciones, 2 son terminales (Zinacantepec y Observatorio) y 4 intermedias (Pino Suárez, Tecnológico, Lerma, y Santa Fe), y tendrán una longitud de 200 m cada una.

El tiempo comercial de recorrido de un tren entre las estaciones terminales será de aproximadamente 39 minutos y la vuelta completa inferior a 90 minutos. La capacidad máxima en hora de mayor demanda será de 15 mil 660 pasajeros en una frecuencia de 4-6 minutos y con una ocupación por tren de  mil 044 pasajeros (560 sentados y 484 de pie).

Información. Forbes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s