Buscan salvar Laguna Negra y río de Acapulco.

El gobierno del estado de Guerrero pretende realizar el saneamiento de la Laguna Negra y del Río de la Sabana, en la zona de Puerto Marqués en el municipio de Acapulco, ante los altos niveles de contaminación que aquejan a los dos cuerpos de agua y que impactan la calidad de vida de la población debido al vertimiento de aguas negras y la acumulación de basura que es arrojada o arrastrada en su interior.

La Laguna Negra –llamada así porque los colores de las plantas de las profundidades y las raíces de los manglares le dan esa tonalidad– formaba parte de los atractivos de la zona de Puerto Marqués y constituye un importante sistema hidrológico junto con el Río de la Sabana y la Laguna de Tres Palos.

Sin embargo, en los últimos años esta región hidrológica se ha convertido en un canal de aguas negras, pesticidas y herbicidas, así como un contenedor de toneladas de basura que se depositan a cielo abierto, lo que ha provocado el deterioro de la flora y fauna. Además de que origina malos olores, fauna nociva, materiales sueltos y una imagen deteriorada del entorno.

“El agua residual que se produce en el este de Acapulco proviene principalmente de casas habitación, unidades habitacionales o fraccionamientos, comercios y pequeños hoteles. Estas aguas deberían llegar a las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales Tecnológico, Coloso, Jabonera y Límite Sur, Miramar y los Arcos, a través del cárcamo de bombeo Piedra Roja; sin embargo, el antes mencionado se encuentra fuera de servicio, ocasionando que las aguas residuales se descarguen directamente a la Laguna Negra ubicada en el Puerto Marqués, contaminándola con residuos sanitarios, de animales y caseros”, indica la justificación del proyecto de saneamiento.

Para reducir el impacto de contaminantes, autoridades estatales buscan rehabilitar ocho Plantas de Tratamiento Aguas Residuales (PTAR) a través de dos proyectos de inversión que en conjunto suman poco más de 207 millones de pesos, indican documentos subidos a la página de la Cartera de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En lo que respecta al saneamiento del Río de la Sabana, el gobierno de Guerrero solicitó 115 millones 840 mil pesos para rehabilitar la infraestructura física de cuatro PTAR ubicadas en la zona norte de Acapulco: San Agustín, Real Hacienda, Paso Limonero y Renacimiento, con un horizonte de evaluación, costos y beneficios de la obra a 21 años.

La obra de rehabilitación consiste en reemplazar infraestructura física como muros, fases de pretratamiento, tratamiento, secado de sólidos y casetas de cloración. En lo que respecta a los costos de rehabilitación, la planta Renacimiento es la obra que requiere una mayor inversión, que será de 82 millones de pesos. Le sigue San Agustín, con 17.8 millones; Paso Limonero, con 8.1 millones y Real Hacienda, con 7.8 millones.

Entre los beneficios de la inversión se enlistan una reducción en los índices de contaminación del río y ahorro en costos por enfermedades hídricas al estar en contacto con las aguas residuales, que debido a los socavones o filtraciones en los ríos o en el subsuelo afecta en la salud de las personas. Al realizar la rehabilitación se podrán tratar las aguas residuales y reducir la contaminación, asegura el documento.

Por su parte, el saneamiento de la Laguna Negra requiere de 92 millones 430 mil pesos para rehabilitar y ampliar la planta de tratamiento de Miramar y rehabilitar el cárcamo de bombeo de aguas residuales Piedra Roja a fin de mejorar la conducción de las mismas a dicha planta.

El dinero se utilizará para la sustitución de tuberías e infraestructura física, rehabilitación de fases de pretratamiento, tratamiento, separación de sólidos, lechos de secados, así como obras de preliminares y de infraestructura adicional: casetas de control, subestaciones, casetas de cloración y más.

La ampliación de la PTAR Miramar es el trabajo que requerirá el mayor monto de inversión con 57.5 millones de pesos. Le sigue la rehabilitación de la planta con un costo de 29.4 millones; la rehabilitación de PTAR Los Arcos con un costo de tres millones y el cárcamo Piedra Roja, con 2.4 millones.

Los beneficios directos de ambos proyectos serán la reducción de índices de contaminación en la Laguna Negra y el Río de la Sabana así como el ahorro en costos por enfermedades hídricas que afectan a la población acapulqueña.

A principios de año, el 23 de enero, el gobierno de Acapulco anunció su intención de restaurar y reactivar la Laguna Negra como un espacio atractivo para los turistas que visitan el municipio.

En esa ocasión, el director de Promoción y Difusión Turística de Acapulco, Gerardo Ochoa Amorós, dijo que se buscaba rescatar los sitios emblemáticos del municipio y detonar aquellos lugares que anteriormente eran turísticos.

“Vamos a rescatar este pulmón natural que tiene Acapulco, es un pulmón de beneficio turístico y de vocación turística para el beneficio de los visitantes como un atractivo y para la reactivación económica en la zona de Puerto Marqués”, afirmó.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s