Falta vigilancia en Barrón a un mes de la masacre; alumnos no confían en ir a clases.

A poco más de un mes del asesinato de cinco estudiantes y una adulta mayor en la comunidad de Barrón, la cotidianidad no alcanza a regresar. No todos los estudiantes han regresado a los planteles de educación básica, ante la exigencia de más seguridad. Los vecinos acusan que solo en ocasiones llegan las patrullas, accionan las torretas y asustan a los niños, en otras solo se bajan a que les firmen de que fueron a la comunidad. Pero la seguridad como tal “no hay”, así lo confirmaron las directores del preescolar y la primaria, quienes admitieron hay miedo.

La directora del preescolar “Mariano Escobedo” contó que si bien hay el ofrecimiento del DIF de talleres para padres de familia y otros recursos, lo que en este momento “más se requiere es seguridad. Es lo que más estamos pidiendo, porque no tenemos asistencia de los alumnos porque sus padres tienen temor“.

Hasta la mitad de alumnos faltan a clase

Actualmente al plantel asisten entre 50 y 60 por ciento del total de alumnos, dependiendo del día de la semana. El argumento de los padres de familia es que quieren que el municipio garantice la seguridad constante en los planteles de la comunidad.

La responsable del plantel dijo que aceptarán el ofrecimiento del DIF, pero a inicios del próximo ciclo escolar, tras un diagnóstico que incluya a niños de nuevo ingreso.

La docente dijo que tras el incidente regresó solo el 30 por ciento del alumnado. Desde entonces ha subido un poco, pero no ha llegado a la totalidad de antes del incidente, aunque se les siguió dando clases virtuales.

Incluso para este ciclo no habrá festival de fin de curso, solo un pequeño acto protocolario.

Sin sentirse seguras

Al preguntarle sobre la asistencia de policías a la comunidad, dijo, “vienen en muy pocas ocasiones. Por ejemplo, en esta semana no han venido, la semana pasada vinieron a que les firmara en dos ocasiones. Desconozco si pasaron a los demás planteles. Lo que se ha pedido es que quieren patrullas a la entrada y salida de los alumnos, pero no se ha brindado”, insistió.

“No nos sentimos seguras, también tenemos miedo e incertidumbre, porque fue un hecho muy lamentable de alto impacto y ni nos sentimos con la misma seguridad antes. Esta era una comunidad muy tranquila, incluso la comunidad se ha alejado. Aunque nosotros no hayamos tenido nada que ver en este lamentable hecho”, precisó.

Por su parte la directora de la primaria “Sorjuana Inés de la Cruz”, Leticia Abigail Aguilar García dijo que desde el incidente donde perdieron la vida seis personas, la población escolar no ha regresado a clases.

“De 330 alumnos solo 185 niños han regresado a las aulas y es variable día con día, unos días tenemos 150, otros 185. Pero no llegamos al cien por ciento”, dijo.

Reciben apoyo, pero no vigilancia

La docente dijo que se ha recibido el apoyo del DIF con asesoría del psicólogo Mario Camacho. Esto para los maestros y padres de familia de sexto grado para apoyarlos a que no deserten de la escuela Ahora falta que venga Protección Civil e incluso habrá un simulacro de la policía municipal en dado caso de que ocurra un evento.

Aguilar García dijo que a través del oficio a seguridad pública han pedido más seguridad mínimo a la salida, pero ante las peticiones de seguridad en otras escuelas solo dan rondines. Ya sea muy temprano o incluso fuera del horario escolar, “a mí no me ha tocado a la hora de entrada o de salida”.

La directora de este plantel dijo que regresaron a clases con miedo, “estaban todas las tiendas cerradas, no había movimiento en la comunidad. Pero se habló entre los maestros para quitarnos el miedo y no demostrarlo para seguridad de los niños, y no generar temor entre los alumnos”.

En el caso de la secundaria, solo se podía observar que estaban realizando sus actividades de manera normal, sin mayor problema. En el bachillerato no se encontró a nadie porque ya están de vacaciones.

En la comunidad se observan cruces a lo largo de la calle donde quedaron los cuerpos de las personas que asesinadas. Los nombres y las flores evidencian una herida y un dolor que no se irá. “Seguimos de luto, es una tragedia que no vamos a olvidar”, dijo un vecino.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s