Detienen a dueño de bar en Sudáfrica donde murieron misteriosamente 21 jóvenes.

La Policía de Sudáfrica anunció hoy la detención del dueño y de dos empleados de la taberna en la que 21 adolescentes murieron a finales de junio pasado en el sureste del país, en circunstancias aún sin esclarecer, por incumplir las leyes de venta de alcohol.

Los arrestos se produjeron después de que la junta provincial que regula la compra y venta de alcohol en la provincia del Cabo Oriental, donde ocurrieron los hechos, presentara una denuncia por la tragedia, en la que la víctima más joven tenía tan solo 13 años.

En un comunicado difundido este miércoles, la Policía sudafricana detalló que las detenciones se produjeron entre el fin de semana pasado y este martes, y que los cargos que pesan contra los arrestados incluyen el incumplimiento de la prohibición de vender alcohol a menores.

Las fuerzas de seguridad sudafricanas, sin embargo, aún no han aclarado las circunstancias en las que se produjeron estas muertes tras dos semanas y media de pesquisas.

«Como dijimos al principio, la investigación está en proceso y debe tratarse con cuidado extremo y sabiduría para que podamos alcanzar los resultados deseados», señaló en el comunicado policial la teniente Nomthetheleli Mene.

El mensaje detalla que, una vez concluya el trabajo forense, los resultados se darán a conocer a las familias, pero que no hay «nuevos avances» en este momento.

La tragedia ocurrió en la noche entre el 25 y el 26 de junio, en un local conocido como Enyobeni Tavern, en la ciudad de East London.

La Policía acudió al lugar tras haber recibido llamadas de alerta y encontró 17 cuerpos sin vida en el local, además de un gran número de botellas de alcohol esparcidas por el lugar.

El resto de víctimas murieron en centros médicos cercanos o mientras eran trasladados, hasta un total de 21 muertos, de los cuales la mayoría eran menores de 18 años y el más joven tenía tan solo 13 años.

Las primeras hipótesis apuntaban a una posible estampida, pero los investigadores descartaron esa teoría al no haber encontrado lesiones en los cadáveres que coincidan con esa causa.

En la prensa local, filtraciones policiales apuntaron en los primeros días a hipótesis de intoxicación.

La tragedia de East London causó una fuerte conmoción en el país y la semana pasada se organizó un funeral conjunto al que acudió el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, si bien el acto despertó posteriormente cierta polémica al trascender que los ataúdes que se usaron para el acto eran «simbólicos» y algunos estaban vacíos.

Este último fin de semana, además, un total de 18 personas murieron en dos tiroteos en bares ocurridos en las ciudades de Johannesburgo y Pietermaritzburg (este).

La Policía los investiga como incidentes de criminalidad, pero la sucesión de tragedias recientes reavivaron el debate sobre el grave problema de la inseguridad en el país y sobre el consumo de alcohol.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s