Buques de guerra rusos navegaron cerca de Taiwán y generaron incertidumbre en Beijing: “Fueron demasiado lejos”.

Tres buques de guerra de la armada rusa navegaron en una ruta marina frente al condado de Hualien, en Taiwán, un inusual despliegue que modifica la política de Moscú y causa incomodidad en el régimen de China, su socio más importante frente a Occidente.

El movimiento de las naves fue detectado por el Ministerio de Defensa de Japón, que avistó a las naves el 1 de julio a unos 70 kilómetros al sur de Yonaguni, y luego navegaron adentrándose al Mar de China Oriental. Posteriormente, Taiwán confirmó que navegaron cerca a la costa de Hualien y añadió que vigiló de cerca los movimientos.

Las autoridades niponas identificaron a los buques como el destructor de clase Udaloy Marshal Shaposhnikov, la corbeta de clase Gremyashchiy y un petrolero de clase Dubna.

Si bien la navegación se realizó en aguas internacionales, China podría considerarlo como una violación a su soberanía, teniendo en cuenta que el régimen ve a Taiwán como territorio propio y amenaza con recuperarlo por la fuerza.

Una fragata China siguió a los barcos, pero hasta ahora, Beijing no ha realizado ningún comentario sobre estos movimientos, pero analistas señalan que es altamente inusual que genera un dilema para el régimen.

“Los rusos han ido demasiado lejos esta vez”, dijo Zhou Chenming, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Militar Yuan Wang, con sede en Beijing, en declaraciones al South China Morning Post. “China no quiere que los estadounidenses se acerquen [a las aguas que considera propias], ni tampoco que lo hagan los rusos”, explicó.

Ni Lexiong, profesor de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shanghai, destacó al SCMP que Rusia nunca se había acercado al Estrecho de Taiwán ni a las aguas cercanas al Mar de China Oriental. Según recordó, desde la época soviética que Moscú mantenía el enfoque de dejar la cuestión de Taiwán como un asunto interno de China en el que nunca intervendría.

Los movimientos despiertan suspicacias luego de la invasión a Ucrania lanzada a fines de febrero. Para Ying-yu Lin, investigador de la Asociación de Prospectiva Estratégica, un think tank con sede en Taipei, las actividades podrían ser un intento de Moscú de mostrar que continúa con las maniobras en el Pacífico a pesar de la guerra en Europa del Este. Aunque tampoco descarta que se trate, por el contrario, de una mayor cooperación estratégica entre Rusia y China.

En esa línea, Patrick Huang, analista político afincado en Taipei, dijo que las actividades podrían representar el intento de Rusia de crear la impresión de que Moscú estaba cooperando estrechamente con Beijing en el plano militar para contrarrestar a Washington, motivo por el cual China no estaría preocupada por esos despliegues. No obstante, remarcó que sostener esos lazos no es fácil para Xi Jinping, que debe mantener al menos cierta distancia del Kremlin para evitar ser arrastrada plenamente en el aislamiento internacional y las sanciones comerciales.

Información. Infaboe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s