Colombia dejaría guerra contra drogas: busca desmilitarizarse y legalizar cocaína.

Transitar de una ‘guerra contra las drogas’ a una regulación del mercado es la polémica resolución a la que llegan en Colombia. A través de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición se traza la ruta para hacerlo posible.

La Comisión que hoy así lo declara se creó tras el acuerdo de paz en 2016 que firmaron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el gobierno. De entonces a la fecha ha desarrollado una extensa investigación que recién concluye en un informe.

Este, examina los diferentes elementos del conflicto armado en 62 años. Asimismo, escudriña la verdad sobre el comportamiento de fuerzas estatales, narcotraficantes, paramilitares y otros protagonistas, como de sus mismas víctimas.

Así, tras la recopilación de 15 mil testimonios y el análisis de más de 700 casos en diferentes territorios durante cuatro años, la comisión presentó su informe final. En este, además de premiar la reconciliación y la paz, renunciado a la militarización y la guerrilla.

Las medidas prevén un cambio crucial en el abordaje al narcotráfico en un país que figura como el principal productor mundial de cocaína. Además, dentro de un territorio golpeado por cárteles mexicanos que buscan controlar el contrabando a los demás continentes.

“La desmilitarización de las políticas pasa también por avanzar en el modelo de regulación y legalización de la cocaína. Ello, dado el fracaso de las políticas prohibicionistas y el altísimo costo que Colombia ha pagado por el narcotráfico. Donde la propia guerra contra las drogas se ha convertido en un factor de persistencia del conflicto”, sentenció la Comisión. 

Regular las drogas en Colombia, un cambio radical

El informe tuvo la colaboración de 186 voluntarios y cerca de 800 organizaciones internacionales. Además, concluye que el “narcotráfico no puede ser atendido como una guerra”. En este sentido, recordó que la criminalización y el endurecimiento del conflicto han tenido a la población civil como la principal víctima.

“Con la guerra, los sucesivos intentos de abordar el conflicto sin enfrentar su naturaleza económica y política se concentraron en la ilegalización de las drogas y en atacar los puntos más débiles de la cadena. Reforzaron el prohibicionismo, recurrieron a las fumigaciones y eliminar o extraditar las cabezas ilegales del negocio”, destacó. 

Para que el tránsito en las políticas de combate al narcotráfico sea efectivo, propuso la creación de un comité de seguimiento que gestionará su ejecución. Además, pide a las instancias del Estado colombiano (gobierno, Congreso, Fiscalía y jueces) “transitar hacia la regulación legal estricta” de las drogas.

Bajo este marco considera fundamental superar el prohibicionismo y transitar a regular las drogas en Colombia. Asimismo, insiste en liderar y promover el debate internacional para la modificación de este régimen global por uno regulatorio, en particular con Estados Unidos.

“Este cambio debe dejar atrás el abordaje del problema de las drogas como un asunto de seguridad nacional. Debe contribuir a desmilitarizar la relación entre el Estado y la ciudadanía”, sugirió.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s