Migrantes pierden camino por “sueño americano”; ‘Paralelo 31’ los devuelve a sus familias.

De los migrantes que cruzan a los Estados Unidos por el desierto, pocos logran su objetivo. Mientras tanto, de quienes fallecen en el intento, el 80% de los restos nunca se recuperan. Además estas personas van engañadas y a diario se pierden vidas.

Así lo señaló Luis Enrique López, mexicano radicado en Arizona y Presidente del Grupo de Búsqueda y Rescate Voluntario de Migrantes, “Paralelo 31”. Tan solo hace dos semanas se recuperaron 10 cuerpos en distintos puntos y en estos días se rescataron a tres hombres con vida.

Para Luis Daniel, esta labor humanitaria va más allá de rescatar con vida o lamentablemente el cuerpo de un migrante. También es llevarle a una familia cierta tranquilidad a pesar de las circunstancias.

Originario de San Miguel de Allende, Guanajuato, Luis Daniel López salió a la edad de 17 años en 1999 de su municipio. Buscaba el “sueño americano” y para eso atravesó el desierto de Arizona; en ese entonces las condiciones eran diferentes y la vigilancia del país vecino no era como la actual. Se estableció en Mesa, en el condado de Maricopa, comenzó a trabajar y logró legalizar sus documentos y estatus en el 2010.

Un hecho que lo quebró y marcó su vida

Sin embargo, hace 11 años que decidió involucrarse en grupos de búsqueda de apoyo y rescate de migrantes con “Ángeles del Desierto”. En ese momento vivió un hecho que lo marcó y decidió que tenía que dedicar más tiempo a esta labor humanitaria.

“Fuimos a dejar una cruz donde se localizaron unos restos. Uno de los compañeros localizó un número para avisar a familiares, se marcó el teléfono y se puso el altavoz; contestó una niña pensando que era su papá, sin saber que su papá había muerto; ahí me quebré”.

Hace un año inició con la creación del Grupo de Búsqueda y Rescate Voluntario de Migrantes, “Paralelo 31”. Esto con la ayuda de voluntarios que al momento suman 20. Ellos cubren las zonas de Texas, Nuevo México, California y Arizona. “Hay muchos grupos de búsqueda afortunadamente, paro aun así es insuficiente para cubrir todo el territorio”.

El peligro no los detiene; niños también se pierden

El paso de migrantes que buscan una mejor calidad de vida para sus familias ha ido en aumento a pesar de los peligros y el cruzar por el desierto aumenta aún más el riesgo de perder la vida. A decir de Luis Daniel, los “coyotes” los engañan, les dicen que caminarán dos días, cuando en realidad son entre 7 y 10 días y con la poca agua que se lleva, sumado a las altas temperaturas, pocos logran llegar.

“A muchos los avientan al desierto y los abandonan a su suerte. A un desierto que parece no tener fin, sin las condiciones y los peligros también de las serpientes, escorpiones, entre otros animales. Nos hemos encontrado con escenas muy tristes, mochilas con ropa, restos óseos de niños”.

Las familias de migrantes son quienes los contactan a través de la página de Facebook, piden apoyo para localizar a su familiar. Muchas veces con la última ubicación y eso puede lograr una localización más pronta, además de que se tienen que solicitar permisos para acceder a zonas privadas. Lamentablemente, contó, en la gran mayoría de casos solo se encuentran los restos.

Su página de facebook puedes revisarla: Dando CLIC AQUÍ

“Para los coyotes son ganancias, no personas”

Aunque desconoce el número de migrantes que a diario cruzan por el desierto, señala que son cientos a la semana. Pocos logran el objetivo, y de quienes fallecen en el intento el 80% nunca son localizados. Mientras tanto, sus familias se quedan con esa pena.

“Las cifras de los cuerpos o restos localizados varían. Esta semana fueron tres, hace dos semanas fueron 10. En varios puntos con apoyo de voluntarios de otros estados, nosotros siempre actuamos con apoyo de las autoridades, somos el vínculo y si se agota la búsqueda por parte de ellos entonces sí entramos nosotros a caminar por el desierto”.

La migración pareciera el “cuento de nunca acabar” y la recomendación sería quedarse con su familia en su lugar de origen. Luis Daniel menciona que es una decisión de cada persona y lo que podría salvarles la vida es contar con el teléfono celular para llamar al 911 y compartir su ubicación.

“Solo no olviden que para los coyotes son ganancias, no son personas”

Urge a dar opciones para mantenerlos en casa

Lolita Aviña Gómez de la Asociación Guanajuatense del Estado de Texas, dijo que nada ha detenido la migración de los guanajuatenses hacía Estados Unidos. Menos ahora que los productos de la canasta básica han incrementado costos.

Por ello urgió a que los gobiernos de todos los niveles implementen acciones para atender este tema; primero, que generen condiciones para que las familias tengan las oportunidades de desarrollo; y segundo que informen que migrar es un riesgo y más de manera ilegal, ya que pueden perder la vida como ocurrió con los migrantes localizados en el tráiler en San Antonio, Texas.

“Después de la pandemia, todo está subiendo. La situación económica se pone peor y por ello es que la gente se sale a buscar, migra de sus comunidades de origen. Lo ocurrido en San Antonio Texas, no es la primera vez, ya antes había otro (caso).

“Los coyotes los convencen para que sean trasladados en cajas secas, prometiéndoles que irán en caja refrigerada. Terminan metiéndolos en caja seca como esta que no tiene ventilación, que no tiene nada y se convierte una trampa y en una tragedia innecesaria, triste e inhumana. Lo ocurrido con el tráiler es la peor cara de la migración, es lo que está pasando y lo que pasa todos los días, pero que no se reporta”, precisó.

 Familias rotas

Ante este panorama, es responsabilidad de las autoridades locales, en este caso el gobernador, acordar acciones con la Secretaría del Migrante y con los legisladores. Que revisen a fondo este tema, pues las cifras son alarmantes de toda la gente que está dejando el Estado.

“Se requiere enfocarse en generar las fuentes de empleo para que la gente desista de migrar en esas condiciones. Se tiene que trabajar para generar las condiciones para que la gente se quede. Porque el pensar en migrar a muchos incluso se les está yendo la vida y como en estos casos están dejando familias solas y seguramente tendrán situaciones peores”, precisó.

Señaló que en el tráiler encontrado con migrantes en San Antonio Texas, había menores de edad. Apuntó que cuando las familias enteras migran, generalmente es de centroamérica, ya que en el caso de México, suele solo migrar el jefe de familia. Una vez se establece, entonces sí manda por su familia, por eso hay situaciones en que los menores viajan solos, pues sus papás ya están del otro lado.

En el caso de los menores que viajaban en el tráiler, dijo que no se sabe si iban acompañados por familiares directos o estaban a cargo del coyote. Pero remarcó que a estos la vida humana no les interesa. “Son solo cifras, números, son carga que transportar, se olvidan que son personas”, dijo.

Tragedias en trailers no son nada nuevo

Aviña Gómez dijo que lo de los camiones no es algo nuevo para transportar migrantes. Antes de esta que se ha convertido en la peor tragedia, en Natalia Texas también surgió una situación lamentable. En aquella ocasión encontraron a todos los migrantes muertos en estado de descomposición.

“En esas cajas meten de 100 a 150 personas, calculan la distancia para llegar al punto que los van a dejar, pero son tantas personas que como en este caso, pierden la vida por la disminución del oxígeno”, concluyó.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s