Dióxido de azufre, sin control en Salamanca: activan tercera alerta de la semana.

Sin control, las emisiones de azufre en Salamanca activan la tercera alerta de precontingencia ambiental en la semana. Nuevamente, las autoridades ambientales llaman a resguardar a los más vulnerables, adultos mayores y menores de 5 años. Ello, para evitar que se complique su salud.

Al alcanzar hasta las 0.127 partes por millón, la cifra más alta hasta la fecha, la SMAOT decretó la precontingencia ambiental por dióxido de azufre en Salamanca. Se trata de la tercera desde el 17 de junio y la cuarta en el 2022, aun cuando para la protección de la población debe evitarse la alerta más de una vez al año.

Fuente: SMAOT

Pese a lo peligroso que resulta para la población, hasta ahora las autoridades no han dado mayor información sobre acciones para aminorar el problema.

Otra vez desde la estación Cruz Roja se reportó un promedio horario de 0.18392 ppm a las 8:00 horas. La cifra resulta muy por encima del límite máximo normado en México —bajo la NOM-022-SSA1-2010— que es de 288 µg/m3 o 0.110 ppm promedio en 24 horas.

El peligro del dióxido de azufre

Información científica de estudios epidemiológicos sobre la exposición al SO2 establecen un aumento en la mortalidad de adultos mayores por padecimientos cardiovasculares y respiratorios. Además, eleva el ingreso a los servicios de emergencia por causas respiratorias y obstrucción crónica pulmonar.

En personas con enfermedades respiratorias (EPOC, asma) y cardiacas (angina de pecho) hay aumento en la probabilidad de agravamiento. Además, pueden presentar disminución en la tolerancia de la actividad física y mayor probabilidad de muertes prematuras.

Ante ello, la SMAOT recomienda evitar las actividades al aire libre. A esta petición también se sumó el titular de Medio Ambiente Salamanca, Alberto de la Torre Gleason.

Emisiones de azufre en Salamanca, un problema sin control

El origen del SO2 es, es principalmente antropogénico. Es un gas que se origina sobre todo durante la combustión de carburantes fósiles como petróleo y carbón. Esta se lleva a cabo sobre todo en los procesos industriales de alta temperatura y de generación eléctrica.

Si el SO2 se asocia con la humedad de las mucosas conjuntival y respiratoria constituye un riesgo en la producción de irritación e inflamación aguda o crónica. Asimismo, suele asociarse también con el material particulado (PST, PM10) y dar lugar a un riesgo superior, puesto que su acción es sinérgica.

Esta combinación, SO2/PM10, es la responsable de episodios poblacionales de mortalidad en diferentes partes del mundo. Pero además, del incremento de la morbilidad en enfermos crónicos del corazón y vías respiratorias superiores.

Ante ello, las autoridades ambientales prometieron controlar acciones con la industria petrolera y eléctrica en Salamanca para ajustar sus procesos. Sin embargo, hasta ahora no ha dado resultado

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s