¿Una píldora para tratar el alcoholismo? El sistema de salud australiano la tiene, pero la receta poco.

Se estima que en el mundo hay unos 2.300 millones de alcohólicos y que el alcohol está relacionado con por lo menos 3 millones de muertes al año, por eso un medicamento capaz de tratar el consumo problemático de la bebida podría ser una noticia alentadora.

La droga se llama “naltrexona”, un antagonista de los opioides que bloquea los receptores de este tipo de sustancias en el cerebro sin activarlos, amortiguando la euforia causada por drogas como la heroína, la morfina y el alcohol. Es una especie de luz roja para el cerebro.

Es por esto que muchos consideran que la naltrexona es un tratamiento optimista para el trastorno por consumo de alcohol.

Pero esta droga no es conseguida con facilidad, pues no existe un consenso en la comunidad médica sobre su utilidad y beneficios, aunque existen estudios que respaldan su uso.

En 2012, un metanálisis de casi 40 años de ensayos clínicos concluyó que por cada nueve personas tratadas con naltrexona, una no volvería a beber en exceso.

La naltrexona está aprobada para su uso en Australia, donde se receta en tratamientos integrales para la dependencia de alcohol. Esto implica tomar una dosis, todos los días, como parte de una estrategia más amplia para mantener la abstinencia. Desde 2001, el medicamento figura en el Plan de Beneficios Farmacéuticos, actualmente con un costo de bolsillo de 42,50 dólares por mes.

El consumo de alcohol es abundante en toda Australia y se considera la droga más consumida en el país. Un análisis realizado por el Centro Nacional para la Educación y Capacitación sobre Adicciones (NCETA) encontró que, en 2019, aproximadamente el 5% de la población australiana mayor de 14 años bebía todos los días, una tasa que representa aproximadamente 1,01 millones de personas.

La naltrexona, con su accesibilidad y relativa efectividad, sería un tratamiento brillante para una condición como el alcoholismo. Sin embargo, los medicamentos aprobados para tratar estas condiciones no son aceptados por la comunidad médica.

Según datos del gobierno, se proporcionaron aproximadamente 59.000 recetas de naltrexona bajo el PBS en 2021. Se informó que el acamprosato, otro medicamento subsidiado para el alcoholismo, se recetó alrededor de 43.000 veces durante el mismo período.

El doctor Philip Crowley, especialista en medicina de adicciones con sede en Melbourne, afirma que no hay ninguna razón médica por la que los médicos de cabecera se nieguen a prescribirlo.

“La farmacoterapia con alcohol en realidad funciona bastante bien”, le dijo a VICE, explicando que los beneficios equivalen aproximadamente a cómo los antidepresivos pueden tratar la depresión significativa.

“No te vuelves adicto a la naltrexona ni abusas de ella. Es relativamente barato”, agregó.

El experto sugiere que las influencias externas están detrás de la falta de recetas, como un malentendido de la naturaleza crónica del alcoholismo y una falta de conocimiento de estos medicamentos entre los usuarios y los profesionales médicos.

“Probablemente hay un aspecto cultural”, dijo. “Los médicos australianos son muy buenos para tratar la abstinencia de alcohol. Creo que ven mucha abstinencia de alcohol en los hospitales, y tienden a verlo como el tratamiento que se les ofrece a las personas”.

Acceder a la naltrexona es una experiencia variada en Australia. Algunos lo encuentran relativamente sencillo y otros enfrentan dificultades o son rechazados por completo. La renuencia a recetar el medicamento podría estar relacionada con la falta de consenso sobre su eficacia.

El trastorno por consumo de alcohol todavía se considera una condición fuertemente estigmatizada en todo el mundo, con un estudio de 2014 de la Universidad de Queensland que concluyó que casi un tercio de los participantes vieron el alcoholismo como resultado de “mal carácter” .

Ese estigma es otro elemento que dificulta tratar este padecimiento con medicación, dicen los expertos, que prefieren guardar prudencia frente a la prometedora droga.

Información. Infaboe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s