Reportan supuesto secuestro de migrantes en Coahuila: autoridades investigan.

Entre 50 y 60 migrantes, hombres, mujeres y niños, de los más de 350 que están varados en la central de autobuses de Saltillo, se plantaron frente a Palacio de Gobierno para atender el presunto secuestro de dos camiones con migrantes y, además, solicitar la intervención de autoridades estatales para que los dejen viajar a Ciudad Acuña y Piedras Negras.

Las autoridades de seguridad estatales y federales desmintieron el secuestro a través de un comunicado en el que aseguraban que no había ningún reporte o denuncia al respecto, pese a lo cual ya se inició una investigación y las instancias están atentas a cualquier llamado al 911 para precisar lo señalado.

Desde el domingo en la madrugada los migrantes comenzaron a arribar con un tarjetón café de Instituto Nacional de Migración (INM). En este se explica que tienen permiso para recorrer cualquier estado de la República Mexicana, gracias al documento compraron algunos boletos para viajar a la frontera de Coahuila, pero después se les negó subir a las unidades al recibir las líneas de autobuses indicaciones de que no los podían llevar.

Ante la negativa de las líneas de transporte caminaron hasta la Plaza de Armas para solicitar el apoyo de las autoridades estatales, esto incluso con un grupo de mujeres encadenándose del cuello, para solicitar una respuesta a su petición.

Entre los presentes estaba Amber Carpenter, de la “Casa Alegre, Hogar del Migrante”, que los apoyaba en esta solicitud ante las autoridades.

A pesar de su exigencia, la mayoría de los migrantes saben que las respuestas no están en el Gobierno del Estado, y entienden que su atención corresponde al Gobierno Federal.

En otros temas, acusaron que en la central de autobuses no les regresaban el dinero que les habían cobrado por los boletos para viajar a Ciudad Acuña y que mientras a las personas nacionales el costo del pasaje es de 600 pesos, a ellos se los cobraron hasta en mil 200 pesos.

Sin embargo, el domingo por la tarde se pudo conocer que se les reintegró su dinero, y para el filo de las 20:30 horas quedaban pocos por recibir lo que pagaron por su viaje.

El administrador de la central camionera, quien no quiso dar su nombre, les explicaba que con el tarjetón café que les dio el INM no estaban autorizados para llevarlos a la frontera de Coahuila, por lo cual los migrantes se sintieron engañados por el Gobierno Federal.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s