Rusia realizó ataques indiscriminados en Jarkóv con el uso de armas prohibidas.

Un último informe de la organización civil Amnistía Internacional exhibe que Rusia usó armas prohibidas en sus ataques contra Járkov. Estas son las bombas de racimo, que constituyen una amenaza para civiles, y cohetes poco precisos.

Bajo estos nuevos elementos, reiteró su exigencia por detener la agresión contra la población civil de Ucrania. Además de la protección de menores, mujeres y adultos mayores, especialmente vulnerables durante estos actos.

A través del informe “Anyone can die at any time”: Indiscriminate attacks by Russian forces in Kharkiv, Ukraine, AI recopila los resultados del examen a 41 ataques. En estos, murieron al menos 62 personas y otras 196 resultaron heridas. Además, incluye la entrevista con unas 160 personas, entre ellas supervivientes, familiares de víctimas, testigos y profesionales médicos así lo evidenciaron.

Gracias a estas pruebas, Amnistía Internacional determinó el uso reiterado de las bombas racimo 9N210 y 9N235. Pero además, de minas dispersables que prohíben los tratados internacionales por causar efectos indiscriminados.

“La población de Járkov se ha enfrentado a incesantes bombardeos indiscriminados en los últimos meses, que han matado y herido a cientos de civiles. Han muerto personas en sus casas y en las calles, en parques y cementerios, mientras hacían cola para recibir ayuda humanitaria (…).El uso reiterado de municiones de racimo prohibidas es escandaloso, y una muestra más del absoluto desprecio por las vidas civiles”, sentenció Donatella Rovera, asesora de AI.

Las víctimas de los ataques donde Rusia usó armas prohibidas

Desde que comenzó el conflicto, el titular del departamento médico en la región contabilizó 606 civiles muertos y 1 mil 248 heridos. La mayoría, víctimas de ataques como el del parque infantil del 24 de febrero o el del 24 de marzo durante la cola por ayuda humanitaria.

En estos últimos casos, los médicos extrajeron trozos de varillas de acero de bombas racimo que dieron blanco en menores, adultos mayores o discapacitados.

Finalmente, la ONG llama por el uso de cohetes no guiados que pueden causar efectos indiscriminados en zonas pobladas. Asimismo, denuncia el lanzamiento de ataques de las Fuerzas Ucranianas desde barrios residenciales que pone en peligro a la población.

¿Por qué son prohibidas?

Es ilegal utilizar armas cuyo efecto sea inherentemente indiscriminado. Esto es, que no puedan dirigirse contra un objetivo militar específico o cuyos efectos no puedan limitarse a ello. Esto se debe a que su uso hace que sea prácticamente inevitable dañar o destruir a personas o infraestructuras civiles (hogares, hospitales y escuelas).

En este sentido, las bombas y municiones de racimo se prohíben porque pueden contener cientos de submuniciones que se liberan en el aire. Estas, además, se esparcen indiscriminadamente en una zona de cientos de metros cuadrados. Pueden arrojarse o dispararse desde un avión o desde misiles tierra-tierra.

La submunición de racimo tiene también un alto índice de fallo, lo que significa que un elevado porcentaje no estalla al hacer impacto. Estos artefactos sin explotar constituyen una amenaza para la gente años después de haberse arrojado la bomba.

El empleo, la producción, la venta y la transferencia de municiones de racimo están prohibidos en la Convención sobre Municiones en Racimo de 2008.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s