Chile enfrenta una crisis de seguridad.

Sicariato, bandas de crimen organizado, asaltos y un fuerte incremento de los homicidios: Chile enfrenta la peor crisis de seguridad en tres décadas, un escenario desconocido en el país, donde crece el temor en la población.

La violencia viene en aumento en Chile desde hace una década, y aunque sus índices siguen por detrás de otros países latinoamericanos, en los últimos dos años la inseguridad pasó a ser la principal preocupación de los chilenos, que han empezado a cambiar sus rutinas para evitar ser víctimas del creciente número de delitos violentos.

«Podemos pensar que Chile está siendo un país donde el delito está generando un mayor daño de lo que hacía anteriormente. Las familias hoy día perciben que tienen un alto riesgo de ser víctimas de un delito», dijo Daniel Johnson, director ejecutivo de la fundación Paz Ciudadana.

En los últimos seis años las tasas de homicidio en Chile aumentaron un 70 por ciento, mientras que la percepción de daño provocado por el robo con violencia subió un 37 por ciento en una década.

Entre los delitos con mayor connotación social están los llamados «portonazos», asaltos en los ingresos a casas o condominios, y las «encerronas», como llaman a los robos del vehículo en plena vía pública mediante intercepciones de delincuentes armados.

El último estudio de la encuestadora Ipsos indicó que para 52 por ciento de los chilenos la principal preocupación es la delincuencia, además de la presencia de mafias organizadas y el narcotráfico. Según la Policía, las incautaciones de droga aumentaron 150 por ciento en 2021.

En este escenario, la Secretaría de Prevención del Delito lanzó una frase que levantó alarma: «Chile está viviendo el peor momento en seguridad desde el retorno a la democracia», en 1990.

La población se indignó con la muerte de una periodista que cubría una de las marchas por el Día del Trabajador, tras ser alcanzada por un balazo en el rostro durante un enfrentamiento entre comerciantes y manifestantes en Meiggs, barrio que ha sido el centro de operativos policiales estas últimas semanas en busca de desbaratar mafias que cobran por la ubicación a los comerciantes ambulantes que se han ubicado en las banquetas.

Los hechos despertaron la preocupación por el uso de armas en Chile, donde hay 765 mil 817 registradas activas. La muerte por disparos «se ha transformado en la principal causa de homicidios.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s