Cumbre de las Américas | Líderes llaman a cerrar filas contra el crecimiento de China.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, encara la IX Cumbre de las Américas con el objetivo de impulsar avances regionales para abordar el desarrollo económico, el cambio climático y la migración, a pesar de la notable ausencia de algunos de sus homólogos latinoamericanos.

En la primera cumbre en suelo estadounidense desde 1994, Biden y su equipo tratarán de fortalecer las relaciones con la región. Esto pese a la polémica en torno a la lista de invitados.

“En esta Cumbre tenemos la oportunidad de unirnos en torno a ideas audaces, a acciones ambiciosas, y de demostrar a nuestros pueblos el increíble poder de las democracias para ofrecer beneficios concretos y mejorar la vida de todos. De todos”, afirmó Biden en su declaración inaugural el miércoles

El principal punto de fricción de la cumbre ha sido hasta ahora la preparación de la lista de asistentes al evento. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quería que se invitada a los líderes de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Sin embargo, Washington se resistió porque los considera autoritarios.

Como no se pudo alcanzar un acuerdo, López Obrador decidió no acudir a la cita, igual que los líderes de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El canciller hondureño, Eduardo Enrique Reina, explicó la decisión de la presidenta del país, Xiomara Castro.

“La presidenta fue muy clara con que ésta debería ser una cumbre sin exclusiones”, afirmó Reina, que añadió que, pese a esto, su gobierno está dispuesto a actuar en los problemas comunes. “La voluntad política de trabajar con todos los países de América está aquí”.

López Obrador reitera su protesta

Este mismo jueves, durante su conferencia matutina, López Obrador sostuvo que es necesario cambiar la política intervencionista para que América tenga mayor capacidad económica y comercial.

“No estamos de acuerdo con mantener la misma política de siempre, intervencionista, que afecta a la gente, que tiene que ver con las cúpulas de poder económico y político, las diferencias arriba por cuestiones ideológicas, por dogmatismos, por intereses”, dijo en conferencia de prensa matutina.

Cuestionado sobre su inasistencia a la Cumbre, AMLO señaló que México está representado por el canciller Marcelo Ebrard, pero bajo protesta, “porque no aceptamos que se excluya a nadie”.

“Nosotros estamos representados, pero al mismo tiempo lo hacemos bajo protesta porque no aceptamos que se excluya a nadie. Queremos la unidad de todos los países del continente en beneficio de nuestros pueblos y no queremos alentar bloqueos ni discriminación […] Si nosotros nos quedamos callados ante esa conducta hegemónica, eso va a continuar”, agregó.

Por últimó, apuntó la necesidad del continente a agruparse en un bloque conjunto económico y comercial, similar a la Unión Europea.

“América debe integrarse, en lo económico, en lo comercial con respeto a la soberanía de cada Nación. Eso es lo más recomendable”.

Esto también con la intención de plantar cara contra el avance económico de China, pues su pronóstico es que en 30 años, China va a tener el dominio del 70% del comercio en el mundo y América del Norte entre 4% y 10%. Esto provocará un “desequilibrio”, lo que debe motivar aún más la integración del continente americano.

Marcelo Ebrard transmite mensaje de inclusión internacional

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confía en que Estados Unidos fije otro tipo de relación con América basada en el respeto mutuo y en la no intervención.

Durante la primera reunión ministerial del 2022 en el marco de la Cumbre de las Américas, el canciller mexicano reiteró que se debe buscar la unión de la región y un nuevo orden interamericano.

También dijo que México no acepta el principio de intervención y rechazó la continuidad de bloqueos, embargos y sanciones económicas pese a la pandemia de Covid-19, ya que esto contradice el derecho internacional.

“Es un error estratégico excluir de esta Cumbre de las Américas a países miembros de nuestro continente (…) Nadie tiene derecho a excluir a otro; no aceptamos el principio de intervención para definir unilateralmente quien viene y quien no viene”, dijo ante sus pares.

Cumbre evidencía la complicada relación de Estados Unidos con América Latina

Esto sirve como recordatorio de la dificultad que han presentado las relaciones con América Latina para la Casa Blanca. Incluso en un momento de acercamiento a Europa, donde la invasión rusa de Ucrania ha generado una mayor cooperación, y en Asia, donde la creciente influencia de China ha agitado a algunos países.

Uno de los desafíos es el inequívoco desequilibrio de poder en el hemisferio. Los datos del Banco Mundial muestran que la economía estadounidense es más de 14 veces mayor que la de Brasil, la siguiente más grande de la cumbre. Las sanciones que Washington y sus aliados impusieron a Rusia son mucho más duras en Brasil, que importa fertilizantes de la nación europea. Y los datos comerciales indican que los países latinoamericanos estrechan lazos con China, que a su vez realiza importantes inversiones.

Esto deja a Estados Unidos en una posición comprometida. Esto ya que debe mostrarle a América Latina por qué mantener una relación más estrecha con Washington sería más beneficioso que con China. Sobre todo en un momento en que las economías luchan por superar la pandemia, mientras la elevada inflación empeora las condiciones.

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Biden, se comprometió a que Estados Unidos “invertirá dólares específicos para producir resultados tangibles” en la región. Estos proyectos incluyen formación para trabajadores o ayudas para garantizar la seguridad alimentaria, entre otras cosas.

“Cuando sumas todo eso y observas el impacto práctico para la esfera pública que tendrán las medidas en la cumbre de parte de Estados Unidos, verás que son significativamente más impactantes en las vidas y medios de subsistencia de la gente de esta región que los tipos de proyectos extractivos en los que China ha invertido”, indicó.

Invertir en América Latina: el camino de Estados Unidos

Suzanne Clark, directora de la Cámara de Comercio, explicó que colabora con el Departamento de Estado en una reunión de CEO’s paralela. Las prioridades de la agencia son impulsar el Estado de Derecho y el comercio con las naciones latinoamericanas.

“El impacto de la pandemia se ha visto exacerbado por el estancamiento del crecimiento económico; y por problemas de larga data como la pobreza, la desigualdad, la inseguridad, la corrupción y una atención médica inadecuada”, afirmó Clark. “A medida que el hemisferio emerge de la nube del COVID, nuevos desafíos como el aumento de la inflación, especialmente en los sectores de la alimentación y la energía, amenazan con exponer más aún la fragilidad de la región”, dijo.

Harris ha hecho hincapié en las inversiones en el sector privado para abordar los retos que presenta la región. Especialmente en lo relativo a la reducción de la inmigración, ofreciendo más oportunidades económicas en los países de origen.

“Una de las cosas indudables (es que) cuando podemos mejorar la prosperidad y la estabilidad de nuestros vecinos, nos beneficiamos como nación. Así que el trabajo que hemos estado haciendo en la cumbre ha sido reunir a CEOs y jefes de Estado de una serie de países del hemisferio occidental aquí para hablar sobre cómo podemos seguir colaborando”, declaró el miércoles.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s