Mujeres salen a protestar en Afganistán; piden que sus derechos sean respetados.

Las mujeres de Afganistán tienen un objetivo claro: que sus derechos sean respetados. Así lo han expuesto en recientes protestas registradas en Kabul, la capital de su país.

Durante todo mayo, diversos grupos de al menos 20 mujeres caminaron por distintas calles, en espera de que los ambulantes escucharan su mensaje y a su vez éste llegara a los oídos de sus gobernantes, los talibán.

En los últimos meses, el grupo islamista ha regresado a las represiones que mantuvo durante su primer mandato de 1996 a 2001, aun cuando aseguró, tras tomar la capital, que no volvería a implementarlas.

En esa medida, a las mujeres se les empezó a restringir la educación a partir de los 12 años, obligando a las jóvenes a no volver a sus respectivos colegios a pesar de que ya iban a retomar las clases tras la pandemia, y a las adultas a ir a acompañadas de un hombre a sus respectivos trabajos.

También, se les forzó a usar el burka o sus derivados en todo entorno público, mientras que en el privado sólo si estaban en presencia de algún hombre que no perteneciera a su familia. Según los talibán, las mujeres pueden incitar a los afganos si no usan estas prendas.

Ante ese panorama fue que distintas afganas salieron a protestar contra las medidas de los islamistas, en espera de que más inconformes decidan manifestar a su lado en los próximos días.

“Estas manifestaciones van a seguir sobre todo considerando los grandes motivos por los cuales las mujeres lo están haciendo y por los que se sienten descontentas, como es la educación”, dice el doctor Francisco Daniel Abundis, internacionalista del Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara.

Para el docente, el tema educativo puede resultar de suma importancia para las afganas, pues a diferencia de otros países es muy poco probable que ellas cursen clases universitarias o incluso lleguen a desarrollarse profesionalmente.

Según la ideología de los talibán, las mujeres deben permanecer en sus hogares, evitando en lo más posible salir a zonas públicas, ya que así lo interpretaron de El Corán, un libro que se considera sagrado en el islam y bajo el cual el grupo islamista ha dirigido sus mandatos.

“Habla mucho (de ellas) salir a espacios públicos a pesar de todos estos riesgos de opresión que puede haber con los talibán. Me parece sumamente rescatable de ellas que tomen esta decisión”, dice Abudids.

En entrevista, el doctor opina que lo único que podría poner en duda el seguimiento de estas protestas sería el tipo de respuesta que se obtenga del régimen.

“Si comienza a haber respuestas mucho más violentas, drásticas, a generar terror, eso podría hacer que la gente no salga más”, dice Abundis, haciendo referencia al tipo de represiones que los talibán solían realizar durante su primer mandato, como azotar en público a todo aquel señalado por robo, dejando sus cuerpos en una plaza.

Apoyo exterior, la esperanza de las mujeres de Afganistán

Ante un gobierno que en cualquier momento puede incrementar sus represalias contra la sociedad, las mujeres de origen afgano no tienen otra alternativa que esperanzar un cambio a través de sus luchas, así como con el apoyo proveniente del exterior.

Bajo esa medida, Phil Lynch, director del Servicio Internacional para Derechos Humanos (ISHR), hizo ayer un llamado a que los Estados del Consejo de Derechos Humanos de la ONU convoquen a un debate urgente para responder a la situación que enfrentan las mujeres y niñas afganas.

Al cierre de esta edición, aunque los países miembros del Consejo no dieron a conocer una próxima reunión para discutir las medidas de los talibán, especialistas en la zona e integrantes de la ONU Mujeres Afganistán discutieron los principales desafíos de las afganas en su país; una medida que se espera pueda seguir reproduciéndose.

“Va a ser fundamental el trabajo que se logre a través de dos variables: la sociedad civil y las organizaciones internacionales u organismos no gubernamentales, que tienen ciertas narrativas en torno a los derechos de la mujer”, apunta el doctor Abundis.

Asimismo, añade que podrían esperarse diversas acciones por parte de algunas naciones para que esto pueda cobrar un poco más de efecto.

En ese sentido, y sin dejar de lado las problemáticas que se dan en otros Estados como Ucrania, que fue invadida por Rusia desde hace tres meses, o Myanmar, que recibió un golpe de Estado a inicios de 2021, se prevé que los líderes internacionales velen por la sociedad de Afganistán, principalmente por los derechos humanos de las mujeres.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s