¿Se debilita el CJNG? Teoría sobre traiciones y disputas internas explica aumento de violencia.

Después de una década de apogeo y de consolidarse como uno de los grupos más violentos de México, el CJNG parece presentar síntomas de desgaste. Traiciones, disputas internas y un líder misteriosamente desaparecido coinciden a los cártéles antecesores antes de caer.

El Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es uno de los grupos criminales con mayor fuerza y presencia a lo largo del país. Ahora, tras casi diez años de apogeo parece enfrentar desafíos en múltiples frentes.

Los rumores y las preocupaciones sobre la mala salud e incluso la muerte del líder Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho‘, alientan la separación de varias células. Por otro lado, el CJNG actualmente experimenta disputas internas. Cada una de ellas han dejado un rastro sangriento sobre el corredor de drogas en el norte de Michoacán.

Al mismo tiempo, el pueblo de Aguililla, la cuna de El Mencho, se ha convertido en el epicentro de una guerra criminal. Varias células se han unido en el territorio para presionar al CJNG por todos los flancos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos considera al CJNG como “una de las cinco organizaciones criminales más peligrosas del mundo”. Sin embargo, hoy los ataques que enfrenta asemejan a la experiencia que tuvieron organizaciones criminales en el pasado.

Crecieron muy rápido y luego cayeron por su propio peso, como Los Zetas, la Organización Beltrán Leyva y el Cartel de Tijuana. ¿Son estos problemas del CJNG una prueba más de que las organizaciones criminales mexicanas son víctimas de su propio éxito y codicia? O, más bien, ¿son solo son dinámicas inherentes de la violencia criminal? A continuación, InSight Crime presenta tres retos clave que hablan sobre si se debilita el CJNG.

Pero antes, ¿ya se murió El Mencho?

Las afirmaciones sobre la caída de El Mencho fueron una de las razones detrás de esta ola sangrienta, pero no necesariamente son confiables.

Sin duda, la desaparición del líder ha generado sospechas sobre su muerte. No ha sido visto en público desde hace bastante tiempo y han corrido rumores de que tiene una enfermedad renal.

En julio de 2020, las autoridades mexicanas localizaron un hospital en Jalisco que parecía haber sido construido por el CJNG para conseguir el apoyo de la población. Pero además, para tener una clínica segura en la que el líder de la organización pudiera ser atendido.

Hasta ahora, las autoridades no han confirmado la muerte de El Mencho y solo han comunicado que “no hay información confiable” que pueda comprobar estos rumores. No se ha localizado cuerpo alguno y El Mencho sigue en la lista de los más buscados de la DEA.

Creación: Insight Crime

Los rumores sobre su presunta muerte han circulado desde hace al menos dos años. Según Prensa Libre, Los Mezcales alegaron que la prueba de la muerte es que la letra en algunas narcomantas cambió. Algunos jefes de plaza y sicarios también le han rendido homenaje a su líder caído en redes sociales con mensajes en los que dicen que un “heredero” llegará pronto. Ello según informó La Voz de Michoacán.

Mike Vigil, exdirector de operaciones internacionales de la DEA, le dijo a InSight Crime que los rumores de la muerte de El Mencho no tienen fundamento. No obstante, sí cree que la salud del líder criminal está en mal estado.

“Varios capos mexicanos han fingido sus propias muertes y han difundido rumores para que dejen de estar en el ojo del huracán”, dijo a InSight Crime. “Cuando los criminales tienen problemas de salud y tienen amenazas tanto por sus rivales como por las fuerzas de seguridad. No pueden recibir la atención médica a la que normalmente tendrían acceso. Ismael Zambada García, alias ‘El Mayo’, es diabético pero se rehúsa a salir de las montañas para recibir un tratamiento por miedo a ser capturado”.

Los Mezcales en Colima

A principios de 2022 aparecieron una serie de narcomantas en la ciudad de Colima, Colima. Los mensajes, que presuntamente colocó una banda local, afirmaban que El Mencho murió tras sufrir un paro cardíaco.

El grupo que se adjudicó las narcomantas se hace llamar Los Mezcales o el Cartel Independiente de Colima. Presuntamente lo dirige José Bernabé Brizuela Meraz, alias ‘La Vaca’.

Antes de ese episodio, Los Mezcales fueron aliados locales para el CJNG y trabajaban bajo su directriz. Pero sin El Mencho a la cabeza, La Vaca parece considerar que el CJNG perdió estatus, por lo que ya no se siente obligado a ser leal a esta organización. Ahora, presuntamente busca tomar el control.

“Yo solo le debo respeto y lealtad al Mencho”, afirmó La Vaca en estos mensajes, según informó La Opinión.

A finales de enero se soltaron las balas. En Colima se vivió una explosión de violencia luego que ocurrieran varios enfrentamientos por el control del estado, estratégico para el crimen organizado. El puerto de Manzanillo, por ejemplo, es un importante punto de entrada de precursores químicos y está entre Jalisco –el bastión del CJNG– y Michoacán.

Los enfrentamientos se extendieron durante más de un mes y, según La Jornada, asesinaron a al menos 60 personas. Luego, enviaron unos 2 mil elementos de la Guardia Nacional y del Ejército a Colima para contener esta violencia.

Los Pájaros de la Sierra en la frontera entre Jalisco y Michoacán

El 1 de mayo, las balaceras que interrumpieron una tranquila tarde dominical en Mazamitla, Jalisco, terminaron con la vida de tres sicarios. Pero además, dejaron en evidencia que hay pequeñas organizaciones criminales con la voluntad para rebelarse ante el CJNG.

El enfrentamiento, que involucró a miembros del CJNG y a un grupo local, fue solo una de las muchas batallas que se han dado durante este año. El impacto de estas recae en varios pueblos sobre la carretera que conecta a Morelia, Michoacán, con Guadalajara, Jalisco.

El nombre de este grupo no ha sido confirmado. Los medios y las autoridades mexicanas se han referido a él como Pájaros de la Sierra, pero desde InSight Crime se supo que varios residentes de la zona no estaban familiarizados con este nombre.

Con frecuencia, los apodos que elige el gobierno mexicano para las células criminales no necesariamente son los mismos que utilizan los grupos. Esto lo señala Alejandro Hope, analista de seguridad. De hecho, “el gobierno suele darles nombres a varios grupos emergentes para imponer una narrativa en eventos que, de lo contrario, serían caóticos y atemorizantes”.

“Esto crea la noción de que la organización es altamente estructurada, jerárquica y que tiene una identidad clara”, dice Hope.

No obstante, hay un elemento en la historia de los Pájaros de la Sierra en el que hay consenso: su presunta responsabilidad en la masacre de 17 miembros del CJNG. Este es el ataque en un funeral en San José de Gracia, Michoacán, en febrero de este año.

En ese entonces, InSight Crime reportó que la masacre había sido el resultado de una batalla territorial entre líderes regionales del CJNG. Sin embargo, el gobierno mexicano afirmó que los Pájaros de la Sierra fueron responsables de la masacre. Mientras que el CJNG lanzó amenazas en las que prometía vengarse del grupo.

Pero estas amenazas no fueron en vano. La Opinión posteriormente reportó la supuesta muerte de alias “Palillo”, líder de Pájaros de la Sierra. El 5 de mayo, las autoridades arrestaron a ocho miembros de los Pájaros de la Sierra por los asesinatos en el funeral.

La resistencia del CJNG

A pesar de que esta nueva y violenta facción criminal parece estar ganando terreno, el mensaje del CJNG sigue siendo contundente, según Mike Vigil. La respuesta del CJNG en contra de Palillo demuestra que el cartel todavía opera de manera jerárquica y exige una lealtad total de parte de sus subordinados. Aquellos que intenten romper con estas estructuras se enfrentan a consecuencias severas.

“A diferencia del Cartel de Sinaloa, donde el proceso de toma de decisiones es horizontal, el CJNG tiene una estructura jerárquica. El Mencho dirige a la organización de manera autocrática y sus órdenes deben de ser obedecidas. Si alguna persona lo contradice, es una sentencia de muerte automática”, dijo.

Aun así, la llegada de los Pájaros de la Sierra pone de presente el tipo de resistencias a las que se enfrenta el CJNG en varias regiones. A diferencia del Cartel de Sinaloa, que tiene mayor dominio y legitimidad en ciertas áreas, el CJNG no tiene este tipo de lazos con la población. Por ello, necesita forjar alianzas con actores locales y grupos criminales de menor tamaño en las zonas que intenta controlar.

“De alguna manera, es incorrecto decir que el CJNG es un cartel. Ya que es una coalición de varias organizaciones o células que usan el nombre del grupo, pero no están vinculadas a la estructura de liderazgo”, afirma Hope.

Los Correa y los Cárteles Unidos en el sur de Michoacán

En el sur y el este de Michoacán, la expansión del CJNG ha sido contenida y el grupo ahora está involucrado en varios conflictos. En esta zona, los enfrentamientos han sido tan violentos que el uso de armas de uso militar. Ejemplos como “narcotanques“, explosivos y lanzacohetes, se ha vuelto común, como reportó InSight Crime a principios de marzo.

En parte, esto tiene que ver con la geografía de la zona: el pueblo de Aguililla, donde nació El Mencho, está en el centro de la batalla. La violencia incrementó en Aguililla luego que el CJNG intentara despojar a rivales locales como los Cárteles Unidos. Esta, se trata de una alianza de células criminales que incluye a Los Viagras y al Cartel de Tepalcatepec.

“El Mencho está en guerra en Michoacán por varias razones. Una es que Lázaro Cárdenas, uno de los principales puertos de México, se ubica aquí y el control sobre este estado también le da acceso al sistema ferroviario. Pero lo más importante es que es su casa: el que otros grupos intenten tomar control lo considera como un ataque personal”, dijo Vigil.

El CJNG también ha sido golpeado en el este del estado.

El 27 de marzo, el clan criminal de Los Correa, ligado a la Familia Michoacana, llevó a cabo un atentado en contra de una multitud. El hecho ocurrió cuando presenciaban una pelea ilegal de gallos en el pueblo de Zinapécuaro. El objetivo era William Rivera, alias “El Barbas”, un líder local del CJNG. El Barbas fue una de las 19 personas asesinadas en ese lugar.

Los Correa, liderados por Daniel Correa Velázquez, alias ‘El Tigre‘, comenzaron su carrera criminal con el tráfico de madera, según The Yucatan Times. Sin embargo, ahora se dedican al narcotráfico y no temen disputar este mercado con el CJNG en las tierras natales de El Mencho.

Otro evento destacable de las batallas en esta región fue el arresto de Juan Miguel N., alias “El Johnny”, presunto líder de Los Rojos. Se trata de un pequeño grupo criminal con fuertes vínculos en Guerrero, otro epicentro para el narcotráfico y colindante con la frontera sur de Michoacán. Los Rojos se han enfrentado al CJNG en los estados de Guerrero y Morelos.

¿Se debilita el CJNG?

Pero Michoacán no es el único lugar en donde la estrategia del CJNG se ha quedado corta. En Guanajuato, el grupo se ha enfrentado al Cartel de Santa Rosa de Lima y sus escisiones desde 2017. En Veracruz mantiene una guerra constante con Los Zetas Vieja Escuela.

En los lugares en los que el CJNG alguna vez lo consideraron una amenaza, ahora es posible que los grupos locales tengan incentivos para resistir su presencia. ¿Se debilita el CJNG? Es probable

“El CJNG probablemente es el cartel con el crecimiento más acelerado en la historia de México. Pero no ha podido consolidar todo ese territorio que ganó y esto está resultando en insurrecciones”, dijo Vigil.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s