Serie elecciones 2022: Mantener a raya la violencia, reto en Durango.

Controlar que la violencia que azota a los estados vecinos de Zacatecas, Jalisco y Sinaloa no contagie a Durango es el reto que enfrentará el nuevo gobernador o gobernadora de esa entidad. El otro gran desafío es abatir la creciente violencia de género.

El próximo 5 de junio, más de 1.3 millones de duranguenses podrán elegir a su nuevo mandatario estatal. La disputa por el máximo cargo del estado será entre dos punteros, un médico cirujano y una enfermera, que compartieron por años una amistad que inició en el sector Salud y se reforzó en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A la alianza Va por Durango –que integra PRI, PAN y PRD– la abandera Esteban Villegas Villarreal, en tanto que a la coalición Juntos Haremos Historia –que suma a Morena, PT, PVEM, RSP y Ruta 5– la encabeza Marina Vitela Rodríguez. Además de los viejos amigos, busca la gubernatura Patricia Flores Elizondo, de Movimiento Ciudadano (MC).

A pesar de que Durango no vive los niveles de violencia que enfrentó entre 2006 y 2012, los municipios Gómez Palacio, Lerdo, Vicente Guerrero, Cuencamé y Mezquital han sido escenario de enfrentamientos y la incidencia delictiva durante 2021 llegó a 29 mil crímenes denunciados, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En este contexto, Villegas Villarreal asegura que en Gómez Palacio, municipio gobernado actualmente por Morena, piden a gritos atender el problema de la inseguridad. “Cada vez que vamos a Gómez la gente nos grita: ‘rescátenos por favor’”.

Para evitar que la inseguridad se desborde, el candidato propone que regrese la policía rural, pues es este sector de la población el que se siente más desprotegido. Promete que trabajará en conjunto con los gobernadores de los estados vecinos para atender estrategias que sean en beneficio de toda la región.

Por su parte, Vitela Rodríguez propone que en Durango exista un proyecto integral de capacitación, equipamiento e innovación del sistema de seguridad pública y procuración de justicia.

Plantea que el problema de la inseguridad sea atacado por distintos frentes, empezando por brindar alternativas a los jóvenes en materia de educación y seguridad económica, pues sólo de esta manera dejarán de ser reclutados por los grupos criminales.

También propone invertir en tecnología, innovación, capacitación y revisar el ingreso que tienen los policías para estar a la altura de lo que se exige. Y con ello, lograr que se sientan orgullosos de pertenecer a la corporación y se conviertan en personas cercanas a la sociedad.

“Durango tiene las condiciones de seguridad, podemos hacer acuerdos importantes y podemos detonar esta seguridad en varias vías, en la de generar las condiciones en las nuevas generaciones y en la de fortalecer la seguridad pública”, indica la candidata.

Por su parte, Flores Elizondo advierte que la inseguridad es un reclamo constante en todas las comunidades que ha visitado, sobre todo por el aumento del narcomenudeo, pues no existe una coordinación entre las corporaciones de seguridad de los tres niveles de gobierno. Al igual que su adversaria morenista, apuesta a la capacitación de los policías y dotarlos de un buen equipo.

“Hay pocos policías para todas las necesidades que tenemos en Durango, como el creciente robo a los comercios que ya se ha vuelto muy común. Y no hay suficiente vigilancia, no hay suficientes cámaras de seguridad”, ha dicho la candidata. De ganar la gubernatura, promete hacer una limpieza en las corporaciones de manera precisa “para que no paguen justos por pecadores”.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Durango vive desde hace cuatro años un creciente fenómeno de violencia de género al sumar 36 denuncias interpuestas ante el Ministerio Público por feminicidio, 18 mil 179 por violencia intrafamiliar, mil 569 por abuso sexual y 904 por violación.

Desde 2018 hay una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en 16 municipios del estado: Durango, Gómez Palacio, Lerdo, Mezquital, Pueblo Nuevo, Poanas, Tamazula, Canatlán, General Simón Bolívar, Mapimí, Nombre de Dios, Rodeo, Tlahualilo, Vicente Guerrero, Santiago Papasquiaro y Guadalupe Victoria.

Sobre el tema, Patricia Flores propone coordinación entre todas las corporaciones policiacas y brindar capacitación a quienes atienden casos de violencia contra la mujer.

Marina Vitela señala que lo más importante es la creación de refugios para mujeres víctimas de violencia, recurso que paradójicamente el Gobierno federal –de extracción morenista también– retiró al inicio de la administración. Actualmente el programa sobrevive en Durango con presupuesto asignado por el gobierno del estado.

También propone la creación de la Secretaría de la Mujer, misma que se dedicará a atender el tema de la violencia de género, mediante facultades de actuación inmediata a través de la asignación de recursos propios para la atención especializada.

Por su parte, Esteban Villegas pretende, a través de una coordinación interinstitucional, garantizar la prestación de servicios gratuitos de asesoría legal para quienes requieran un acompañamiento de este tipo, principalmente en los casos de violencia contra mujeres y niñas.

Además de gobernador, los duranguenses renovarán en unos días 39 presidencias municipales, 39 sindicaturas y 327 regidurías.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s