Chile y México, amigos de la región latinoamericana.

Hace dos meses, Chile se robó la atención de toda la región. Gabriel Boric fue proclamado presidente de la República, convirtiéndose en el jefe de Estado más joven que ha tenido su país, y dejando a su vez diferentes reflexiones políticosociales.

Francisco Javier Olavarría, embajador de México en Chile, asegura que las elecciones generales en aquel país demostraron diferentes cosas, entre ellas la profunda democracia que ha habido en las últimas tres décadas.

Eso se demostró cuando, a pesar de las posibilidades que tenía Boric de llevarse la primera vuelta de la jornada electoral, el candidato José António Kast lo superó, poniendo en duda la victoria del exdiputado en las elecciones finales.

Sin embargo, el joven político fue quien se convirtió finalmente en presidente electo, dando un cambio no sólo en el partido que gobernaba a nivel federal, sino también generacional.

Según cuenta el diplomático, en ese momento al tener un ambiente político muy abierto, la gente se sentía libre de expresar sus opiniones, como fue el caso de la comunidad mexicana, que mientras unos demostraron atracción por Kast, otros por el actual mandatario.

Antes de concretarse el cambio de gobierno, fue el entonces presidente Sebastián Piñera quien tuvo que enfrentar distintos retos, como la pandemia por COVID-19 que impactó a nivel mundial.

De acuerdo con Olavarría, durante el inicio de la crisis sanitaria tanto el gobierno chileno como el mexicano reflejaron acciones muy concretas y una gran colaboración al repatriar tanto a los chilenos que estaban en la nación azteca como a los mexicanos que se encontraban en la punta sur de América.

Además, también se trabajó bilateralmente en los programas de vacunación, lo cual llevó particularmente a Chile a ser una de las naciones con mejores resultados en la región.

“Tuvimos una gran colaboración del gobierno de Chile, de sus autoridades de la Cancillería y también de otros sectores de la administración pública (…) Fueron momentos en los que realmente se notó la determinación de los países de trabajar en conjunto”, dice el embajador.

Durante esa época, a pesar de que se restringieron muchas actividades como medida de prevención, la Embajada azteca no dejó de trabajar para impulsar su principal objetivo: que México y Chile refuercen sus lazos, los cuales se restablecieron hace poco más de 30 años tras terminar la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Actualmente, se espera avanzar bilateralmente con el Acuerdo de Relación Estratégica a través de ciertas reuniones del consejo, y a su vez impulsar el Segundo Foro de la Sociedad Civil, pues se quedó rezagado por el impacto de la pandemia.

“Otro tema que nosotros hemos insistido mucho y que también estamos trabajando ahora con el gobierno de Chile, son las negociaciones de un acuerdo bilateral sobre el reconocimiento mutuo de títulos y grados académicos.

”Esto corre a cargo de México, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y del Ministerio de Educación en Chile. Al lograr este acuerdo se daría una importante contribución a la comunidad mexicana que reside aquí o que quiere trabajar en este país”, asegura el diplomático.

Para él, aunque ahora la relación diplomática es bastante sólida, entre los rubros que podrían hacer que la amistad siga creciendo, es que mientras México comparte más de su cultura y gastronomía, Chile avance con una política exterior feminista y juntos vean por el beneficio de las mujeres y las niñas.

Mientras eso se concreta, el gobierno chileno deberá continuar con el término de su nueva Constitución y de unas elecciones para crear una asamblea constituyente paritaria.

Respecto a la creación de su nueva Carta Magna, el embajador resalta que se espera que amplíe la cobertura de los derechos de la población que en un momento se ha sentido marginada del desarrollo, lo que beneficiará grandemente a Chile al no dejar a nadie afuera.

En espera de encuentros presidenciales entre Chile y México

Desde que Gabriel Boric tomó posesión, no ha tenido una conversación cara a cara con su homólogo mexicano, mas se espera que eso suceda muy pronto, sobre todo para buscar aún más beneficios para sus naciones.

Al respecto, el embajador Francisco Javier Olavarría comparte que para los diplomáticos los encuentros del más alto nivel siempre producen efectos positivos en el conjunto de las relaciones, pues se trabajan temas, se buscan acuerdos, pero sobre todo hay una identificación entre los mandatarios.

“Creemos que no sólo es un tema de la personalidad, sino también que nos identificamos como latinoamericanos, lo que permite encontrar una simpatía. En el caso de México y Chile, yo consideraría que hay otros elementos, como lo son los anhelos que tenemos por formar sociedades mejores y darle a nuestras poblaciones un futuro mejor (…) Creo que escuchar a otros presidentes tiene siempre un impacto muy profundo”, apunta.

Celebran a Mistral

Este año se celebra el primer centenario de la visita a México de la escritora chilena Gabriela Mistral. Por lo tanto, la Embajada mexicana tiene planeado conmemorar la fecha junto a las autoridades del país suramericano, considerando que la poeta fue la primera latinoamericana en recibir un premio Nobel de Literatura.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s