Riesgo de Covid a la baja: no es el fin de la pandemia.

A dos años de haberse declarado la pandemia de coronavirus, las cifras de contagios, hospitalizaciones y muertes van a la baja en México, por lo que autoridades federales y estatales han comenzado a relajar las medidas sanitarias, si bien esto no significa que dejará de haber riesgos.

En promedio, México registra hoy alrededor de 370 contagios y apenas un fallecimiento por día, según informó el doctor Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, en la conferencia mañanera del 10 de mayo. Por lo que calificó que la pandemia en territorio nacional se encuentra estable y en “mínima actividad”.

En el caso de las hospitalizaciones, señaló que se registra una ocupación del dos por ciento para las camas generales y de solo el uno por ciento para las camas con ventilador. Agregando que, si bien las instalaciones hospitalarias siguen contando con capacidad para atender pacientes con COVID-19, varias de estas se encuentran vacías.

Con estas cifras, el Gobierno federal dejó de presentar el semáforo de riesgo COVID que se actualizaba cada dos semanas. A la par que sigue con la campaña nacional de vacunación, que en este momento se concentra en administrar las primeras dosis a menores de edad y los refuerzos a adultos mayores.

Desde el 1 de abril, el uso de cubrebocas en espacios abiertos dejó de ser obligatorio en la Ciudad de México. Para el día 25, Nuevo León se sumó a esta relajación de medidas y Jalisco hizo lo propio el pasado 9 de mayo, por lo que los tres grandes centros urbanos del país disminuyeron sus restricciones ante la baja en las cifras del COVID-19.

«Aunque el uso de cubrebocas comienza a dejar de ser obligatorio en exteriores, se sigue recomendando usarlo en interiores, ventilar espacios cerrados, evitar tumultos y completar el esquema de vacunación

“El virus no va a desaparecer”

En entrevista con Reporte Índigo, el doctor Alejandro Macías, infectólogo a cargo de la estrategia contra la pandemia de influenza A-H1N1 de 2009, recalca que si bien las cifras muestran una baja en la intensidad del virus, lo que permite relajar las medidas, esto no significa bajar la guardia por completo.

“En este momento, la incidencia es muy baja y la ocupación hospitalaria también lo es. La reducción de medidas de precaución, en este momento, debe tener también relativamente poca repercusión. Sin embargo, hay que decir que no es momento para retirarlas del todo, puesto que la pandemia no ha terminado y es muy probable que volvamos a tener repuntes”.

Siendo que durante la crisis sanitaria hubo otros momentos en los que se relajaron las medidas oficiales que llevaron a repuntes a las pocas semanas, el doctor Macías también destaca que México se encuentra en un punto muy diferente en el desarrollo de la pandemia.

“Los hospitales no están saturados, la incidencia es baja e, inclusive, si viniera un repunte, tendríamos un ‘amortiguador’ de tiempo porque faltaría que se llenaran los hospitales. Pero hay que estar preparados sabiendo que nuevamente va a tener un repunte o una nueva ola, pero de menor intensidad”, Alejandro Macías Médico infectólogo.

Viendo lo que ocurre actualmente en Europa, advierte que “el virus no va a desaparecer y, de hecho, las nuevas subvariantes pueden tener un alto índice de transmisión y de contagio. De hecho, las subvariantes BA -BA.4, BA.5 y BA.2.12- son más transmisibles que las que están circulando actualmente, que son la BA.1 y BA.2”.

Como recomendación, agrega que “hay que mantener un lenguaje de precaución, de optimismo también, pero de precaución. Comentar que esto todavía no se ha acabado y que todavía conviene el uso de cubrebocas en interiores, la ventilación de los espacios cerrados y completar el esquema de vacunación”.

Exceso de mortalidad en la pandemia

Sobre las cifras, Laurie Ann Ximénez-Fyvie, autora de “Las vidas que no contaron”, Planeta (2022), afirma que el Gobierno de México ha hecho poca difusión de la cifra de “exceso de mortalidad”, en la que se ve más del doble de las cifras de muertos por COVID-19 reconocida de manera oficial por parte de México ante organismos internacionales.

“Las muertes no se han escondido, sino que las cifras no se han admitido como tal. Hay una base de datos que tiene las cifras oficiales de la pandemia, que es la base de datos de la Secretaría de Salud, que había sido una base de datos abiertos, disponible desde el inicio de la pandemia, no desde el inicio, vamos a decir a partir de abril, por ahí, de 2020”.

La autora de libros como “Un daño irreparable”, explica que esta base estaba disponible y se actualizaba diariamente hasta hace dos semanas, cuando cambiaron por actualizaciones semanales. En tanto, las cifras de mortalidad reconocidas por el Gobierno de México apenas sobrepasan los 324 mil personas actualmente.

“Está reconocida desde el punto de vista de qué está publicado en una página oficial del Gobierno, pero, vamos a decir, los medios de comunicación como que nunca han entendido la cifra de ‘exceso de mortalidad’ y no han hablado extensamente sobre ella. La cifra oficial continúa reflejando más o menos 2.5 veces menos muertes de las que han ocurrido en la realidad por la pandemia”.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s