Con ramos de flores ‘amenazan’ a carniceros y comerciantes en mercados de Salamanca.

Las extorsiones contra comerciantes nuevamente han quitado tranquilidad al comercio salmantino.

En los últimos días les han llegado mensajes intimidatorios y amenazas al sector tablajero. En su mayoría evitan denunciar ante las autoridades por temor a represalias. Por el contrario, decidieron cerrar o en su caso pagar la cuota requerida para seguir trabajando.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registra en el primer trimestre del año 12 denuncias por extorsiones contra comerciantes. Nueve de ellas se presentaron en marzo.

Les envían flores con advertencias

Propietarios de carnicerías del municipio alzaron la voz con temor, para denunciar que nuevamente son víctimas de extorsiones, situación que se ha multiplicado en los últimos días entre sus compañeros.

“Apenas el viernes pasado nos llegó como a medio día un arreglo con flores. Pensamos que se habían equivocado, pero solo ahí lo dejaron. Traía una tarjeta con un número de teléfono para comunicarnos y que si no lo hacíamos pues con una amenaza, que conocían a nuestras familias y donde vivíamos”, según relató Mario ‘N’.

El afectado dijo que, por temor, se comunicaron al teléfono indicado, donde un hombre les solicitó 100 mil pesos como derecho de piso. Sin embargo, los comerciantes no cuentan con las cantidades solicitadas y temen por su integridad y las de sus familias, aunque para la mayoría tampoco es opción hacer una denuncia ante la Fiscalía.

“Tenemos miedo, pero tampoco queremos dejar de trabajar. Algunos de mis compañeros ya cerraron el año pasado, volvieron a abrir y ahora nuevamente con esto unos piensan en cerrar otra vez y otros en llegar a un acuerdo con los que piden la cuota, porque no hay de otra para seguir trabajando, tenemos muchas familias que dependen de este trabajo”, comentó.

Invaden el Tomasa Esteves

De acuerdo a los denunciantes, la situación ha llegado también dentro del mercado Tomasa Esteves. Los comerciantes han recibido arreglos florales y hasta pizzas con los mensajes amenazantes.

“No sabemos qué hacer, tenemos miedo denunciar, pero tampoco vamos a poder estar dando dinero a cada rato, nos sentimos desprotegidos”.

De acuerdo a cifras del SESNSP se tienen registrados en el primer trimestre del año 12 denuncias por este delito, dos en enero, una en febrero y nueve en marzo, es decir que el delito va en aumento y esto sin contar las extorsiones no registradas.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s