En Chiapas, ranchos bananeros cierran ante extorsiones.

Las llamadas de extorsión afectan a productores de plátano del municipio de Mazatán, Chiapas, ya que ha provocado el cierre de tres ranchos bananeros, indicó Eduardo Vázquez Méndez, dirigente regional de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos José Dolores López Domínguez (CIOAC-JDLD).

Señaló qué estas llamadas han provocado miedo entre los productores que han preferido cerrar sus ranchos en este municipio a trabajar para los delincuentes que están tratando de extorsionarlos.

“En el ejido Marte R. Gómez de Mazatán, en los últimos meses el delito de extorsión ha provocado el cierre de 3 ranchos con producción de plátano y aunque se han realizado las denuncias a la Fiscalía de Distrito Fronterizo Costa, ha hecho caso omiso”, expresó.

Añadió, “en Mazatán las llamadas de extorsión a productores se han intensificado, lo cual, deja sin trabajo a decenas de familias del municipio”.

Indicó, que diversos productores y campesinos agremiados a la organización en sus comunidades, rancherías y ejidos han dado testimonio del incremento de las llamadas de extorsión.

Señaló, que las llamadas de extorsión no sólo las sufren los campesinos, sino también los empresarios y transportistas de los municipios de Suchiate, Tuxtla Chico, Cacahoatán, Tapachula, Tuzantán, Villa Comaltitlán, Acacoyagua, Acapetahua y Mapastepec.

A los productores les mandan mensajes diciéndoles que son integrantes del crimen organizado y tienen que pagar por protección, ya que de lo contrario pueden sufrir robos, daños en los ranchos y que ponen en riesgo su vida.

“Las comunidades y los ejidos carecen de vigilancia, pues las autoridades municipales no tienen la capacidad para ayudar a la ciudadanía a sentirse tranquila y segura”, abundó.

Aseguró, que la delincuencia ha crecido y ahora no sólo te hacen llamadas de extorsión, sino llegan hasta los domicilios y se roban las pertenencias de los ciudadanos.

“En el municipio de Huixtla a una persona le quitaron la vida por oponerse a que le robaran y eso no puede seguir pasando en la región del Soconusco y todo Chiapas”, finalizó.

El caso más reciente de intento de extorsión lo sufrió el expresidente y empresario de Tuxtla Chico, Carlos N, por un presunto integrante de una organización criminal que le estaba pidiendo el famoso “pago de piso” por protección.

El cobro de piso en Tapachula se incrementó a finales de enero y principios de febrero con los atentados que sufrieron choferes de la ruta Indeco, quienes se atrevieron a denunciar y realizar protestas, así como un paro laboral por este delito.

En Huixtla y en la Costa de Chiapas las llamadas de extorsión iniciaron a principios de marzo, en donde de igual manera los conductores realizaron protestas y pararon sus labores en más de una ocasión.

Ahí, este delito le costó la vida a un conductor del transporte público de la empresa Trasporte Valentinos, quien antes de recibir cuatro impactos de bala, presuntamente recibió una llamada pidiéndole el famoso “pago de piso” por protección.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s