El primer ministro de India, Narendra Modi, llega a Europa para visitar Alemania, Dinamarca y Francia.

El primer ministro de India, Narendra Modi, se encuentra en Europa desde ayer para visitar tres países socios de su nación: Alemania, Dinamarca y Francia.

Será hasta el día de mañana que Modi termine su viaje, concluyendo su recorrido con una visita a París, donde se prevé que se encuentre con el recién reelecto presidente, Emmanuel Macron.

El día de ayer, junto al canciller alemán Olaf Scholz, el primer ministro abordó diferentes temas de interés bilateral, entre ellos el comercio, la innovación, la cultura y los vínculos entre pueblos.

Esta es la primera vez que ambos líderes se encuentran cara a cara, pues hace sólo cinco meses el político alemán tomó posesión como canciller, dándole oportunidad de reforzar la política exterior que heredó de su antecesora Angela Merkel, con quien Modi pudo desarrollar un gran vínculo entre países.

A diferencia de su relación con Merkel, el primer ministro indio entabló con Scholz dos temas relevantes para la situación política y social actual, comenzando por seguir apoyando el fin de la guerra en Europa, y los rezagos económicos que sigue dejando la pandemia por COVID-19.

Estos dos últimos temas también se prevé que los analice con su igual danesa Mette Frederiksen, en Dinamarca, así como con el mandatario francés, quien ha sido el principal mediador de la invasión de Rusia a Ucrania.

Para el doctor Jacobo Silva, del Programa Universitario de Estudios sobre Asia y África (PUEAA) de la UNAM, con la visita de Modi a Europa los gobiernos intentarán principalmente cortejar a India para que abandone la neutralidad que tiene con respecto a la invasión a Ucrania, en espera de que se posicione en contra de las acciones del gobierno ruso.

Hasta el momento, aunque India se ha manifestado en favor de la paz a través del diálogo, no ha criticado la invasión de Rusia, lo que lo ha llevado a privilegiarse por los dos bandos: Mientras que en Europa recibe cortejos, del lado ruso sigue obteniendo petróleo a pesar de que toda la Unión Europea renunció a estos suministros desde que comenzó la irrupción.

“Para Europa sería un gran éxito que India se uniera a los países que rechazan el petróleo ruso y que condenan la guerra. Pero no creo que eso vaya a resultar”, menciona.

En ese sentido, la doctora Natalia Rivera Ángel, profesora e investigadora del Centro de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, comparte que esta visita representa para India una intención de mantener presencia en Europa al darse a conocer su postura neutral con respecto a la guerra.

“El viaje me da la impresión de que es una forma de mantener presencia en Europa porque la posición de India con respecto a la compra de hidrocarburos y de estar al margen de la invasión habla de tener un apoyo incondicional a Rusia, y es por eso viaja a esta región, porque es una forma de buscar equilibrio”, dice.

Bajo esa perspectiva, mientras que en Alemania se prevé que se centre en la inversión y el comercio, en Dinamarca en temas de medio ambiente y energías limpias, y en Francia en asuntos de negocios, tecnología y energías verdes.

India, sin relaciones perjudicadas

A pesar de la postura neutral que ha mantenido el gobierno indio ante la invasión de Rusia a Ucrania, es poco probable que India cambie de opinión y mucho menos que ello perjudique en su relación con la comunidad europeísta.

En entrevista, el doctor Silva sostiene que la única razón por la que India se uniría a la perspectiva occidental sería porque reemplazaron el papel que Rusia tenía como mediador entre su nación y China.

“Los europeos no pueden reemplazar eso y no creo que lo hagan a futuro. Lo que podrían mantener con India son sus tratos en materia de energías limpias y de mayor inversión extranjera”, asegura.

En ese sentido, con este último viaje el primer ministro podría impulsar su política Hecho en India, a través de la cual empresas extranjeras fabriquen sus productos en territorio indio, abarcando con ello una gran cantidad de empleos.

“India busca tener contacto con Occidente, pero eso no significa que deba cambiar su posición con Rusia. Solamente demuestra que tiene una estrategia comercial bastante diversificada”, dice la doctora Rivera Ángel.

Por otro lado, la doctora Marta Ochman, profesora e investigadora de la Escuela de Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey, asegura que a Rusia tampoco le convendría romper relaciones con India al saber que se mantiene cerca de los países europeos, pues con su respaldo las sanciones económicas que le han impuesto no lo perjudican como se desea.

“Mientras que Rusia tenga acceso a mercados grandes como lo son China e India, no es que las sanciones que le lanza la comunidad internacional se queden sin impacto, pero podrían ayudarlo a matizarlas”, menciona.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s