El 40% de la tierra de todo el mundo está degradada.

El ser humano está acelerando el daño al planeta con la sobreexplotación de los recursos naturales y ha provocado que al menos el 40 por ciento de la tierra de todo el mundo está clasificada como degradada, según un informe de la ONU.

La gestión actual de los recursos de la Tierra, como el suelo, el agua y la biodiversidad, amenaza la salud y la supervivencia de muchas especies, incluida la humana, advierte el informe de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD).

El informe también alerta que la sobreexplotación de las tierras amenaza con degradar una superficie del tamaño de Sudamérica en menos de tres décadas, por lo cual recuperar un uso sostenible de los suelos es cuestión de «supervivencia».

El documento proyecta las consecuencias de tres escenarios posibles hasta el año 2050: el mantenimiento de la situación actual, la restauración de 50 millones de kilómetros cuadrados de tierra y el aumento de las medidas de restauración mediante la conservación de zonas naturales importantes para las funciones específicas de los ecosistemas.

Si nada cambia, la UNCCD alerta de que para 2050 unos 16 millones de kilómetros cuadrados de suelo, un área equivalente al tamaño de toda Sudamérica, se degradarán de forma continua.

El segundo informe de Perspectiva Global de la Tierra alerta de que la humanidad nunca se había enfrentado a unos riesgos y peligros «tan conocidos y desconocidos que interactúan en un mundo hiperconectado y rápidamente cambiante».

«No podemos permitirnos subestimar la escala y el impacto de estas amenazas existenciales», insiste el documento de la UNCCD. «Seguir como hasta ahora no es un camino viable para nuestra supervivencia y prosperidad», añade.

El informe hace hincapié en la importancia de «conservar, restaurar y reutilizar» los recursos de la Tierra de una forma sostenible.

Andrea Meza Murillo, secretaria ejecutiva de la UNCCD explicó que, cuando se usa suelo que «no es apto para actividades agropecuarias, va a haber un patrón de degradación. También las técnicas que se utilizan en los sistemas agroproductivos a veces no son óptimas. Tenemos que lograr evolucionar hacia esquemas sostenibles».

El sector alimentario es responsable del 80 por ciento de la deforestación y usa el 70 por ciento del agua dulce del mundo. Además, es el principal motor de extinción de las especies.

El riesgo de cambios medioambientales generalizados, repentinos o irreversibles aumentará», poniendo en peligro hasta la mitad del PIB mundial, cerca de 40 billones de dólares.

Al menos el 70 por ciento del suelo libre de hielo en el mundo fue transformado para su uso por el ser humano (infraestructuras, alojamiento, agricultura), y la mayoría se encuentra degradado, lo que hace que baje su rendimiento.

«No queda ya mucha tierra», explicó por su parte Barron Orr, responsable de la UNCCD. «Y, sin embargo, seguimos viendo un ritmo alto de cambios de usos».

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s