António Guterres visita Rusia y Ucrania; logra crear corredores humanitarios con respaldo de Vladimir Putin.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, está haciendo uno de sus viajes más importantes en el marco de la guerra en Europa.

Mientras que el pasado martes visitó Rusia, donde se reunió con el presidente Vladimir Putin y el ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, ayer estuvo presente en Ucrania para encontrarse con el jefe de Estado, Volodimir Zelensky.

Además de él, han sido pocos los líderes internacionales que han mantenido conversaciones con ambos mandatarios a fin de cesar la invasión de Rusia a Ucrania.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ha sido la figura que más ha intercambiado conversaciones tanto con Putin como con Zelensky, pidiéndole a su igual ruso que retire sus tropas del interior de Ucrania. Sin embargo, hasta ahora no ha obtenido los resultados que desea.

Durante la visita de António Guterres a Moscú, lejos de insistir en el retiro de las fuerzas armadas en Ucrania, el secretario general mostró su preocupación por ayudar a los más necesitados, por lo que le propuso al presidente asistencia humanitaria y una evacuación de ciudadanos ucranianos en las zonas de conflicto.

De acuerdo con las Naciones Unidas, António Guterres pidió sobre todo una evacuación civil en Mariúpol, considerando que es una de las ciudades que más han sido golpeadas por los bombardeos, dejando a su paso miles de personas sin vida, heridas y sin un hogar al destruir cientos de edificios.

Tan sólo el día de ayer, medios internacionales registraron al menos 500 heridos en Mariúpol por la ofensiva rusa, a los que la ONU espera ayudar.

“Necesitamos urgentemente corredores humanitarios que sean verdaderamente seguros, efectivos y que todos respeten para evacuar a los civiles y brindar la asistencia que tanto se necesita”, declaró António Guterres durante su intervención en Rusia.

Respecto a la petición del secretario general, el presidente Putin estuvo de acuerdo, por lo que se espera que en el corto plazo tanto las Naciones Unidas como el Comité Internacional de la Cruz Roja ayuden en la evacuación de ucranianos.

Además, se mantendrá una comunicación entre la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios y el Ministerio de Defensa Rusa para proseguir con el apoyo a civiles.

La doctora Natalia Rivera Ángel, profesora e investigadora del Centro de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, opina que las visitas del secretario general hablan bien sobre todo de la organización que representa, pues desde que comenzó la invasión había tenido un papel sin mayor presencia.

Quienes más han intervenido en el conflicto son los países de Occidente, principalmente la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido, lanzando sanciones al gobierno de Rusia y enviándole ayuda humanitaria a los ucranianos.

“Es importante que otra vez Naciones Unidas vuelva a tener presencia en la mediación de este conflicto”, asume la especialista.

Asimismo, asegura que es muy importante el paso que António Guterres está dando para crear corredores humanitarios no sólo para ayudar a las personas a salir de las zonas de riesgo, sino para entregar alimentos y medicinas a los más perjudicados; acciones que aunque ya se habían establecido con anterioridad, no habían logrado concretarse por la presencia de militares rusos.

Al darse este primer paso, la investigadora sostiene que el siguiente sería empezar con el cese de las hostilidades; sin embargo, eso podría tomar más tiempo.

“El siguiente punto sería dialogar sobre el cese de hostilidades, pero lo veo difícil por la visión encontrada entre los dos actores en juego: Mientras que Naciones Unidas sostiene que la invasión a Ucrania es ilegítima y que viola los principios de la propia organización, Rusia argumenta que intenta frenar un genocidio contra la población rusa en el Donbás”.

Lejos del fin de una guerra

Con la visita del secretario general de la ONU António Guterres a Rusia, aunque éste arribó a Ucrania con el compromiso de desalojar a cientos de ucranianos de las ciudades más golpeadas, aún no tiene la garantía de acabar con la guerra.

El doctor Cutberto Hernández Legorreta, internacionalista de la UNAM, asegura que el cese de las hostilidades se ve aún lejano no sólo por la diferencia de posturas que hay entre Rusia y la comunidad internacional de Occidente, sino por el apoyo armamentístico que le han dado al gobierno de Volodimir Zelensky.

“Me parece que en ese sentido no hay cierta congruencia, porque mientras se habla de buscar un diálogo y un cese a la invasión, al mismo tiempo ayudan con la compra de armamento al gobierno de Ucrania”.

Bajo esa línea, se espera que primero haya una respuesta por parte de Rusia en cuanto a los corredores humanitarios, para que después la comunidad internacional discuta el retiro o no de su respaldo armamentístico a las autoridades del país europeo.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s