Mariúpol, la ciudad ucraniana que resiste ante un ultimátum de Rusia.

En Mariúpol, Ucrania, cientos de ucranianos se encuentran dentro de búnkeres militares, rodeados de humedad, frío y luces amarillentas.

Es en ese estado en el que han vivido desde el pasado 1 de marzo, cuando los soldados rusos sitiaron la urbe, dejando a las personas sin más oportunidad de escape, mas que con el sonido lejano de las bombas y las sirenas que advierten peligro.

A través del medio local Ukrainska Pravda, el comandante de la Infantería de Marina, Serhiy Volyna, describió de ese modo su vivencia en Mariúpol, a un día de que recibieran un ultimátum por parte de Rusia para abandonar la ciudad.

“Los que abandonen las armas salvarán su vida. Es su única oportuidad”, anunció el Kremlin el pasado domingo, luego de que el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, les diera a los últimos combatientes en Mariúpol siete horas para que entregaran sus armas y dejaran atrás la urbe. Pero no sucedió así.

Los militares ucranianos no soltaron la ciudad ubicada al sureste del país, demostrando con ello el compromiso que tienen con su nación a pesar de las adversidades en las que se encuentran.

Denys Shmyhal, primer ministro de Ucrania, confirmó a medios internacionales que sus soldados combatirían “hasta el final”, pues la ciudad no había caído todavía.

Al respecto, la doctora Natalia Rivera Ángel, profesora e investigadora del área de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, opina que aunque las acciones de los militares ucranianos han sido “heroicas”, la posibilidad de que Rusia tome Ucrania es aún considerable.

De acuerdo con la docente, es importante tomar en cuenta que mientras la población civil y los soldados ucranianos estén en una situación moral y militarmente diferente a la que se vio al inicio de la guerra, cuando aún contaban con alimentos y medicamentos, los rusos estarán mucho más fuertes.

Además, a diferencia de los ucranianos, los combatientes rusos ubicados en Mariupol están prácticamente cerca de la frontera de su país, abriendo más su posibilidad de recibir los insumos faltantes.

“No quisiera decir que los días están contados, pero de no reorganizarse el apoyo a las tropas ucranianas, puede haber un elemento que no juegue a favor de Ucrania”, asegura la doctora.

A través de un mensaje para medios estadounidenses, el día de ayer David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aseguró que miles de ucranianos en Mariúpol enfrentaban hambre, principalmente debido a que los depósitos de alimentos habían sido destruidos durante la guerra.

“Las familias no tienen comida, ni agua, ni electricidad. Nuestra organización no tiene acceso para llegar a ciudades sitiadas como Mariúpol”, destacó.

En espera de mayor respaldo en Mariúpol

Ante la falta de insumos en Mariúpol, los cuales no han podido ingresar a la ciudad debido a que los rusos tienen sitiada la urbe, se espera que el gobierno de Volodimir Zelenski no actúe solo, sino con el respaldo de la comunidad internacional.

Desde esa perspectiva, más allá de seguir enviando donaciones económicas y aplicar sanciones al presidente Putin, como así lo han hecho los gobiernos de la Unión Europea, Reino Unidos y Estados Unidos, se espera que acuerden una negociación con Rusia.

A través de esa vía diplomática, la comunidad internacional podría pactar con la administración rusa la creación de corredores humanitarios en Mariúpol, con el fin de entregar los insumos necesarios, y sobre todo permitir que los civiles heridos, personas mayores, mujeres y niños, puedan huir de la zona.

“Creo que en lo que se debe enfocar la comunidad internacional es en negociar de alguna manera con Rusia para que acepte los corredores humanitarios, que pare el fuego por unas horas, para que salgan los heridos, niños y mayores. Estas negociaciones deben ser mucho más contundentes”, dice la doctora Rivera Ángel.

De igual manera, el coronel Denis Prokopenko, comandante del Regimiento Azov, en Ucrania, pidió ayer a través de un video en directo, vía redes sociales, que los políticos de todo el mundo organicen un corredor en Mariúpol, permitiéndole a los civiles salir, así como sacar a los soldados muertos para ser enterrados con honores.

“Nadie les cree a los ocupantes, por lo que le pido a los políticos de todo el mundo civilizado que organicen un corredor humanitario, brinden garantías de seguridad para evacuar de inmediato a los civiles, a los heridos, y a los cuerpos de los soldados muertos que deben ser enterrados con honores”, señaló.

De ese modo, se espera que los representantes de la comunidad internacional organicen una pronta reunión con la administración rusa, principalmente para velar por la salud y seguridad de la población.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s