En cinco años, el IMSS rebasó en afiliados al Seguro Popular en Salamanca.

Del 2015 al 2020 se registró un aumento de cerca del 40 por ciento de salmantinos afiliados al IMSS, cuando años atrás el Seguro Popular era el de mayor demanda. Mientras, las clínicas u hospitales privados vieron disminuidos sus servicios, pues quienes no cuentan con seguro prefieren los consultorios de farmacias.

El Seguro Popular fue desaparecido en el 2020 a nivel nacional para ser sustituido por el INSABI (Instituto Nacional de Salud para el Bienestar). Sin embargo, en el estado de Guanajuato el Seguro Popular se mantuvo como un servicio público a cargo de la SSG.

Pues de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2015 la mayor demanda de los salmantinos para su atención se daba en el Seguro Popular. Es decir, en los centros de salud y hospitales de la Secretaría de Salud de Guanajuato(SSG).

Para ese año, eran 105 mil 216 personas las que acudían este servicio, 48 mil 345 hombres y 56 mil 871 mujeres. Mientras que el IMSS fue el segundo servicio demandado con 72 mil 975 afiliados, 36 mil 304 hombres y 36 mil 671 mujeres. Tras el IMSS, estaban quienes se atendían en hospitales, clínicas y consultorios privados, con 29 mil 594 pacientes.

Sin embargo, para el censo poblacional del 2020, se registró un aumento considerable de afiliados al IMSS, superando a las personas atendidas por el Seguro Popular. Según estos datos, en 2020 se atendían en el IMSS 105 mil 782 usuarios, mientras que 73 mil 489 permanecían con atención en el Seguro Popular.

En la misma estadística se observó una reducción de personas que se atendían en hospitales, clínicas y consultorios privados. Esto debido a que en el 2015 eran 29 mil 594 pacientes, pero en el 2020 ya solo eran con menos de 400 personas.

El resto de la población, de acuerdo al INEGI, prefiere otros lugares para atenderse sin especificar en dónde. Después vienen consultorios de farmacias, servicio de Pemex, Defensa Nacional o la Marina, ISSSTE, y hay quienes señalaron que simplemente no se atienden.

Para Roberta Medina, madre de familia que cuenta con servicio del IMSS, prefiere atenderse en consultorios de farmacias cuando se trata de padecimientos menores. Esto para ahorrarse tiempo en hacer filas desde las seis de la mañana para el turno vespertino.

“Si es tos, por ejemplo, calentura, vómito, otro malestar que no sea tan grave, mejor vamos a un consultorio de los similares. Aunque compramos la medicina, pero prefiero hacer ese gasto a estar todo el día en el seguro, y eso si alcanzamos turno, si no esperar a la unifila. Y ya solo que sea algo más grave pues entonces a urgencias, aunque sabemos que es esperar también para que lo atiendan a uno”, dijo.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s