Shanghai no sale de su encierro por el COVID-19: China mantiene confinadas a 26 millones de personas.

El Gobierno de la ciudad amplió a última hora del jueves el confinamiento ya aplicado a los distritos orientales, mientras que las partes occidentales de la ciudad se cerraron, tal como estaba previsto.

Las nuevas directrices oficiales indicaron que muchos habitantes de la ciudad más poblada de China deberán permanecer en casa todo el tiempo que sea necesario para controlar el brote, con instrucciones de no salir de sus casas ni siquiera para tirar la basura o pasear a sus perros.

El transporte público en la mayor parte de la ciudad ha sido suspendido, mientras que los negocios considerados no esenciales, como restaurantes y centros comerciales, también han tenido que cerrar.

El confinamiento, diseñado para detener un brote de la variante ómicron, altamente transmisible, comenzó el lunes y en principio debía durar 10 días en total. Las zonas situadas al este del río Huangpu de Shanghái debían permanecer cerradas durante cinco días, antes de reabrirse mientras los distritos occidentales inician un confinamiento de cinco días.

Sin embargo, el Gobierno de la ciudad dijo que levantaría las restricciones en el este de Shanghái por etapas.

Esto significa que la mayoría de los distritos están ahora bajo un confinamiento que cubre las torres de oficinas del distrito de Lujiazui —el Wall Street chino— y las fábricas, incluyendo la empresa conjunta de Volkswagen con SAIC Motor y la planta del fabricante de automóviles estadounidense Tesla.

El brote de China es pequeño en comparación con los estándares mundiales. Sin embargo, Shanghái, donde se han producido tres de cada cuatro casos asintomáticos en todo el país, se ha convertido en un banco de pruebas para la gestión del COVID por parte del Gobierno nacional: un enfoque de “eliminación dinámica” cuyo objetivo es analizar, rastrear y poner en cuarentena de forma centralizada todos los casos positivos.

Las autoridades declararon el viernes que el recuento diario de infecciones en la ciudad se redujo por segundo día consecutivo: se registraron 4.144 nuevos casos asintomáticos de transmisión local y 358 sintomáticos el jueves, frente a las cifras de 5.298 y 355 del día anterior.

Sin embargo, algunos residentes han expresado su escepticismo sobre el recuento diario, cuestionando la rapidez con la que se registran los casos positivos en el sistema. Shanghái publica una lista diaria de direcciones en las que se han detectado casos, y algunos dijeron que sus complejos residenciales sólo se incluyeron días después de que sus vecinos dieran positivo, o no se incluyeron en absoluto.

Las autoridades de la ciudad de Shanghái no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre el escepticismo en torno al número de casos.

Mientras estén encerrados, los residentes deberán someterse a rondas de pruebas de ácido nucleico (PCR) realizadas por personal sanitario con trajes de protección. Solo están autorizados a salir de sus apartamentos para las pruebas, que se llevarán a cabo dentro o cerca de sus complejos de viviendas, y las autoridades han pedido a los residentes que se pongan en fila con una separación de dos metros de distancia para realizar los test.

Información. Infobae.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s