La vacuna que trajo esperanza a México; hoy se cumple un año de su primera aplicación.

Con la adquisición de 196 millones 324 mil 625 de vacunas contra covid-19 y 88% de la población adulta inmunizada con una o dos dosis, hoy se cumplió un año de la aplicación del primer biológico contra el virus SARS-CoV-2 en México, que inició para los trabajadores del sector público de salud que estuvieron en la primera línea de batalla en el inicio de la emergencia sanitaria. 

Y ante las fiestas decembrinas y la amenaza de la variante ómicron, las dos enfermeras que recibieron las primeras inmunizaciones en el país exhortaron a la ciudadanía a continuar con los protocolos sanitarios y a vacunarse, porque aseguran, la administración del biológico contra el coronavirus “les cambió la vida”.

Inoculación le inyectó seguridad

Como enfermera, María del Rosario Lora López se convirtió en la primera trabajadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en recibir la vacuna contra covid-19, el 24 de diciembre de 2020.

Ahora ya jubilada, la entonces subjefa de enfermería del Hospital General Regional (HGR) No. 2 en El Marqués, Querétaro, señaló a Excélsior que está lista para recibir la tercera dosis de refuerzo, porque el hecho de haber sido inmunizada la ha “salvado” de contagiarse del virus SARS-CoV-2.

“A mí y a mis compañeros nos cambió la vida, porque al trabajar directamente con pacientes contagiados teníamos que seguir aplicando todas las medidas sanitarias y usar el equipo de protección personal durante 8 horas, lo cual era sumamente complicado.

“Pero estar vacunados nos dio esperanza pero, sobre todo, seguridad”, indicó.

Entrevistada vía zoom desde Querétaro, donde radica, María del Rosario señaló que tras ocho meses de haber atendido a personas con coronavirus, uno de los momentos más frustrantes era cuando los pacientes les pedían ver a sus familias.

“Quienes estábamos en el área de covid-19 decidimos prestarles el celular a los pacientes que estaban en condiciones de hablar con su familia. Nadie lo ordenó, nos salió del corazón hacerlo.

“Muchos pacientes nos decían que tenían angustia porque no sabían nada de sus hijos o de otros familiares, entonces los comunicábamos las veces que podíamos hacerlo sin perjudicar su salud”.

María del Rosario Lora López señaló que lleva en su mente las horas “tan duras” que un enfermo de coronavirus vive dentro del hospital, por que, dijo, se debe estar consciente de que en cualquier momento una persona se puede contagiar si no sigue las medidas de higiene.

“Aunque uno lo platique no les cae el veinte. Mientras no sufran en carne propia o con un familiar contagiado de covid-19 mucha gente no entiende.

“De verdad, se ponen muy mal los pacientes. No pueden respirar, no pueden hacer su vida normal. Sabemos de pacientes que se contagiaron, salieron y ahora tienen muchas secuelas, que ya no pueden hacer su vida normal.

“Por eso hay que vacunarse y seguir al pie de la letra todas las medidas sanitarias”, sostuvo la primera enfermera del IMSS en ser vacunada contra el virus SARS-CoV-2.

“La vacuna fue mi regalo de 24 de diciembre”

Cuando se arreglaba en su casa para salir al Hospital General donde la habían citado, María Irene Ramírez Hernández, entonces jefa de Enfermería del Área de Terapia Intensiva del Hospital Rubén Leñero de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, no sabía que sería la primera mexicana en ser vacunada, con una primera dosis, contra covid-19.

En entrevista con Excélsior, la enfermera especialista en la atención del paciente crítico compartió que a un año de distancia de ese 24 de diciembre, no consideró que ya iba a estar inmunizada con una tercera dosis de refuerzo, ya que cumplió 60 años.

Recién jubilada, relató, que aunque sí sabía que iba a ser inmunizada debido a que estaba en contacto directo con pacientes contagiados de coronavirus, para ella fue una sorpresa convertirse en la primera persona vacunada de todo el país, situación que, dijo, “la llenó de una enorme responsabilidad”.

“La vacuna fue un gran regalo del 24 de diciembre. Me cambió la vida en el sentido de entrarle con mayor seguridad a los pacientes y de responsabilizarme de la vacunación de todos mis compañeros que estaban conmigo en este proceso.

“No es fácil de ninguna manera convencer, incluso, a aquellos que no se quieren vacunar. Sí fue una gran tarea enfrentarse a esta situación, pero ya con la vacuna me sentí un poco más segura, pero seguí aplicando todas las medidas de seguridad”, destacó.

Aunque a la fecha María Irene Ramírez no se ha contagiado de coronavirus, señaló que uno de los momentos más difíciles que vivió durante la emergencia sanitaria fue cuando su esposo y sus dos hijos se infectaron del virus SARS-Cov-2, pero la superaron.

Sin embrago, dijo que otros momentos dolorosos que marcaron su vida fueron los pacientes que morían bajo su cuidado.

“La pérdida de vida de los pacientes es lo más difícil y triste, porque aunque uno tenga lo necesario, si el paciente no responde a las terapias y fallece, es terrible.

“No sé si llamarlo fracaso para nosotros como trabajadores de la salud, pero sí implica una enorme pérdida, porque no podíamos perder de vista que, aunque el paciente partía, afuera del hospital lo estaba esperando su familia, a la que ya no pude ver antes de morir”, lamentó Ramírez Hernández.

Por lo anterior, la enfermera especialista pidió a la ciudadanía “no bajar la guardia” ante la pandemia de covid-19, “porque a nadie se le desea estar contagiado y ser internado en un hospital sin saber si volverá a ver a su familia”.

A un año se han adquirido más de 196 millones de biológicos

Con la llegada de 3 mil vacunas de los laboratorios Pfizer-Biontech, el 23 de diciembre de 2020, México se convirtió en el primer país de América Latina que recibió los biológicos y también, una de las 10 primeras naciones en el mundo que iniciaron un Plan Nacional de Vacunación, de acuerdo con datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

A un año y un día de dicho suceso, se han recibido 196 millones 324 mil 625 vacunas para lo cual, el gobierno federal ha invertido mil 626 millones de dólares con un pago que está pendiente por 229 millones de dólares.

Y con 81 millones 904 mil 720 adultos vacunados con una o dos dosis, nuestro país se encuentra en el séptimo lugar a nivel en el número de dosis aplicadas, informó la Secretaría de Salud esta semana.

Cabe señalar que, después de haber concluido las metas en las 5 etapas del Plan Nacional de Vacunación contra covid-19, la estrategia federal se ha ampliado a otros grupos de riesgo.

El 7 de diciembre inició la aplicación de la tercera dosis de refuerzo con el biológico de AstraZeneca para las personas mayores de 60 años.

El pasado 30 de noviembre, los menores de edad —entre 15 a 17 años—, empezaron a vacunarse con Pfizer-Biontech, el único biológico aprobado en nuestro país para aplicarse en esta población.

Y la inmunización para los menores de edad —entre 12 a 17 años— con comorbilidades dio inicio el 25 de octubre.

En 179 embarques que arribaron en 193 vuelos, el país ha recibido 139 millones 333 mil 685 vacunas envasadas de Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Sinovac, Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, CanSino Biologics, Johnson & Johnson y Moderna

Además, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en territorio nacional, el laboratorio Liomont ha envasado 41 millones 389 mil 200 biológicos de AstraZeneca.

Mientras que el laboratorio Drugmex ha envasado 14 millones 24 mil 840 dosis de CanSino Biologics, lo que hace un total de 56 millones 990 mil 940 vacunas envasadas en el país.

Información. Periódico Excélsior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s