Abandono convierte a la estación del ferrocarril de Salamanca en albergue de indigentes.

A 141 años de construida, la estación del ferrocarril de Salamanca, presenta un gran deterioro, esto desde la privatización de éste sector en 1994, y con la disminución de las actividades y con ello de su personal. Hoy es solo un cascajo que sirve de bodega para la empresa privada que opera la línea A que corre de México a Ciudad Juárez y albergue de indigentes que duermen, comen y hacen sus necesidades en las inmediaciones de la construcción.

De acuerdo al registro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), número 110270010143, está catalogada como monumento histórico, pero de nada le ha valido, puesto que al dejar de funcionar fue saqueada, se llevaron todos los equipos que se tenía y otros más fueron vandalizados.

El Sistema de Información Cultural, y en apartado de patrimonio ferrocarrilero, informa que esta construcción integrada por bodega, escape, vías auxiliares, selectivo y muelle de carga se edificó sobre la línea de México a Paso del Norte (hoy Ciudad Juárez), la cual fue construida por medio de la concesión número 17 que el gobierno de la República, por medio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas y a través de la Ley de 8 de septiembre de 1880, otorgó a la antigua Compañía del Ferrocarril Central Mexicano.

Esta autorización comprendía la construcción de las líneas de México a León ligando Querétaro, Celaya, Salamanca, Guanajuato, Irapuato y Silao; de León a Paso del Norte ligando Aguascalientes, Zacatecas y Chihuahua.

En el pasado, de esta estación salía una vía hasta Jaral del Progreso, pasando por Valle de Santiago, conocida como ‘La Burrita’ la cual, además de mover las toneladas de grano que se cultivaban en la zona, transportaba pasajeros. Sin embargo, dejó de operar con la privatización y en ese caso hasta vías del tren quitaron, solo quedaron las estaciones de ferrocarril de Valle y Jaral.

De la Estación del Ferrocarril de Salamanca original solo queda la construcción principal, las viejas puertas de madera son prueba del paso del tiempo, adentro es una maltrecha bodega de quienes actualmente operan el sistema ferroviario.

Hoy en este lugar hay una mujer contratada para el mantener limpia la zona de espera y el área de lo que antes funcionó como oficina de venta de boletos y hoy es una especie de oficina, pero poco puede hacer en el exterior que está ocupado por indigentes que dormitan, comen y hacen sus necesidades en las inmediaciones de la estación ferroviaria.

Vecinos no quieren a indigentes

Algunos vecinos de la zona coincidieron en la necesidad de que se rescate la estación del ferrocarril, por todo lo histórico que representa, pero en tanto: “se debieran de retirar a los indigentes del lugar; tienen todo sucio, además de que son un riesgo para la gente que pasa por el lugar, para los que viven por la zona”, explicó una persona.

Pedro Ramírez Conejo, Director de Gestión Financiera del municipio, dijo que esta estación del ferrocarril sigue siendo parte de los activos de la empresa.

“Por ello vemos complicado que se libere, pero el municipio está interesado en un proyecto de rescate, de conservación, porque es un inmueble catalogado y emblemático de la ciudad. Hay interés de Ferromex para que se lleve a cabo la dignificación del espacio y tiene viabilidad, solo falta determinar el uso porque sigue siendo un activo productivo de la empresa; además está dentro de las vías del ferrocarril, está dentro del área concesionada de ferromex, se ve complicado que pudieran tener acceso para visitas. El municipio en todo caso tiene interés de que se conserve por ser un edificio catalogado y se busca que se cuide el patrimonio histórico”, señaló.

En Celaya la restauraron

El pasado 6 de mayo del 2020 un vagón del ferrocarril se descarriló sobre el muro norte de la antigua estación del tren, causando daños en la estructura, los cuales empeoraron al tratar de retirar el vagón ya que fue arrastrado dañando una mayor superficie.

La empresa concesionaria Ferromex, se hizo cargo de la reparación de la estación para lo cual el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) debió aprobar el proyecto de restauración y por motivo de la pandemia se retrasó el inicio de los trabajos.

Asimismo, se reinstaló del muro dañado, reintegración de columnas, mampostería, sistemas de sujeción de láminas y ventanas.

Además, se han consolidado y reinstalado ventanas originales de madera, se inyectaron las grietas en columnas, muros y arcos de tabique, además de engrapó la fractura del muro de piedra.

Dicho inmueble, que data de 1890, es catalogado como patrimonio inmaterial debido a sus más de 100 años de antigüedad, motivo por el cual se respetó la arquitectura original conformada por cimentación de piedra, con 17 pilastras, muros de tabique de 40 centímetros y techo de láminas de dos caídas.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s