Tras las lluvias, más de 70 familias de Salamanca pierden todo “de un momento a otro”.

“No nos dio tiempo de nada, cuando acordamos ya teníamos el agua a la cintura, perdimos nuestras cosas”, señala entre lágrimas Irma Banda, una de las más de 70 familias afectadas por la fuerte lluvia provocada por el fenómeno conocido como “culebra” que azotó al menos cuatro comunidades del municipio.

Viviendas, sembradíos anegados, animales muertos, caminos dañados y hasta unos juegos mecánicos tuvieron pérdida total debido a la cantidad de agua que cayó la madrugada de este primero de octubre.

Las comunidades de Barrón, Oteros, Cerro Gordo y Mirandas, fueron algunas de las afectadas por este fenómeno, cerca de las dos de la mañana los habitantes señalan que escucharon un “estruendo” y comenzaron a caer grandes cantidades de agua ocasionando que de inmediato el nivel subiera hasta alcanzar más de un metro.

José Vargas, delegado de esta comunidad señaló que al menos medio centenar de viviendas sufrieron daños y pérdida de sus pertenencias, además de la muerte de algunos de sus animales como borregas y cerdos, “ahorita ya bajo el nivel en las casas, pero el daño ahí está, todo fue muy rápido y no tuvimos tiempo de salvar las cosas, se murieron los animales y ahora estamos viendo cómo nos van a ayudar”.

Mientras tanto el campo deportivo en donde se instalaron unos juegos mecánicos debido a que en días pasados se celebró la fiesta patronal, todavía se encontraba anegado al igual que la escuela primaria y telesecundaria.

Mientras tanto en la comunidad de Oteros el canal que cruza la comunidad se desbordó llegando a las viviendas cercanas, así como sembradíos, además de la caída de la barda de la escuela primaria.

“Tenemos miedo porque cada vez llega más agua y no hay quien venga a decirnos qué hacer, algunos ya pusimos costales, pero así como viene el agua ni eso nos va a servir”, señalaron.

Las afectaciones son temporales, es agua que va de paso asegura Protección a Civil

De acuerdo con el titular de Protección a Civil, Candelario Cú Gutiérrez, 10 casas habitación de la comunidad de Mirandas resultaron afectadas, pero fue temporal porque es agua que va de paso.

En el caso de El Pitayo, son filtraciones que se tienen, pero se han afectado las viviendas, en Oteros desde el jueves se colocó costalera porque se estaba filtrando agua del dren Oteros hacia las casas, por ello se puso una barrera de protección.

Referente al río Lerma, dijo que en menos de 12 horas se incrementó al doble de su altura, alcanzar 5 metros, casi el 90 por ciento de su capacidad, “es de paso, no se ha presentado ninguna filtración hasta este momento”.

Este incremento se originó debido al agua que vienen por el río Laja desde Querétaro y Celaya.

A su vez por los desfogues de la presa de Solís, por ello en menos de 12 horas se incrementó el nivel al 90 por ciento.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s