Territorio liberado de las concesiones mineras.

Casi 5 millones de hectáreas que estaban en manos de empresarios y concesionarios de mineras han quedado liberadas durante el actual Gobierno de la auto-denominada Cuarta Transformación, una superficie similar a la que tienen entidades federativas como Campeche o Quintana Roo.

La Secretaría de Economía federal reportaba en el año 2018, último de la administración que encabezó Enrique Peña Nieto, una superficie concesionada para la actividad minera que ascendía a 21 millones 856 mil 735.19 hectáreas; ahora, en el 2021, los registros de la dependencia indican que el área minera se redujo a 16 millones 871 mil 324.5719 hectáreas.

La especialista Sol Pérez Jiménez, doctora en Geografía Ambiental por la UNAM, e investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, advierte que aunque la superficie recuperada es significativa, todo indica que se trata de tierras ociosas, por lo que su liberación no redundará en una reducción de los impactos socio-ambientales de la minería en el país.

“Buen porcentaje de estas concesiones están precisamente en áreas naturales protegidas, o regiones desérticas con déficit hídrico, etc, entonces esa es una cuestión importante: aunque hayan disminuido siguen afectando territorios estratégicos, en pueblos indígenas por ejemplo. (…)

“Es un avance que no esté la mitad del país concesionado, pero sinceramente tampoco es para festejar porque no es cierto que esto disminuye la actividad minera, eso es muy importante que quede claro”, Sol Pérez Jiménez Doctora en Geografía Ambiental por la UNAM, e investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

“Las minas existentes más grandes como Cananea, por ejemplo, se sigue expandiendo, sigue habiendo autorizaciones de cambio de uso de suelo forestal para expansión de minería, sigue habiendo concesiones de agua subterránea, siguen habiendo más impactos de la minería en las comunidades locales; el tema de los conflictos mineros, todos estos impactos que están reportados siguen aumentando (…) igual el tema de los asesinatos a defensores ambientales y las repercusiones de violencia y criminalización”.

El origen de la liberación de tierras mineras

De acuerdo con la especialista, la liberalización de todas esas tierras se debe a que se esperaba un endurecimiento del Gobierno federal sobre los concesionarios que tuvieran superficies ociosas o sin ningún provecho.

“La cuestión es entender que precisamente en la nueva administración hubo esta declaración de que no se iban a permitir las concesiones mineras inactivas, entonces esto significa que había concesiones muy, muy grandes y las empresas pues no había forma de registrar que todas estuvieran pagando los derechos correspondientes.

La liberalización de todas estas tierras se debe al endurecimiento del Gobierno federal sobre los concesionarios que tuvieran superficies ociosas o que no se estuvieran aprovechando.

“La estrategia económica del sector minero fue precisamente disminuir el tamaño o desistir de estas prácticamente 5 millones de hectáreas que, en realidad, no estaban utilizando para no pagar este excedente, eso es lo que se observa, por eso hubo una disminución tan importante en el total de hectáreas concesionadas a nivel nacional, pero pues se quedan con las concesiones de mayor nivel económico, las que sí están más avanzados los estudios de exploración etc., y eso explica este fenómeno, pero pues decir que aunque disminuyó, siguen aumentando los proyectos”.

El 29 de marzo de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la reducción de las superficies concesionadas se debe a que se comenzó a hacer un cobro más efectivo de los impuestos.

“Ya hemos hablado de que nuestro territorio tiene 200 millones de hectáreas y concesionaron en el periodo neoliberal 120 millones para la explotación minera. (…) Así como ahora ya están devolviendo las concesiones porque no quieren pagar los impuestos, porque antes mantenían las concesiones porque les condonaban los impuestos; y como ahora ya no se permite eso, están devolviendo las concesiones. Esperemos que se recupere la superficie que se entregó durante el periodo neoliberal para las mineras”.

Los cobros por las concesiones mineras van de 8.04 pesos a 175.90 pesos por hectárea, se toma en cuenta los años que se ha tenido la concesión y el pago es semestral, según el Artículo 263 de la Ley Federal De Derechos (la reducción del área concesionada, por tanto, debió implicar una baja en la captación de derechos).

Los cobros por las concesiones mineras van de 8.04 pesos a 175.90 pesos por hectárea, se toma en cuenta los años que se ha tenido la concesión y el pago es semestral.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s