Los pueblos mágicos reciben el impulso de las apps de viajes y estancias.

A la hora de viajar, las plataformas de renta de las denominadas Estancias de Corto Plazo (ECP), como Airbnb, Vrbo, Booking, TripAdvisor, han ganado popularidad entre los mexicanos; de hecho, se estima que este año contribuyan con 95,806 millones de pesos (mdp) al sector turístico, a la par de impulsar destinos como los pueblos mágicos.

En una encuesta realizada por The Competitive Intelligence Unit (The CIU) se encontró que, en su último viaje, 22.3% de los viajeros reservó su alojamiento vía páginas web o apps.

Asimismo, en el último año aumentó la preferencia por las ECP, ya que 18.1% eligió hospedarse en departamentos, casas completas o alojamientos únicos disponibles a través de estos medios digitales, mientras que previo a la pandemia era de 14.9%.

De los 95,806 millones de pesos que se generarán este año según las previsiones, 16,691 mdp irán a bares y restaurantes, 12,477 mdp a transporte, 9,823 mdp a compras generales, 10,118 mdp a entretenimiento y 4,687 mdp a otros rubros.

“Esta oferta es un modelo mucho más abierto que se ajusta a las necesidades de los viajeros, ofrece oportunidades mucho más asequibles que se ajusten a su presupuesto y esto no solamente tiene beneficios sobre las preferencias de consumo, sino también, por la vía creación de mercado, tienen la oportunidad de reactivar el turismo en diferentes sitios y comunidades en los que se encuentran”, explicó Radames Camargo, analista y coordinador de Comunicación de The CIU en conferencia de prensa.

Durante la pandemia de Covid-19, los turistas nacionales, quienes representan 7 de cada 10 de los viajeros en el país, han preferido en 56.3% de las veces visitar pueblos mágicos o ciudades pequeñas, 53.6%, las playas populares; 14.1%, las grandes ciudades y 5.5% prefirió los parques naturales.

“No sustituye ni desplaza, es un fenómeno de creación de oferta. Lo que nos dieron a conocer los encuestados es que la decisión tiene un driver económico pero más bien referido a la optimización del gasto; lo que salía de los resultados es que si viaja una familia de 5 o 6 tendrían que rentar tres habitación, pero si van a un pueblo mágico pueden rentar un departamento donde conviven todos ellos y hay una fuerte economía que les favorece“, explicó Ernesto Piedras, director general de The CIU.

Ante esta tendencia positiva en cuanto a las reservaciones por media de apps de estancias, 92 de los 132 pueblos mágicos cuentan con estancias de corto plazo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales han permitido la diversificación de alternativas para el viajero.

Entre los factores más relevantes que llevan a los viajeros a optar por las estancias de corto plazo se encuentran ahorrar dinero (54.1%), su ubicación conveniente (35.1%), comodidad (29.7%), por estar fuera del área turística (18.9%), para compartir un espacio para la familia (18.9%), por la seguridad en el pago (13.5%), para vivir una experiencia local (10.8%) y por la facilidad de reservar (2.7%).

“Lo que significa una diversificación de la oferta, en economía decimos: si hay demanda es que hay oferta y viceversa. Nos llama la atención que los estados con menor visita turística tradicional como Colima, Yucatán Morelos y Tabasco son los en los que más está teniendo huella la oferta de las estancias de corto plazo“, añadió Piedras.

De acuerdo con el análisis de The CIU, el promedio de tarifa por noche en una habitación de estancias de corto plazo va de los 995 a 1,661 pesos, 40% más bajo en comparación con los hoteles, los cuales ofrecen servicios adicionales al alojamiento.

“¿Por qué estamos distinguiendo a las estancias de corto plazo? Es por las experiencias enriquecidas, básicamente los viajeros encuentran un valor agregado en donde los anfitriones funcionan como un punto de encuentro entre el viajero y la comunidad que está visitando, no se queda sólo en el hospedaje sino en toda la experiencia de poder vivir, habitar y consumir como un local”, añadió Paulina Castañeda, analista de The CIU.

Un 25% de los anfitriones de las estancias de corto plazo emplea trabajadores y en el pago de sus salarios se va el 22.7% de los ingresos, un total de 976.5 mdp.

De acuerdo con el Inegi, estas estancias generarán 31,563 puestos de trabajos, 15.8% del empleo total dedicado a los servicios de alojamiento, lo que evidencia un crecimiento de 302.2% en los últimos 20 años.

Información. Forbes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s