El asesinato de tres marineros chinos en Corea del Norte amenaza con fisurar la relación entre Beijing y Pyongyang.

En julio pasado, soldados del régimen norcoreano asesinaron a la tripulación de un barco pesquero chino que entró ilegalmente en aguas norcoreanas por un tifón. Las autoridades de Corea del Norte y China iniciaron investigaciones al respecto, y temen que el incidente pueda provocar fisuras en la relación bilateral.

Según una fuente del diario Daily NK en China, un barco pesquero chino que partió del puerto de Zhuanghe, en la provincia de Liaoning, se dirigió a las aguas de la provincia de Pyongan del Norte a fines de julio para capturar cangrejos.

Se trataba de una lancha a motor que los pescadores chinos suelen utilizar en aguas de la costa occidental de Corea del Norte para evitar ser detectados por las patrullas norcoreanas.

Cuando la embarcación llegó a aguas norcoreanas, el tifón In-Fa comenzó a avanzar hacia el norte por el este de China, y dio lugar a fuertes vientos en la zona de Liaoning y las provincias de Pyongan del Norte y del Sur. Previo a que el barco comenzara a pescar, el viento lo condujo hasta una isla del condado de Cholsan, en Pyongan del Norte.

La tripulación de la embarcación desembarcó en territorio norcoreano, pero en un principio las patrullas no la detectaron en el mar ni emitieron una advertencia para que abandonara la zona.

Sin embargo, soldados norcoreanos descubrieron a los chinos en el momento en que desembarcaron en la isla y, poco después, los mataron.

La fuente del Daily NK aseguró que la unidad militar emitió la orden de matar antes de informar a sus superiores de la situación y de recibir indicaciones sobre qué hacer.

En agosto del año pasado, el Ministerio de Seguridad Social norcoreano emitió una orden en la que se pedía a las tropas que dispararan sin previo aviso contra cualquier persona que entrara en una zona de amortiguación que se extendía de uno a dos kilómetros desde la “línea de bloqueo fronterizo” de Corea del Norte, según Daily NK.

Mientras que el dictador Kim Jong Un expresó su pesar luego de que las fuerzas norcoreanas mataran a un funcionario surcoreano en las aguas cercanas a Soyeonpyeongdo en septiembre del año pasado, el comandante de la formación y el capitán del barco de la Octava Flotilla del Mar Occidental -la unidad directamente implicada en el incidente- recibieron elogios militares.

Se cree que los soldados norcoreanos implicados en este último incidente con los marineros chinos hayan matado a los extranjeros con la ilusión de recibir condecoraciones similares.

Luego de enterarse del incidente, las autoridades chinas iniciaron su propia investigación. Al parecer, lo acontecido llevó al régimen de Xi Jinping a retrasar hasta septiembre la concesión de permisos a los barcos pesqueros chinos para faenar en aguas del Mar del Oeste.

Según Daily NK, es posible que Corea del Norte y China hayan llegado a algún tipo de acuerdo o compromiso para evitar que se repitan incidentes similares.

Además, dado que ambos están cada vez más unidos por sendos conflictos con Estados Unidos, se cree que Pyongyang y Beijing guarden silencio sobre el incidente para preservar la amistad bilateral.

Información. Infaboe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s