Buscando a su hijo, Alma unió a familias de desaparecidos en Salamanca.

Alma Lilia Martínez busca a su hijo Daryl, quien fue privado de su libertad el 1 de mayo del 2018 cuando atendía su negocio de carnes asadas en el municipio de Villagrán. Desde ese momento Alma se propuso encontrarlo; se integró a dos colectivos antes de conformar ‘Salmantinos Unidos Buscando desaparecidos’, que hoy suma a 40 familias que buscan a sus desaparecidos, 30 hombres y 10 mujeres que nunca regresaron a sus hogares.

Previo al Día Internacional de las víctimas de desapariciones forzadas, Alma Lilia informó que celebraran una misa en el santuario diocesano del Señor del Hospital a las 5 de la tarde, del lunes 30, con la intención de recordar a cada uno de los desaparecidos, “los que estamos buscando y no cederemos hasta encontrarlos”.

Con la fuerza y energía que le da la esperanza de encontrar los restos de su hijo, Alma Lilia encabeza uno de los colectivos más fuertes, que incluso la semana pasada concluyó una serie de búsquedas en sitios, pero no lograron encontrar nada.

“Primero porque las lluvias no lo permitieron, la tierra está mojada y es más difícil; pero además ingresamos a territorios difíciles, nos pusieron poncha llantas, no recibimos el apoyo que esperábamos del personal de la Fiscalía porque solo nos apresuraban y no querían buscar donde les dijimos”.

En las búsquedas de la semana pasada dijo que se sintieron frustrados por no recibir auténtico apoyo de autoridades de la Fiscalía, por lo que retomarán estos trabajos una vez se seque un poco la tierra.

No buscan venganzas ni razones, solo a sus seres queridos

Alma aseguró entender que tienen miedo, pero señaló que ellos lo único que buscan es a sus desaparecidos, “ya lo hemos dicho siempre, no queremos saber quiénes o por qué fueron; lo único que buscamos es tener sus restos para darles una sepultura digna, de lo demás se encargará la justicia en la tierra y la divina, a nosotros no nos toca”, precisó.

Contó que del caso de su hijo no ha sabido nada, hombres encapuchados llegaron armados a su negocio de comida en Villagrán, identificándose como policías judiciales, desde entonces no se supo nada de él.

Reiteró además que el colectivo tiene como única finalidad la búsqueda de los seres queridos y no pedir dinero.

“Este colectivo nació el 26 de noviembre del 2020, y desde ese día nuestros desaparecidos comenzaron a tener voz, y nos damos cuenta de lo que está pasando no solo en Salamanca, sino en el país; por ejemplo se estima que solo en este municipio, en lo que va del año han desaparecido unas 100 personas y solo cuatro integran este colectivo y muchas ni siquiera tienen carpeta de investigación, porque a la fecha, por temor, por miedo o por no saber qué hacer, sus familiares no los han denunciado”

La señora Alma Lilia asegura que quiere encontrar a su hijo y a través de éste colectivo es la única manera de ayudar y ayudarse a localizarlo: “tenemos que hacer que éste colectivo tenga sentido y seguiremos trabajando en ello”, concluyó.

Finalmente invitó a los salmantinos para que asistan a la misa para de esta manera conmemorar el Día Internacional de las víctimas de desapariciones forzadas.

Puede más el amor que el miedo

El pasado 25 de abril, la activista Alma Lilia Martínez explicó que su colectivo busca primero en vida, en colaboración con otros colectivos.

Dijo que las personas localizadas con vida se pierden porque algunos abusaron de estupefacientes y ellos ya no sabían ni quiénes eran, mientras que otros tomaban algún medicamento, al perderse dejaron de consumirlo y eso los desorientó.

Por ello continúan su búsqueda luchando por dar con las personas, ya sea en vida o sus restos mortales.

El pasado 6 de agosto, informó que ese día iniciarían la primera búsqueda individual en uno de tres puntos, en lo que se presume que pueden encontrar restos humanos.

“Sí tenemos miedo, pero es más el amor y el deseo de encontrar a nuestros familiares para cerrar ese ciclo que no nos permite recobrar nuestra vida. En mi caso, quiero encontrar a mi hijo y si está sin vida llevarlo donde está mi mamá, mi hermano”.

Los trabajos se realizaron en un predio en las inmediaciones de las colonias que se ubican cerca de la carretera federal Salamanca- Valle de Santiago, en donde se informó se encontraron algunos restos.

La zona era peligrosa, pero su necesidad de encontrar a las 37 personas que buscaban entonces era mayor. Hasta ahora los trabajos continúan, todo por dar un cierre a las familias que fueron destruidas en un instante.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s