Hermosillo casi se queda sin agua.

La intensa sequía, aunado al mal manejo del agua tanto por las autoridades como por la población, ponen en riesgo el suministro del recurso hídrico en Hermosillo.

El alcalde de la capital sonorense, Fermín González Gaxiola, reconoció que por los bajos niveles de la presa El Novillo la ciudad podría quedarse sin 30 por ciento del suministro en al menos 20 días, ya que desde ahí se sustrae el líquido.

Advirtió que en el momento en que dejen de recibir el recurso a través de esta fuente, se tendrían que implementar los tandeos en el municipio.

Actualmente, se estima que la población de Hermosillo ronda los 936 mil 263 habitantes, los cuales reciben agua de al menos 87 pozos del Acueducto Independencia, procedente de El Novillo y de la presa Abelardo L. Rodríguez que está al cero por ciento de su capacidad.

Héctor Seldner Lizárraga señaló que la sequía ha provocado la disminución en los niveles del recurso hídrico en algunos pozos de la ciudad y en el almacenaje en la presa El Novillo, al grado de que si no se registran lluvias en los siguientes 15 días habrá un problema de suministro en Hermosillo.

El exmiembro de la Junta de Gobierno de Agua de Hermosillo e integrante de la mesa de trabajo del agua de la organización civil Hermosillo ¿Cómo vamos?, expuso que el organismo municipal no está preparado para enfrentar una crisis en el abastecimiento del líquido.

Coincidió en que, si las presas no reciben precipitaciones copiosas en dos semanas, se tendría que pensar en la implementación de diversas estrategias en la capital sonorense, como los tandeos, en los que se cortaba el suministro de agua por horas en las colonias.

“El organismo no está preparado para ese tipo de crisis, hay una baja muy seria en las presas y en el agua subterránea que nos podría llevar, si no llueve pronto, a tener tandeos como en 2005. La situación del organismo es pobre y limitada”, reiteró.

Además de las deficiencias en la institución, manifestó que el consumo promedio por habitante es muy alto para una zona desértica, ya que oscila entre los 350 y 400 litros diarios.

“Es un desierto. El agua es un recurso necesario y que se utiliza. Se debe de manejar de otra manera, si no cada día habrá más problemas recurrentes e intensos, sin contar los efectos a largo plazo”, expresó.

De implementarse los tandeos nuevamente, Seldner Lizárraga agregó que esto impactaría hasta en el nivel económico de la ciudad, ya que durante 2005 diversas empresas que tenían la intención de instalarse en Hermosillo optaron por irse a otro lugar.

Una alternativa para establecer un mejor manejo del recurso hídrico y solventar los problemas de abastecimiento es cambiar la manera de trabajar del organismo operador del agua, detalló, como extender el periodo de los directivos.

Explicó que se ha vuelto difícil concretar estrategias o planeaciones debido a que las administraciones duran tres años, pero en ocasiones los directivos son cambiados cada año y no se establecen las acciones.

“Es una situación muy triste, deberíamos tener en el organismo un proyecto de cómo serán los siguientes 20 años de la ciudad en este asunto”, resaltó.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s