Israel sigue bombardeando Gaza; se registran al menos 119 muertos.

Israel continúa este viernes sus bombardeos y disparos de artillería sobre Gaza, en plena escalada militar con los islamistas de Hamás en el poder en la Franja, donde murieron más de cien personas, a medida que la violencia, que ya ha causado en total más de 120 muertos desde el lunes, en su mayoría palestinos, se extiende por Cisjordania y ciudades israelíes.

El ejército israelí anunció que intensificó los bombardeos “para infligir graves daños a los túneles” que permiten a combatientes y dirigentes de Hamás –que ha disparado centenares de cohetes contra Israel– circular y atravesar la Franja de Gaza sin ser detectados por las cámaras israelíes, o incluso atravesar al otro lado de la frontera.

Los bombardeos proseguían este viernes y la aviación atacó a una “brigada terrorista” que se disponía a lanzar cohetes hacia Israel, según el ejército.

Desde el lunes, cuando se inició este nuevo ciclo de violencia, 119 palestinos, entre ellos 31 niños, han muerto en la Franja de Gaza, y 830 han resultado heridos, según un último balance del ministerio de Salud.

En Israel, donde el escudo antimisiles Cúpula de Hierro ha interceptado cerca del 90% de los 1.800 cohetes lanzados esta semana desde Gaza, el balance pasó a nueve muertos y centenares de heridos.

Ante estos disparos de artillería de los tanques israelíes concentrados a lo largo de la frontera con el enclave, centenares de gazatíes abandonaron sus casas, según relatan testigos.

“Una película de terror”

“Esos bombardeos han sido demenciales, como en los videojuegos. Era una verdadera película de terror”, dijo a la AFP Muhamad Najib, de 16 años, un habitante de Gaza para quien “jamás podrá haber” paz con Israel.

En total, el ejército israelí dice haber bombardeado 150 objetivos, mientras los cohetes de Hamás eran disparados hacia ciudades israelíes del sur, como Sderot, Ascalón y Beersheva, en el desierto del Néguev.

En Gaza, decenas de casas fueron destruidas durante la noche, especialmente en el norte del este pequeño territorio, constataron periodistas de la AFP.

En el ámbito diplomático el Consejo de Seguridad de la ONU tiene prevista una reunión el domingo para debatir sobre esta crisis. El secretario general Antonio Guterres ha exhortado a “un cese de las hostilidades”.

Debido a los riesgos que generan los combates, varias compañías aéreas. entre ellas KLM, British Airways, Virgin, Lufthansa e Iberia anularon sus vuelos a Israel.

El ejército desplegó el jueves carros y otros vehículos blindados a lo largo de la espesa barrera que separa Israel del enclave palestino, de donde el ejército israelí se retiró unilateralmente en 2005.

Poco después de medianoche, el portavoz militar afirmó que soldados israelíes habían ingresado en territorio de Gaza, antes de desmentir la afirmación alegando un “problema de comunicación interno”.

En este tenso contexto, desde el vecino Líbano el jueves por la noche se dispararon tres cohetes contra Israel, pero cayeron en el Mediterráneo, según el ejército. Según una fuente militar libanesa, los proyectiles salieron de un sector cercano a un campo de refugiados palestinos.

El nuevo conflicto estalló tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en “solidaridad” con los más de 700 palestinos heridos en los disturbios con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Los disturbios en la explanada, tercer lugar santo del islam, fueron la culminación de fuertes tensiones y enfrentamientos en Jerusalén Este, debido, sobre todo, a la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos judíos en un barrio de la Ciudad Santa.

Segundo y Tercer Frente

Este viernes la violencia también llegó a Cisjordania, donde el ejército israelí mató al menos a dos palestinos en este territorio ocupado. Además, según fuentes palestinas hay más de cien heridos.

Al conflicto con Hamás, también se suma la escalada entre árabes y judíos en varias ciudades mixtas de Israel, un nivel de violencia que no se veía desde hace décadas, según la policía israelí.

Cerca de mil miembros de la policía de fronteras han sido convocados para reforzar las ciudades, escenario de disturbios intercomunitarios desde el martes. Más de 400 personas, judías y árabes, han sido detenidas en los últimos tres días.

El jueves por la noche, un hombre abrió fuego con un arma semiautomática contra un grupo de judíos, hiriendo a una persona en Lod, cerca de Tel Aviv, según un testigo y la policía, que informó durante la noche de una sinagoga que fue incendiada y 43 personas detenidas.

Grupos de extrema derecha israelíes se enfrentaron en las ciudades a las fuerzas de seguridad y los árabes israelíes, los descendientes de los palestinos que permanecieron en sus tierras tras la creación de Israel en 1948.

“No toleraremos la anarquía” advirtió el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, y aseguró el jueves que el despliegue de soldados en esas ciudades era una “opción”.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s