Cambio de ruta para repartir las vacunas a todo el País.

El reparto de las vacunas se podría hacer con base en mayor justicia social y llegar a todos los rincones de México si se aprovecha la logística de empresas mexicanas dedicadas al transporte.

El sector empresarial tiene una propuesta para utilizar la experiencia en el reparto de refrescos, helados y otros productos que se pueden dirigir a cualquier parte del país y prácticamente cualquier punto de México en menos de 24 horas.

“Nosotros a nivel iniciativa privada nos hemos dado cuenta de que somos unos campeones de la logística en el país, que podemos llegar a cualquier rincón en máximo 24 horas. ¿Y qué requiere el Gobierno? Absolutamente nada. Requiere hacer asociaciones público-privadas en donde se utilice la red de cadena fría tenemos muchas empresas privadas que cuentan con una red de transporte frío y también tenemos empresas que se dedican a dar servicio de clase mundial hipercompetitivas, que tienen una red de cadena fría y de cadena congelada que te puede recorrer el país de punta a punta en pocas horas”, explica José Ambe, director general de Logística de México (LDM).

La experiencia en logística para llevar refrescos o paletas heladas por todo el país puede ser utilizada para llevar la vacuna, asegura el director de LDM.

La estrategia propuesta fue realizada con big data, se denomina fair-share y está orientada en llevar la vacuna a cada rincón del país partiendo desde 762 puntos urbanos importantes.

Rutas lecheras para repartir vacunas

Así como en cualquier rincón del país se puede conseguir un refresco o una paleta de alguna marca, es viable que exista un reparto por estas “venas” ya exploradas del territorio nacional a través de un camión grande que vaya dejando el biológico en centros poblacionales hasta cubrir con la vacunación.

“Nosotros nos dedicamos al sector logístico y de la cadena de suministro desde hace alrededor de 20 años. Muy enfocados en la distribución en el sector farmacéutico en todo lo que tiene que ver con comercio internacional, y hemos tenido la oportunidad de trabajar con más de 700 organizaciones, tanto del sector privado como del público”, afirma el especialista José Ambe.

Considera que la velocidad en la entrega de la vacuna es un factor crucial para el desarrollo de este plan que está planteado para concluir la vacunación de mayores de 19 años en mayo de 2022.

“El nombre del juego en la estrategia de vacunación se llama velocidad. Entre más rápido logremos o lográramos vacunar al 100 por ciento de la población calificable para estas vacunas, pues más rápido podríamos salir de la pandemia y por ende de la crisis económica que nos ha azotado desde hace ya un año”, explica.

El sector privado no busca el lucro con este apoyo al sector público, sino que el país pueda volver a una normalidad en la que se recupere la movilización y la actividad económica, explica Ambe.

“De ahí la razón de diseñar la estrategia que le llamamos fair share, qué está muy enfocada en la logística, muy enfocada en la cadena de suministro y tiene el principal objetivo de acelerar, de poder realmente utilizar la logística, de utilizar una cadena de suministro moderna y de clase mundial para terminar con esta pesadilla lo más rápido posible”, explica.

Mientras que en el siglo pasado y en las décadas pasadas todo tenía que ver con control de calidad, con manufactura, con marketing. Esas eran las tendencias en los últimos años, y sobre todo con la pandemia nos hemos dado cuenta cada vez más de la importancia de una adecuada logística en una cadena de suministro, José Ambe Director general de Logística de México (LDM).

Seguridad, un factor

José Ambe menciona que la logística de una cadena de suministro competitiva es el principal diferenciador de una organización competitiva y de una que no lo es. Las cadenas de suministro tienen que tomar en cuenta factores como la seguridad, de ahí la importancia de que se trabaje en común acuerdo con el sector público.

“Hicimos un análisis (en American Chamber) en el que nos dimos cuenta de que el kilómetro recorrido nuestro país país es 25 por ciento más caro que es kilómetro recorrido en Estados Unidos, me refiero por un transporte de carga. Un 80% de ese costo adicional es debido a la delincuencia. Desafortunadamente también nos hemos vuelto expertos en cuidar a nuestros transportes”, expresa.

Definitivamente la delincuencia organizada estará atrás del biológico, por ello se requiere presencia militar o de seguridad privada.

“Si nos alíamos con asociaciones público-privadas, que el término y las iniciativas existen de manera constitucional en nuestro país, si nos alíamos, si trabajamos juntos, si aprovechamos todo lo que el Gobierno tiene de expertís y aprovechamos todo lo que la iniciativa privada en logística y la infraestructura que tenemos como país. Hemos madurado en los últimos años. Nos puede ir mucho mejor”, sentencia.

El director general de LDM afirma que se le hará llegar la propuesta al Gobierno federal. El experto considera que las maniobras para el traslado de las vacunas -contrario a lo que sucede hoy- tiene que ser medible.

“Hay una máxima de los negocios y en logística que dice que lo que no se mide no se mejora, contra que no estamos midiendo bien cuál es nuestra meta, cuál es el ritmo en el que debemos de ir en la vacunación, cuál es el ritmo de abastecimiento, cómo yo puedo a estas 762 ubicaciones —si se implementan— poder medir si están llegando las vacunas, si está llegando el personal, si el ritmo de vacunación está siendo adecuado y si los clientes, los ciudadanos, están llegando en tiempo y forma a vacunarse. Lo que no se mide no se controla, y lo que no se mide no se mejora. Es indispensable también tener una estrategia más adecuada en cuanto a la medición de indicadores de desempeño”, afirma el especialista.

Una ventaja que ofrece la vacuna para su traslado es su dimensión, ya que en poco espacio es posible trasladar un buen número. La idea de las “rutas lecheras” funcionaría con camiones muy grandes que se desplacen y vayan repartiendo el biológico en otros transportes más pequeños para su aplicación en núcleos urbanos denominados cabeceras, que no son necesariamente cabeceras municipales.

“En el tamaño de la vacuna, logísticamente hablando las dimensiones físicas de los productos juegan un papel importante. En un metro cúbico de almacenaje caben varios cientos, por no decir miles, de vacunas. Todo lo que movemos en logística lo movemos a nivel metro cúbico”, explica.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s