Comienza la batalla por la elección en Alemania.

Alemania está lista para las próximas contiendas electorales, luego del destape de los tres candidatos que intentarán relevar a la actual canciller, Angela Merkel.

Por parte del partido de Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), estará compitiendo Armin Laschet, un político centrista que llegó a ser seleccionado tras meses de pelear el lugar contra Markus Söder, presidente de la Unión Social Cristiana (CSU), uno de los grupos que está actualmente en el poder.

“Armin Laschet será el candidato de la Unión. La CDU se reunió ayer (lunes) y lo decidió. Lo aceptamos y lo respeto”, declaró Söder.

Mientras que Scholz fue elegido como candidato a la cancillería desde agosto de 2020, Baerbock y Laschet fueron seleccionados esta semana

Por otra parte, Annalena Baerbock será la representante de Alianza 90/Los Verdes, un grupo que tiene como primer y principal objetivo defender al medio ambiente a través de una lucha contra el cambio climático.

Asimismo, para el próximo 26 de septiembre, día en el que se lleven a cabo las elecciones, estará compitiendo Olaf Scholz, actual ministro de Finanzas, en representación del Partido Socialdemócrata (SPD).

Scholz ha sido el contendiente que más suerte le ha deseado a sus contrincantes conforme se han ido destapando, y del que primero se dio a conocer su postulación a la cancillería. La noticia fue dada a conocer desde agosto pasado.

Ahora, a cinco meses de que comience la jornada electoral, las tres opciones políticas tienen un objetivo en común: llegar a convencer a los alemanes de que pueden ganarse la popularidad que Merkel ha obtenido en los últimos 16 años.

Así lo ha admitido el propio Laschet, al asegurar que “hay mucha gente a la que ante todo le gusta Angela Merkel y sólo después de esto viene la CDU”.

De acuerdo con datos de Morning Consult, al pasado 13 de abril la canciller alemana contaba con una aprobación del 50 por ciento, convirtiéndola en uno de los líderes europeos más populares, seguida del primer ministro italiano Mario Draghi.

Marta Ochman, internacionalista e investigadora del Tecnológico de Monterrey, comparte al respecto que entre los partidos que participan en la contienda, sin duda, los que más podrían tener oportunidad de llegar a la victoria sería la coalición CDU/ CSU y Alianza 90/Los Verdes.

La situación está bastante interesante, incluso para los dos candidatos llena de emoción, porque esta alianza de CDU/CSU evidentemente aspira a mantenerse como la coalición más votada, Internacionalista e investigadora del Tec de Monterrey.

Sin embargo, Los Verdes también han destacado últimamente debido a que se han alejado de su perfil radical y han optado por seguir la línea de la negociación, de una apertura al diálogo con los sectores económicos y automotriz.

“En realidad, los dos tienen una posibilidad de ganar. Depende también un poco de cómo va a ser manejado el tema de la pandemia”, agrega Ochman, recordando el último escándalo de la actual coalición en el poder, al comercializar con el tema de la crisis sanitaria.

Para la profesora, en dado caso de que la alianza CDU/CSU vuelva a protagonizar un escándalo en medio de esta pandemia, la facilidad de comunicación y negociación que tiene su líder, Armin Laschet, no serviría de mucho.

En ese sentido, Los Verdes podrían tomar ventaja y rebasar en las encuestas, tomando en cuenta que la mayoría de sus electores son la generación más joven, un sector que puede estar más presente en las votaciones en línea.

Sus desafíos en Alemania

Al llegar a la cancillería alemana, el partido o coalición que logre posicionarse tendrá por delante diferentes desafíos a solucionar, además de la crisis sanitaria.

La profesora Marta Ochman opina ante esto que entre esos retos aparece la recuperación económica y el papel de Alemania ante el creciente proteccionismo por parte de los principales factores socioeconómicos, como China y Estados Unidos.

Además, el nuevo canciller deberá posicionar su relación con Rusia, al ser este Estado uno de los más señalados y que más represalias ha recibido por parte de países europeos.

“También está la cuestión entre la transición hacia la economía de emisiones cero, un compromiso que quien llegue al poder tal vez tendrá que formar coalición con Los Verdes, u otros partidos, e intentar cumplirlo, porque recordemos que los alemanes están cada vez más a favor de que la economía sea descarbonizada”, asegura.

El futuro de Merkel

Al anunciar su retiro a la presidencia de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en 2018, al cual fue electa en el 2000, Angela Merkel dio sus primeros pasos para alejarse del escenario político.

Sin embargo, ante este planteamiento, la internacionalista Marta Ochman considera que, aunque la canciller podría tomar esa vía y dejar de intervenir en el mundo político, también es probable que no lo haga y siga siendo parte de la política europea.

“A lo mejor, después de unos meses de descanso sí a va buscar seguir activa políticamente. Creo que es la política europea la que le ofrece muchas posibilidades. (Merkel) es muy respetada, es una política muy proeuropea que ha construido méritos por su capacidad de negociar (…) Para ella la presidencia de la Unión Europea evidentemente es una de las opciones”, asegura Ochman.

Información. Infobae.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s